domingo, 31 de mayo de 2009

Caracas: detrás del escenario

El conversatorio de intelectuales de derecha realizado en Caracas, en el que ha brillado Mario Vargas Llosa y ha asomado su silueta de polemista hirsuto y huidizo el señor Hugo Chávez, ha sido auspiciado por el Cato Institute. Eso lo explica todo.
El Cato Institute es una organización privada de la que emana una de las corrientes más reaccionarias de la derecha “académica” estadounidense.
Cuando digo derecha “académica” hablo de ese espejismo que pretende mostrar como científico lo que es ideológico y como próximo a la filosofía lo que es vulgar propaganda ultraconservadora.
En la construcción de esas fortalezas de cartón ha estado, desde el año 2000 por lo menos, el novelista Mario Vargas Llosa, considerado uno de los más aguerridos voceros del Cato Institute.
Como una escisión universitaria del abortado Partido Libertario, el Cato se fundó en 1977 en San Francisco. Su creador fue Edward Crane, quien contó con el apoyo financiero del conglomerado petroquímico Koch Industries.
Al principio fue una de esas tantas oenegés dedicadas a predicar la libertad sexual, los derechos de los homosexuales o la legalización de la marihuana.
Poco a poco, sin embargo, el Cato Institute fue perfilándose como un abastecedor disciplinado y constante de ideas para montar aquello que, en la época de Ronald Reagan, se llamaría “la revolución conservadora”.
De lo que se trataba, en el fondo, era de barrer con el New Deal de los años de Roosevelt. Y si para ello había que convertir el egoísmo en credo, la avaricia en motor social y la falta de compasión en una espantosa pero imprescindible necesidad, Cato Institute se puso manos a la obra.
Esta entidad fue clave en darle coartadas “liberales” al reaganismo más duro pregonando la privatización del sistema pensionario, la asistencia social y médica y la enseñanza. Logró bastante con Reagan y muchísimo con George W. Bush.
La “desregulación” fue la palabra clave que el Cato Institute soltó a los cuatro vientos. Dado que su casi anarquismo de derechas no era aceptable, la “desregulación” era bastante mejor que el Estado arbitral de Roosevelt.
Por eso es que hoy muchísimos estadounidenses enterados culpan al Cato Institute de haber colaborado decisivamente en la creación de esa economía plagada por el hampa bancaria y corporativa.
José Piñera, el fascista ex ministro de Trabajo de Pinochet, es una de las luminarias del Cato Institute. Autor de la privatización del régimen de pensiones en el Chile acuartelado de los 80, Piñera publicó recientemente, gracias a la imprenta del Cato, un libro delirantemente inmundo: “Una casa dividida: Cómo la violencia política destruyó la democracia en Chile”.
En el portal electrónico del Cato, entre los libros recomendados por la institución, se puede leer lo siguiente: “José Piñera, por fin, demuestra convincentemente que la remoción de Allende fue el resultado del rechazo de las instituciones chilenas a sus reiteradas violaciones a los procedimientos legales y a sus esfuerzos por instalar en Chile un sistema totalitario”.
Cato Institute llama “remoción de Allende” al bombardeo de La Moneda, la masacre de la democracia, la desaparición de más de tres mil chilenos y la instauración de ese fascismo que impuso, por el terror, el “régimen liberal” que Cato Institute dice defender.
En efecto, Milton Friedman, visitador y asesor de Pinochet, fue parte estelar del Cato Institute. Tan estelar, que el premio bianual del Cato Institute “a quien haya defendido la libertad” se llama, precisamente, “Premio Milton Friedman”.
Ese premio lo obtuvo en el año 2008 un venezolano de 24 años, autor de ningún libro, llamado Yon Goicochea. Su mérito fue llamar a la insurrección popular en contra del gobierno de Hugo Chávez y fundar la organización “Resistencia Estudiantil Venezolana”. El “programa” político de Yon Goicochea tiene dos vistosos pronunciamientos: el derrocamiento de Chávez y la legalización de la marihuana.
No es difícil deducir, entonces, que Cato Institute está decidido a librar una batalla abierta en contra del chavismo. Y es fácil suponer cuánto habrán disfrutado sus mentores con la torpe retención de hora y media de los Vargas Llosa en Maiquetía y la más torpe desconvocatoria de la polémica que ya había sido tácitamente aceptada. Y es que a Chávez lo aconsejan su propia estupidez y algunos estúpidos adjuntos.
Chávez, sin quererlo, ha trabajado para el Cato Institute, al que sirven tan amablemente los Vargas Llosa.
Ahora el Cato Institute, que estaba acribillado por las críticas dado su papel en los desmanes republicanos del periodo Bush junior, podrá inflar el pecho y obtener quizá bastante más de los veinte millones de dólares anuales que recibe de personas y corporaciones en los Estados Unidos.
Entre esos donantes están Philip Morris y Exxon-Mobil. Por pura coincidencia, Cato Institute está en contra de las leyes antitabaco y niega que el calentamiento global se haya producido por causa del hombre. Gale Norton, próxima al Cato, fue directora del Medio Ambiente de Bush hijo e ideóloga de la resistencia al Protocolo de Kyoto.
Desde 1998 está en el Consejo de Administración del Cato Institute el señor Rupert Murdoch, zar de la Fox y de una vasta cadena periodística dedicada a enaltecer a Cheney, defender a Rumsfeld y predicar el liberalismo salvaje como solución.
Entre los libros que Cato recomienda para llevarse a la cama a leer están, aparte del de Piñera, uno titulado “El poder y el delirio”, escrito por Enrique Krauze, presente en el foro de Caracas. El libro intenta ser una lapidación “liberal” de Hugo Chávez.
Otro libro que Cato encomia es “La transformación económica de Chile”, del ex ministro de Economía de Pinochet, Hernán Buchi. Y no podemos dejar de mencionar en este libro de lecturas inexorables (según Cato) uno que don Mario Vargas Llosa, de puro modesto, no ha publicitado.
Su título es “Elogio a un liberal: Homenaje a Revel”. Sus autores son José María Aznar y Mario Vargas Llosa. Sí, así: Aznar primero y Vargas Llosa después. Me dispongo a comprarlo de inmediato.

15 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Cuál es el escozor de César Hildebrandt con el foro que acaba de concluir en Caracas? Gana muy poco en criticar tanto. Por no decir que pierde. Se llega a pensar en la envidia como una de las razones que lo llevan a obsesionarse tanto con el tema.

Uno sabe que la idolatría a Chávez es propia de muchos mentecatos a lo largo y ancho de la América Latina, y también que la obsesión con Vargas Llosa es personal de Hildebrandt, pero llega al paroxismo que venga a criticar en otros un mal que el padece: ¿Por que se va tan lejos, a Chile? ¿Por que no va al espejo de su baño que sin duda queda más cerca y contempla el rostro de un entusiasta de Velasco Alvarado?

Quizás los peruanos puedan ser seducidos por la sazón de la pluma de César Hildebrandt, pero en Venezuela a esta especie la conocemos. Una especie que en Venezuela tiene como elementos más representativos a José Vicente Rangel o a Francisco Arias Cárdenas; que se presentan como "rosados", con un discurso antisistema, pero cuando la ocasión se presenta, se quitan la careta.

Y aunque en sus columnas de un diario (en el cual Humala tiene ascendencia) haya marcado distancia respecto a Chávez, su proceder lo delata. Por ejemplo, en la referencia que hizo en este artículo respecto a Yon Goicoechea. Las "vistosas propuestas", como el las llama, son de fuentes gubernamentales, y, si Hildebrandt se dedica a escribir tan profusamente sobre Venezuela, debe saber cuan podrido está el sistema de información oficial del Estado por el chavismo.

Lo cierto es que Goicoechea ha dicho exactamente lo contrario de lo que lo ha acusado Hildebrandt:

http://www.noticias24.com/actualidad/noticia/6123/no-estamos-tratando-de-derrocar-a-chavez/

Por supuesto, hay opiniones. Los chavistas creen que Goicoechea sí esta tratando de derrocar a Chávez, y no sólo el: Los medios de comunicación, la Iglesia, los Empresarios y hasta yo mismo con esta opinión debo de estar conspirando contra Chávez, de acuerdo a la óptica paranóica de los chavistas. El detalle aqui es que si Hildebrandt hace pasar una apreciación suya como un hecho, estamos mal. Y si coincide esta apreciación con la del chavismo en Venezuela, pues... al menos debe llamar a la reflexión sobre si este caballero realmente está de acuerdo con todo lo que escribe o si, por el contrario sigue siendo el convenenciero que yo creo que es.

Humano 666 dijo...

Mi consuelo es que todo esto va a caer, el liberalismo a ultranza, la irresponsabilidad contra el medio ambiente, los pozos de petroleo en la selva y en el mar, los derrames de mercurio en la sierra, los desechos industriales, el carbón y la destrucción de áreas de cultivo por más cemento y "prosperidad", es más, el mismo universo algún día se acabará, pero mientras tanto tratemos de ser felices, de ser más modestos y discretos en las ambiciones personales. La felicidad propia y la del prójimo debería ser la real meta y no el dinero y la "joda" sin fronteras y sin reparos.

Anónimo dijo...

Guido, dice.
Es bueno repetir siempre lo que el gran genio Aleman dijo.
solo estoy seguro de que el cosmos y la estupidez humana son infinitos.
Albert Einsten.
Esto, porque los jinetes del apocalipsis,no desisten de sus planes de destruir el planeta tierra, estos que en su infinita estupidez, no creen que el calentamiento global sea cierto, estos que la unica ecuacion que saben es la del PBI al infinito, para llenarse los bolsillos aun sabiendo que toda la fortuna que ya tinen amasada no la podrian gastar ni en cinco vidas juntas vividas una tras otra, estos angeles del demonio para quienes el hambre y la miseria de sus semejantes les afecta menos que un raspon en la lata de sus coches de ultimo modelo. se agrupan en el club Bildelberg, compran y pagan mercenarios de la filosofia, de las letras y las artes, los cerebros de genios y cientificos para el unico fin que persiguen, acumular riqueza, no son mas de mil pero son los dueños del planeta, estan en la cuspide de la piramide social, deciden quien gobierna en cualquier parte del mundo,nos metieron en esta gran crisis mundial por puro egoismo y avaricia ahora como siempre los platos rotos las pagaremos los desposeidos, los miles de millones que apenas tienen sus pulmones y sus brazos para ganarse el pan de cada dia, eso es lo que representan en cualquier parte del globo gusano como Vargas LLosa,Piñeira en Chile, Uribe en Colombia, Aznar en España, los neocon y toda su banda en EEUU.
asi podriamos hacer una lista en cada pais de este mundo, y como sumo pontifice porsupuesto no podria faltar el iluminado del Vaticano el que dialoga con cristo y les perdona los pecados a estos crapulas, la banda de pederastas del vaticano la curia romana,para estos el brabucon Chavez aun no es un peligro real, el dia que lo sea se lo cargaran de algun modo.

Anónimo dijo...

Decir q el instituto Cato en USA es la base ideologica del actual partido Republicano, equivale a decir que el partido Libertad, conformadoen la época de la pretendida nacionalizaciòn de la Banca privada por Alan Garcia y que liderò exitosamente nuestro admirado MVLL, lo era para el PPC.
Nunca he escuchado tanta ignorancia de un periodista que se dice bien enterado. (quien sabe escriba muy ràpido y esonolepermite reflexionar)

gerardo cailloma dijo...

Grueso favor le ha hecho MVLL a AGP cuando las cosas están quemando aquí, o mejor dicho, enfriándose. Y los medios, grandes conductores (direccionadores) de las ideas del momento distraen a la gente por conocer la génesis de las desgracias que aquejan de manera directa a nuestra nación. Esperemos que el agorero MVLL dé una explicación a nuestros problemas internos (en este caso, de salud que tiene muchas implicancias)para que, cual gurú, nos dé una suerte de receta que cumpla esa panacea que nos crearon con cosas como las AFP, la economía libre de mercado (de paso, ¿cómo van a eliminar la palabra subprime del vocabulario inglés?) y otras avituallas al respecto. Por favor, que se apure, quizá así salvemos a cientos de niños que están muriendo en la sierra....Aunque quizá ya los estén viendo (a dichos niños) como subprimes, quizá.

Anónimo dijo...

Y dar a entender que MVLL ers el cirviente util del instituto de marras, equivale a decir que Hildebrandt es el tonto util o la rabona de Chavez o el pariente ideològico de Humala.

Anónimo dijo...

Y dar a entender que MVLL es el sirviente util del instituto de marras, equivale a decir que Hildebrandt es el tonto util o la rabona de Chavez o el pariente ideològico de Humala.

woodyb dijo...

No es necesario comprar el libro pues está disponible en internet, al menos en europa, y de paso salvamos uno que otro árbol amazónico...
http://documentos.fundacionfaes.info/document_file/filename/1315/ELOGIO-A-UN-LIBERAL.pdf

Anónimo dijo...

Excelente dato. Gracias woodyb

Anónimo dijo...

Parece que en América Latina todo se da bajo la forma de caricatura. En el contexto internacional, solamente dos intelectuales liberales han logrado cierta audiencia: Mario Vargas Llosa y Enrique Krauze; pero aun así, Vargas Llosa es más que nada un novelista del tercer mundo y Krauze un historiador mexicano sin más mérito que el sentido común. Todos los demás, son simples caricaturas, graciosos personajes que se expresan con un verbo altisonante que en realidad no es sino la repetición chicha de lo que se dijo hace décadas en Inglaterra y los Estados Unidos. Quiero decir que si alguien quiere de veras aprender en torno al tema del liberalismo, es mejor acudir a sus fuentes serias y no perder el tiempo leyendo a Alvarito a las decenas de siervos que se agencian los favores de Krauze en México. Quiero decir que Vargas Llosa no es más que un vulgarizador de Isaiah Berlin, que Krauze no es ni la mitad de Michael Ignatieff, que ningún liberal latinoamericano tiene el porte ni la presencia intelectual de Leon Wieseltier. Pero al margen de esto, tanto los liberales de peso como sus caricaturas latinoamericanas, enfermas de lustrabotismo, han tenido un año verdaderamente trágico, y si algo de voz y prepotencia les queda, es porque en el mundo todavía surgen burros pintorescos como Chavez. Año trágico porque todos ellos han tenido que ajustar cuentas con el gobierno de Bush, que por una necesidad de reajuste, ha pasado de angel a demonio, de líder pragmático a imbécil. Y ahora todos dicen que se equivocaron al apoyar la guerra en Irak, aunque Ignatieff dijera públicamente, hace más de 5 años, que era necesario sacrificar las libertades individuales en nombre de la seguridad nacional, que se hallaba bajo la amenaza de Saddam. Entonces Krauze hubiera lavado los calzones de Bush y se hubiera tomado el agua; pero ahora es insolente con el árbol que le dio cobijo: en buen mexicano, pinche desagradecido. De todos ellos, Vargas Llosa fue el más sorprendente. Los remito a un artículo relativamente reciente sobre el Irak de hoy en día. Para Vargas Llosa, el general Petreaus es un héroe, la democracia se viene cimentando en Irak, a pesar del costo humano, y el ambiente general, si bien no es perfecto, es prometedor en comparación con la era Hussein. Vargas Llosa debe ser uno de los contadísimos intelectuales que defienden esta posición, lo cual no significa necesariamente que vaya en contra de la corriente, sino todo lo contrario. No quiere admitir sus errores del pasado. Aznar es todavía el salvador de España. La Thatcher es aun un símbolo del progreso. Bush será un imbécil, pero tal los del Cato Institute tengan razón y el tiempo lo reivindique como un gran presidente de poco nivel intelectual pero agudo pragmatismo y gran sentido común. Por estas sencillas razones, el artículo de Cesar es incluso generoso. Se ahorra los adjetivos en que Vargas Llosa, seguidor del lenguaje de la pasión, nos educa en su "Piedra de toque".

Patricio Lynch Solo de Saldivar dijo...

ABURRE ESTE SEÑOR GILDERAT LAMEBOTAS DE CHAVEZ!!!

SE NOTA QUE HUGOLIN CHAVEZ LE ENVIA DINERO A EL JEFE DE GILDEBRANDT ...AL SEÑOR MARTIN BELAUNDE, PERO PARECE QUE SOLO SE LO FARREAN CON GILDENRANDT!!!
YA QUE AUN LES DEBEN DOS MESES DE SUELDOS A SU PERSONALLL

POBRE CHATO SE LLENA SIEMPRE LA BOCA CON BASURA PARA DEFENDER A SUS MAFIOSOS AMIGOS...Y PARA ELLO TIENE QUE HABLAR DEL REINO DE CHILE...EL UNICO PAIS DECENTE QUE NO ENGENDRA ENANOS RESENTIDOS OSCIALES...VENDIDOS A CHAVEZ...

POBRE CHATO ESTA ENFERMO...DE ODIO A CHILE!!! POBRE ENFERMO!!!

Anónimo dijo...

Bueno, Michael Ignatieff deberìa ser, si el ex peòn de Bush en esta parte de Norteamérica continua con sus necedades conservadoras, como parece lo harà, en no mucho tiempo, el pròximo Primer Ministro Liberal de Canada.

Anónimo dijo...

Patricio, saludos de tu marido Huguito

Anónimo dijo...

Hildebrandt no es más que un personajillo farandulero que tiene sus adeptos y que darían la vida él si sus necedades histriónicas los incluyeran en sus libretos. Hildebrandt es un conocido y polémico periodista peruano, que trabaja en el Perú pero que fuera de nuestras fronteras, es un opinante más, muchas veces anónimo e otras tantas, hasta intrascendente. Si bien es cierto es un tipo con opiniones marcadas, es inflexible cuando de polemizar se trata. Intolerante e irreverente con los que le confrontan. Con ideas y valores, muchas veces, no son siempre claros.
Vargas Llosa, es un inteligente y brillante escritor peruano. Conocido y reconocido en el mundo entero (muchas de sus novelas, sino todas, son recomendadas, como parte de la formación profesional u obligatoria en las universidades más importantes del mundo entero). MVLL es un personaje que se codea con interlocutores de la Literatura, las artes, el saber y la política mundiales. Cada día de su fructífera y exitosa vida.
Alguien cuyas opiniones políticas personales son tomadas en cuenta y que, no por ello dejan de ser polémicas. Alguien que cree en la Verdad, la Libertad y la Democracia como valores supremos. Alguien que cree que el mundo está en permanente cambio y que sigue un proceso evolutivo y, aunque muchas veces parta decepcionado, alguien que cree que el Perú también puede ser parte de ello. MVLL es aquel que, desde antes que escribiera su primer ensayo o libro, no transmite sus propias ideas, ilusiones y sueños, que, junto con las de muchos otros tantos pensadores que de su misma catadura moral, pasan por el mismo proceso. Mario Vargas Llosa es un tipo sencillo y humilde de espíritu. Honesto y consecuente con sus pensamientos e ideas. Alguien que esta forrado de millones de dólares que no le quitan el sueño ni le empujan la nariz al cielo. Alguien que ama profundamente al Perú, al que lleva siempre, envuelto entre sus escritos, en sus viajes, imaginarios o ciertos. Alguien desprendido y que siempre está dispuesto a ayudar Alguien que, por supuesto también, recibe elogios, halagos, odios y premios. Alguien que tiene una pasión profunda, que es escribir. Alguien muy querido en este país y detrás de todas las fronteras. Alguien que, quizá, sea uno de los mejores, más cultos y brillantes personajes reales del pensamiento político latinoamericano. He ahí la importancia de su presencia en Caracas, la semana pasada.

Hernán dijo...

Creo que todos los intelectuales peruanos le deben tener un poquito de envidia a Vargas Llosa por la fama que ha alcanzado.
Y cómo no alcanzar fama cuando se es un propagandista irrisorio del poder establecido, cuando se es un quebrado ideológicamente que renunció a su ideología para convertirse en un propagandista acérrimo del liberalismo que no comprende la realidad de América latina y nos llama idiotas a todos.
Por favor, elitistas asquerosos, tengan un poco de dignidad y dejen de insultar al señor Hildebrandt por decir la verdad. Él todavía ha tenido de deferencia de llamarlos intelectuales sin ponerlo entre comillas.

El Instituto Cato es una organización monstruosa, llena de intelectualoides que fabrican falacias en defensa del capitalismo, pero aún así tiene muy pocos adeptos en las sociedades más avanzadas de Latinoamérica porque aquí el que quiere ser capitalista, ladrón y explotador lo hace sin justificarse, sin intentar parecer bueno. Pero donde la prédica del Cato tiene más enganche es en los países más desiguales y elitistas de América, como con Chile, Perú, Colombia, los países bananeros de Centroamérica, donde el poder de la intelectualidad lo manejan unos pocos plutócratas. Chile no es ejemplo para nadie, es un país desigual, elitista, hipócrita, que no han condenado a los responsables de la dictadura genocida pero se atreven a presentarse a sí mismos como sociedad “muy cívica y respetuosa”, todo es caro, nadie puede estudiar: vengan a ver cuántos chilenos hay parasitando el sistema educativo de Argentina porque en Chile no pueden pagar los estudios, pero todavía les da la cara para decir que su sistema educativo elitista es “de excelencia”.

¿Cual odio a Chile? Odio a lo que representa, a su sociedad hipócrita y elitista, a como lo utilizan con fines propagandísticos. A cualquier persona decente le indigna que el Intituto Cato, vargas Llosa y toda esa cohorte de sofistas justificadores del sistema injusto anden por ahí propagandizando los "logros" de Pinochet (¿Cuales logros? ¿lograr una sociedad más injusta? ¿lograr hambrear al pueblo de Chile por 17 años? ¿lograr el establecimiento de una plutocracia y de un poder militar inamovibles? ¿lograr una sociedad hipócrita que dice "respetar las leyes y la democracia" pero que defienden los crímenes de lesahumanidad y el empobrecimiento del pueblo chileno?).

No se deje insultar por estos monos bananeros elitistas, señor Hildebrandt, usted siga denunciando y diciendo la verdad que tanto necesitamos.