sábado, 19 de diciembre de 2009

Carta de Iwo Jima

Ayer apareció en la primera página del diario más importante del Perú una extrañísima carta.
Se refería irónicamente a Luis Alva Castro y criticaba a los congresistas que lo habían avalado luego de su delictivo gesto de financiar, con dinero del Congreso, un espectáculo criollo.
Pero eso no era lo extrañísimo. Lo extrañísimo era que estaba firmada por un inverosímil japonés –o descendiente de japoneses- de nombre Tsura Tukuro. Sí, no es un error de imprenta: Tsura Tukuro.
Más extraño aún era que el a todas luces inventado remitente aparecía sin documento de identidad adjunto –siendo que la norma de “El Comercio” es no publicar cartas sin la identidad del remitente comprobada-.
No había ni pasaporte ni carnet de extranjería ni DNI que diese fe de la existencia del amenazante Tsura Tukuro.
Todo era surrealista. Un japonés fantasmal con nombre de grosería anal aparecía en “El Comercio” en primera plana. Era algo desternillantemente histórico.
La notoria provocación estaba dirigida a intentar ridiculizar al director de “El Comercio”, que ha tenido el mérito de mantener una higiénica distancia respecto de algunos accionistas con agenda de constructores piratas y, por otra parte, de no ceder ante el empuje del fujimorismo cancerígeno que le reclama, a cada rato y a través de cartas y columnas de sus tropas mediáticas, “neutralidad e imparcialidad”.
Escoger al fantasiosamente infame Tsura Tukuro ya es un mensaje en sí: un patronímico procaz y japonés infiltrado temerariamente en la primera de “El Comercio”. Parece una ocurrencia perversa de algún Raffo, de alguna Keiko, de algún Saravá. Y hasta de alguna Cuculiza igualmente sonora.
A Paco Miró Quesada se la tienen jurada algunos lobistas próximos a la década del Doc y Fujimori: desde los amigos de Alan que ganan licitaciones chequera en mano hasta las sobras periodísticas que tuvo que botar por asuntos de salud pública. Eso en el interior del periódico.
En el exterior, la derecha más egoísta (o “agoísta”) lo mira mal porque, para sorpresa de muchos, Paco no se ha sumado al coro del Opus Dei, a los villancicos de la Confiep y a los desmanes del “grupo 5” de los Schutz de todas las calañas.
De Paco se puede decir que es distraído como un filósofo, apacible como un consomé sin presa, y a veces doctoral como un catedrático de San Marcos, pero nadie puede decir de él, sin faltar a la verdad, que es indecente. Indecentes fueron algunos tipejos que Alejandro Miró Quesada Cisneros equipó y mantuvo a lo largo de sus años de mando.
Indecente es lo que ha ocurrido con el irreal señor Tsura Tukuro.
Y si Paco quiere demostrar que sigue siendo el director de “El Comercio” tendrá que barrer con quienes, desde adentro, conspiraron para batir esta nueva marca mundial de pintoresquismo.
El editor de cierre, los correctores, el director de informaciones, ¿son idiotas o cumplen designios para el 2011?
El fujimorismo tiene su prensa escrita rabiosa, su radio con repetidoras y su televisión rastrera. Ahora quiere seguir avanzando. Una cota a vencer, un monte Suribachi a reconquistar, es “El Comercio”. El señor Tsura Tukuro ha efectuado el primer intento.
Si Paco Miró Quesada tolera esta cochinada, el siguiente paso de este drama de Iwo Jima festejado en la Diroes podrá ser una carta firmada por un tal Tirodije Kojuro. A veces, Paco, hay que enfrentar a la bestia.

4 comentarios:

Tsura Tukuro. dijo...

Pero Enano

Acaso Hugo Chavez no te deposito tu sueldo?

Mejor deja de degradarte algun dia.

Tsura Tukuro.

cecilia dijo...

El Mito del Pluralismo de los Medios:
La imagen de las condiciones de vida de USA q se hacen circular por todo el mundo es la de opcion personal ejercida en un entorno de diversidad cultural e informativa. Esta idea también se haya interna en la estructura mental de la mayoría de los norteamericanos, tornándolos particularmente susceptibles a la manipulacion a gran escala. Lo cierto es q exceptuando un sector reducido y exigente q sabe lo q busca, la mayoría de los norteamericanos están inconscientemente prisioneros de lo q equivale a una trampa de informacion sin alternativas. En los medios apenas existe diversidad de opiniones sobre noticias extranjeras o nacionales lo q explica la naturaleza monopolista de la industria de las comunicaciones.

cecilia dijo...

Los Fuchimoristas son unos egocentricos , y se creen listos cuando perdonan como "antes" perdonabamos las mujeres a los hombres.....
Y los Alanistas tambien....
Como sigan asi , las mujeres arrivaran al poder y los hombres a limpiar....

Manipuladores de Cerebros
H. Schiller

El Mito del Pluralismo de los Medios
" La imagen de las condiciones de vida de USA q se hacen circular por todo el mundo es la de opcion personal ejercida en un entorno de diversidad cultural e informativa. Esta idea también se haya interna en la estructura mental de la mayoría de los norteamericanos, tornándolos particularmente susceptibles a la manipulacion a gran escala. Lo cierto es q exceptuando un sector reducido y exigente q sabe lo q busca, la mayoría de los norteamericanos están inconscientemente prisioneros de lo q equivale a una trampa de informacion sin alternativas. En los medios apenas existe diversidad de opiniones sobre noticias extranjeras o nacionales lo q explica la naturaleza monopolista de la industria de las comunicaciones.

Luis Enrique Alvizuri dijo...

1. Y para que vean cómo la prensa crea opiniones, percepciones e imágenes que no corresponden con la realidad los invito a ver en mi blog http://luisenriquealvizuri.blogspot.com/ una selección hecha sobre los resultados del reciente Latinobarómetro (encuesta internacional e imparcial que refleja la percepción sobre sí mismos que tienen los pueblos de Latinoamérica) donde he hecho una comparación entre lo que pensamos los peruanos y los venezolanos.

2. La idea era comprobar qué tan cierta es esa creencia que aquí vivimos en el mejor de los mundos y que allá la gente es poco más que esclava, sometida, muerta de hambre y sin dignidad.

3. Los resultados son más que soprendentes, puesto que, mientras que nosotros tenemos una percepción de nuestra realidad casi por los suelos (y también de la Democracia) los venezolanos la tienen tan alta que en casi todos los casos resultan primeros, muy por encima de Colombia (país, junto con el Perú, aliado incondicional de Estados Unidos).

4. Sin ser chavistas nos damos cuenta entonces que los medios nos están engañando haciéndonos creer que nosotros somos ángeles que vivimos en el cielo y ellos diablos y condenados que viven en el infierno. Es todo lo contrario.

5. Algunos se molestarán porque las verdades siempre son incómodas, pero son buenas para conocer lo que está pasando realmente y tener un juicio más acertado. Y además porque tarde o temprano todo se sabe y se descubre que vivíamos en una fantasía de la cual el despertar suele ser siempre trágico.

Muchas gracias.