miércoles, 9 de diciembre de 2009

Modelos suicidas

Ruslana Korshunova tenía 20 años y una carrera exitosa de top model cuando una noche de junio del 2008 decidió lanzarse desde el noveno piso del edificio Walter Street, en el distrito financiero de Nueva York.
Nacida en Kazajistán y descubierta por la agencia de modelos IMG, la misma donde se hicieran famosas Heidi Klum y Kate Moss, había sido portada de revistas como “Elle” y “Vogue” y maniquí de firmas como Marc Jacobs y Christian Dior.
Era bella hasta la exageración, tenía un novio que la quería y el mundo parecía recibirla siempre entre sonrisas.
Sin embargo había escrito en una red social rusa: “Me siento sola, ¿podré alguna vez encontrarme?”.
Una amiga le dijo a la policía neoyorquina que Ruslana estaba harta “y que sólo quería salirse del mundo del modelaje”.
Poco antes de morir a voluntad, Ruslana había puesto en la red esta frase: “duele como si alguien me quitara una parte de mí y la destrozara”.
Tuvo reverberancias siniestras esa frase: su cuerpo, destrozado por la caída, fue exhibido por el programa de Geraldo Rivera, uno de los reyes de la televisión basura de los Estados Unidos.
Podría hasta decirse que si Ruslana eligió la muerte fue porque gentes como Geraldo Rivera parecen encarnar tan briosamente “los valores de la vida”.
Hace dos semanas apenas, esta vez en París, una muchacha que parecía tenerlo todo y que también andaba por los 20 años fue encontrada colgando de una viga de su lujoso departamento.
Se llamaba Daul Kim, era hija del vicepresidente de Samsung, había modelado para Chanel y Dries Van Noten, y pertenecía a la muy exclusiva agencia Next. Había nacido en Seúl, se había educado en Londres y París y tenía la belleza delicada de un bibelot tatuado en marfil.
Daul Kim sí que no anunció nada en público. Ni habló con sus amigas ni se confesó en la red. Fue caminando hacia la muerte con la misma gracia desmañada que la convirtió en la estrella de la semana de la moda parisina en el 2007.
¿Qué la hastió tan prematuramente? ¿Qué náuseas la minaron? ¿Qué pudo amargarla tan definitivamente? ¿Qué pudo pasar en ella y en Ruslana?
Jean Améry, seudónimo del escritor austriaco Hans Mayer, escribió algunas de las páginas más inteligentes sobre el suicidio.
En “Levantar la mano sobre uno mismo” Améry afirma que la muerte voluntaria “es mucho más que un puro acto de autoaniquilamiento... Es un largo proceso de inclinarse hacia abajo, de acercamiento a la tierra, una suma de muchas humillaciones que no pueden ser asumidas por la dignidad y la humanidad del suicidario...es una progresión hacia un camino que quizás ya estaba trazado desde el principio...”.
Para este escritor, de madre católica y padre judío, internado por los nazis en Auschwitz, el suicidio es el gesto extremo de la libertad, “un absurdo éxtasis de libertad... Llegados a este punto, la revelación de que la mentira lo era todo nos ilumina como un relámpago...”.
Améry sabía mucho de este tema maldito y proscrito de toda sana conversación. Él mismo terminó matándose en 1978.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

como para tragar saliva de tanta angustia que lleva al suicidio no?

Mauricio dijo...

Me gusta como escribes, felicitaciones

Lola Apple dijo...

Es una pena lo que ocurrió con Ruslana Korshunova y Daul Kim. Respecto a al árticulo, Daul escribía en el blog http://iliketoforkmyself.blogspot.com/, donde contaba lo cansada que estaba de trabajar en el mundo de la pasarelas. Su último post lo título "Say hi to forever", donde colocó el video de la canción "I Go Deep" de Jim Rivers y escribió "best track forever". Días despues se encontro el cuerpo inerte de la modelo. El resto Ud. ya lo explicó en el texto.

Anónimo dijo...

Algunos de esos vacios que te da la vida , un existir sin de tener todo y no sentir nada, de porque estoy en este mundo, me imagino que es lo que esas chicas sintieron, un vacio no de compañia sino del alma, de querer encontrarse y no saber donde. De saber porque estan en este mundo. Muchas veces tener mucho es tener nada.

Ana dijo...

Daul estaba deprimida y se sentia muy sola, como Lola Apple dijo, todo eso lo escribia en su blog. Daul no se educo en Europa, se educo en Singapur, pero dejo en colegio a los 15 y a los 17 se mudo a Europa por su trabajo de modelo.
Es una lastima que alguien asi se haya quitado la vida.. por las cosas que escribia se notaba que era una persona inteligente. Que pena que nadie se dio cuenta por lo que estaba pasando. Ella solo queria ser feliz, ojala que lo sea dondequiera que ahora este.
Que en paz descansen Daul, Ruslana y todas las personas que han tomado ese tragico final.
El suicido nunca deberia ser una opcion.