sábado, 16 de agosto de 2008

Países con o sin satélite

Como las fronteras se han abolido y el villorio global que somos es cada día más unificador y la fraternidad universal del capitalismo administrado por vía oral nos junta en una gozada de tumulto y como somos cada día más felices en este planeta que ha superado los estandartes de la tribu, entonces, por todo lo ya dicho, Chile se compra su satélite para espiar al Perú.
Para espiar al Perú escudriñando la frontera con su tercer ojo estelar, vigilando qué tanque ruso reciclado sale de qué base y qué tanquista torreja va en la torreta y hasta contando los peces que los pesqueros peruanos puedan “llevarse ilegalmente” de esas aguas que, estando en litigio en La Haya, ya son chilenas sin apelación y con satélite.
Y porque Chile siempre ha creído que todos los peruanos somos como “El Comercio”, o sea sus socios mercuriales, sale su ministro de Defensa, José Goñi, a decir que esa compra “no debe preocupar a ningún vecino”. Así, con una tácita sonrisita de vencedor crónico y repitente de rapiñas.
El satélite le ha costado a Chile 72 millones de dólares –salidos de los mil millones de dólares que tiene como remanente del presupuesto militar del 2007- y será fabricado por el consorcio francés EADS-Astrium, que aprovechará un lanzador ruso Soyuz para ponerlo en órbita, desde la Guyana francesa, en febrero del 2010 (el año del bicentenario de la independencia de Chile).
“Chile se pone los pantalones largos” –dijo Goñi-.
“Este satélite nos permitirá controlar la soberanía marítima y la pesca ilegal”- añadió. Más claro ni la DINA.
El costoso artilugio tiene la última tecnología y, según el subsecretario de Aviación de Chile, Raúl Vergara, pesa 130 kilos, mide un metro con cuarenta y cuenta con un telescopio hecho de carburo de silicio que le permitirá fotografiar tridimensionalmente cualquier cosa a 620 kilómetros de altura.
Su resolución será mejor que la de los satélites que ya tienen Brasil y Argentina: 1,45 metros por píxel para blanco y negro y 5,8 metros por píxel para imágenes multiespectrales, es decir en color o en mapas infrarrojos. Descargará imágenes cuatro veces por día y podrá almacenar 400 fotografías examinables por los 64 expertos que están siendo capacitados con ese propósito. Y puede cubrir mil trescientos kilómetros cuadrados de superficie en 3,2 minutos, es decir a una velocidad de barrido de 6,500 metros cuadrados por segundo.
El diario “El Mercurio” describió así las bondades del aparato, bautizado como SSOT (Sistema satelital de observación terrestre):
“Es decir, podrá pasar sobre Santiago y obtener una imagen en la que se cubra desde la Plaza Italia hasta más allá de la plaza Los Dominicos y hasta ver nítidamente en colores los buses articulados que circulan por Apoquindo y en blanco y negro las bicicletas...”
El periódico añade que, eso sí, las placas de las bicicletas no se podrán distinguir. Eso se llama sutileza. El ministro de Defensa, en cambio, va al grano y embiste con entusiasmo:
“Podremos obtener información de todos los objetivos que nos planteemos”, dijo.
Más claro ni Pinochet.
Pero esa no es la única noticia en relación al “hermano del sur” que en Lima controla la flota de cabotaje, la aviación comercial y hasta la medición de las audiencias de televisión y, ahora, en sociedad con “El Comercio”, la “lectoría” de los periódicos.
La otra noticia, difundida casi al mismo tiempo que la del satélite prodigioso, es que Chile le ha comprado a Embraer, de Brasil, una flota de doce aviones Súper-Tucano de combate. ¿El costo? Sólo 120 millones de dólares.
Se trata de un modelo más avanzado que el que empleó la Fuerza Aérea colombiana para bombardear el campamento de Raúl Reyes.
Embraer también anunció que ya tiene un acuerdo con la Empresa Nacional de Aeronáutica de Chile (ENAER) para el desarrollo del jet regional ERJ-145.
¿Y en el Perú pasó algo? ¿Hubo alguna reacción?
A las 9 y 43 de la noche las páginas virtuales de “El Comercio” no consignaban nada. Los titulares de RPP, tampoco. La agencia “Andina” no tenía una sola línea sobre lo del satélite.
¿Y el ministerio de Defensa?
El ministerio de Defensa anunciaba en su página oficial que haría una campaña de acción cívica en el VRAE, que había firmado un contrato para reparar, a lo largo de los próximos tres años, 19 Migs-29 que ahora no pueden ni despegar y, por último, que habría un ahorro de 500,000 dólares por la compra corporativa de automóviles para algunos cargos militares.
Y eso es porque el Perú sí cree en el nuevo mundo de la globalización que hermana y del comercio que reúne y de los TLC que componen sinfonías ecuménicas. Somos como Georgia. Seguimos siendo el país de Manuel Pardo.

10 comentarios:

Museo Teodoro Núñez Ureta dijo...

Lamentable, todo apunta a una nueva guerra, y ya que las cosas son así sería bueno que el gobierno peruano haga una guerra económica muy bien estructurada y enlazada con pactos económicos con Bolivia y Argentina.
Chile está creciendo, nosotros también podemos, y es nuestra obligación participar económicamente en Chile como ellos lo han hecho sus empresas en Perú.
Sería bueno para empezar esa reforma cambiar la estrofa del himno que dice: "Largo tiempo el peruano oprimido..."
Tenemos muy bueno poetas y cultivados músicos, hay que dejar esa mentalidad de que el Perú es un fracaso, se siente en la atmósfera, se usa en las calles para adornar los fracasos de la vida cotidiana, hay que cambiar de mentalidad y pensar que vamos a realizar todas nuestras metas como nación, pero primero que los gobernantes establezcan esas metas, aquí el pueblo está a la deriva, uno rema pero no sabe para donde, es como la gallina decapitada que por reflejo macabro se pone a volar, hay que cambiar eso y se va ha empezar ahora.
Señor Alan García, por amor de Dios, dele libertad a la prensa, se está ensayando una ceguera falsa muy peligrosa, deje que el Sr. Cesar Hildebrandt y que los otro periodistas liberen lo que realmente se tiene que decir.
Si no leyera este blog y los diarios virtuales todos los días no sabría ni chochos de las graves noticias...Y la televisión nacional sigue embarrada, oliendo a cloaca, a lamida en el piso, a sonrisa rastrera con tufillo a media mojada; esto es preocupante.

Aldito M. dijo...

Cualquiera inocente criatura que haya leido la compra de armas por parte de los paises sudamericanos economicamente mas poderosos y que, de paso, el individuo este al tanto de los pocos revueltos acontecimientos socio politicos en nuestra joven America del Sur, pensara que mas de alguna nacion esta preparandose para ir a la guerra con sus vecinos.
Los mandatarios no lo han dicho pero con toda la berborrea del siempre alborotado presidente venezolano, pareciera ser un ingrediente debil que no se expande mas alla de Bogota o Quito.
A nuestro juicio, las cosas no son tan graves como parecen porque la amistad esta en abundancia en nuestra Sudamerica, la mayoria de los mandatarios y quienes gobiernan nuestras pequenas naciones han estado de una manera u otra exilados debido a sus creencias izquierdistas.
Una muestra fue la reunion en Brasilia, cuando 12 presidentes se unieron en la creacion de Union de Naciones Sudamericanas y conversaron sobre un Consejo de Defensa Sudamericana .
Lo que verdaderamente sucede, es que la mayoria de las armas en sus arsenales estan obsoletas, deterioradas y casi inutiles comparativamente con el resto del planeta. Y entonces ahora que casi la totalidad de sus presupuestos de defensa han crecido de US$25.000 en el 2003 millones a US$38.000 millones en el 07, segun cifras del Instituto de Estudios Estrategicos en Londres, significa que llego o ha llegado el momento para mejorar y poner al dia gran parte de las armas viejas pasadas de moda, casi inutiles como dijimos.
Uno de los ultimos paises en comprar mejores armas ha sido Venezuela que acaba de adquirir dos docenas de aviones de combate Sukhoi 30 y 50 helicopteros de batalla, en Rusia. El presidente Chavez, diciendo que no deberian preocuparse por esta compra, anuncio que mercara mas armamento Ruso, considerando la posibilidad de que Estados Unidos instale una base militar en la frontera con Colombia.
Ahora bien, como resultado de los altos precios de las exportaciones, gobiernos como Chile estuvo en condiciones de mejorar sus lineas de guerra gracias a que la ley otorga a sus Fuerzas Armadas el 10% de los ingresos del cobre de Codelco, cuyo total llego a los US$1.4 billones en el 2007.
El resultado por logica, fue la adquisicion de 340 tanques alemanes, ocho fragatas, dos nuevos submarinos y 28 aviones F-16 de Estados Unidos.
Brasil no lo ha hecho peor con sus planes de comprar un submarino nuclear y nuevos jets de guerra.
Colombia tiene la ayuda norteamericana en cuanto se refiere a la adquisicion armamentista como parte de su lucha contra las FARC y los traficantes de droga, pero ha tenido conversaciones con Suecia para adquirir un sistema aereo de prevencion y un avion estanque.
No podemos dejar de reconocer que algunas naciones europeas y asiaticas han mostrado un poco de preocupacion por este armamentismo sudamericano pero, lo que ellos no saben es que muchas de las amenazas latinoamericanas no son tan reales como parecen.
Nuestros pueblos de hoy prefieren buscar soluciones diplomaticas antes de apretar el gatillo.
Bolivia, Peru y Chile, que desde decadas discuten la salida al mar de los bolivianos, lo estan demostrando diariamente.
Venezuela, Colombia y Ecuador, por otra parte, continuan negociando los problemas fronterizos a causa de las FARC
Venezuela, con su gobernante criticando y enviando dinero a los demas pareciera ser mas habladuria que otra cosa.
La esperanza de paz siempre esta presente en la Organizacion de Estados Americanos y sus socios comprenden que ha sido y sigue siendo la mejor alternativa para vivir tranquilos, dedicarse a mejorar, a solucionar los verdaderos problemas de sus pueblos ansiosos de una mejoria economica, depaz y de seguridad social. --> -->
Ahora que los presupuestos de defensa han crecido de
US$25 billones en el 2003 a US$38.000 millones en el 07, es el momento de hacerlo.

Museo Teodoro Núñez Ureta dijo...

Es verdad que la paz es una palabra que debe estar en todo latinoamericano, pero es también verdad que la guerra es más seductora que la conservación de la armonía y la tolerancia, si es que miento me pregunto: ¿Porque después de tantos años de la guerra fría Estados Unidos está bordeando a Rusia con pactos en las ex Repúblicas Socialistas Soviéticas? La OTAN está trabajando en un plan global para llevar a cabo la tercera guerra, miremos a Ossetia y escuchemos las amenazas de Washington, recordemos la fragilidad del poder al recordar la historia reciente de Bolivia.
Hace tiempo EEUU brindó ayuda a Iran para que este se enfrentara Irak, y ahora Iran esta en la mira de aquel que le regaló las armas en pro de la democracia, la libertad y bla, bla, bla.
A lo que voy es que la paz con Chile mañana puede ser un sabor amargo en la boca y para ello hay que estar preparados, desgraciadamente la ambición es una golosina más apetitosa que la generosidad.
Ahora bien, no siempre tendremos un presidente sumiso ante Chile, mañana podríamos tener a un radical como Juan Velasco Alvarado y ahí si que tendríamos problemas, y es que esa es la desgracia de la democracia en Perú, lamento no poder ser tan optimista.

Ignacio dijo...

Me parece que se pueden sentar a esperar y morir antes de que Chile emprenda una guerra contra alguien.
Cada vez que leo columnas de opinión, sobre todo de recalcitrantes antichilenos camuflados, como las de este señor Hildebrandt, me llama profundamente la atención la percepción tan arraigada entre algunos peruanos sobre el soberbio expansionismo de mi país, que no sólo alcanza ribetes parabélicos sino que pareciera una maquinación diaria en contra del Perú, tejida desde todas y cada una de las múltiples facetas de la realidad chilena.
Con todo respeto, me parece que es hora de dejar de lado el papel de eterna víctima indefensa, porque incluso, si así fuera, si los chilenos fueramos los mounstruos expansionistas que ustedes quieren creer, porque es más cómodo tener un chivo expiatorio, la resposabilidad por hacerle frente a esta amenaza, sería suya y exclusivamente suya.
Chile, y esto entiéndanlo de una vez por todas, quiere vivir en paz, en un vecindario estable (donde no aparezcan figuras payasescas como Humala), y les guste o no, hoy en Lima y en Santiago, por distintas razones, inmigratorias, de inversiones, etc, la mezcla de nuestra cultura; la de ustedes, milenaria, rica y maravillosa, y la de nosotros, laboriosa, homogénea y profundamente cívica y legalista, estan aportando mutuamente al aprendizaje y conocimiento de dos vecinos que hablan mucho del otro, pero que no se conocen.

Ignacio dijo...

Y para el señor Museo Teodoro, mejor que vaya cambiando su estrategia de guerra económica de cocina. Veamos cómo un pacto con Bolivia (toda una potencia económica) y con Argentina, que vaya sabiéndolo tiene una relación tan profunda con Chile que no se daría el lujo de echarla a perder (imagínese que si no lo hizo en 1978, ad portas de una guerra total, lo va a hacer ahora), podría ayudar al Perú a asfixiar a Chile.

Además, no lo necesitan, están creciendo bastante bien, si crecen a un promedio del 8 por ciento, en unos diez años van a ostentar los niveles de vida que ostentaba Chile a principios de 1998. Vivan en paz!

Anónimo dijo...

Oye Chato (AUNQUE SE PERFECTAMENTE QUE NO LEES ESTO), Chile compra ese satelite porque tiene plata, y tiene plata porque es capitalista. Pero tu quieres que nos juntemos con Chavez, con Evo y cuanto tarado comuniston sale de debajo de las piedras.

Anónimo dijo...

¡Que gracioso el chileno Ignacio! (¿tendrá que ver con el Manuel Ignacio de la verguenza?)¿O sea que en 10 años vamos a tener el nivel de vida que Chile en 1998? Que yo sepa en 1998 todavía tenían embutido al carnicero Pinochet, zurrándose en todo, como "comandante general del ejercito ... y ese "nivel de vida" no lo querremos nunca. Nuestro nivel de vida lo disfrutamos los peruanos todos los días con sólo sentarnos a la mesa o departiendo (eso sí) nuestra "milenaria, rica y maravillosa" cultura.

En efecto, la responsabilidad de hacer frente a la amenaza chilena es sólo nuestra: ¡Fuera esos políticos corruptos y rastreros!

Anónimo dijo...

Venezuela va a tener también su satelite, ayudado con la lluvia de petrodólares, pero, lo preocupante es que entramos en una era de comunismo clasico, donde una camarilla se siembra para gobernar siempre. Todavía recordamos la alegria de los Alemanes cuando tumbaron el muro y a los rusos que gritaban "Acabó la pesadilla de 65 años" cuando se desmoronó el comunismo. ¡Que lástima, que suramerica esté entrando en una era negra que puede durar dos o tres generaciones!

Anónimo dijo...

Y por que los cholitos no compramos un satelite parecido o mejor que el chileno?, por que no compramos un submarino igual o mejor que el de Brasil, por que no compramos los Sukoy parecidos a los de Venezuela o 500 tanques más que Chile. Acaso nuestra economia no esta "floreciente",(palabras de Garcia perez), que dentro de poco estaremos en el primer mundo, que nuestros productos estan teniendo valor.
Pero en caso de guerra, seguro que veremos al señor garcia empuñando un fusil y dirigiendo al glorioso ejercito peruano como una vez se vio a Castro en Baia de cochinos, se los aseguro, Alan estara asi, mostrando su valentia y dando patadas a los enemigos, o disiendo que 2 aviones de la fuerza aerea del glorioso ejercito peruano bombarde tal lugar o otro, como cuando en forma valiente y democrática pidió que se bombardee las plantaciones de coca.
Y que será cuando el hermano enemigo del sur instale un reactor atómico? Nos ampare Santa Barbara! A donde correremos mis compatriotas? nos salvaran las gloriosas fuerzas armadas del Perú?
Seguro que SI, por que son valientes, tienen moral alta por el pais, por que defienden la democracia y respeto de los DDHH. (derechos humanos)y si NO, que diga alguien lo contrario. Tenemos un ejercito amigo del pueblo, un ejercito impecable, sin manchas de sangre y con muchas guerras ganadas, tenemos estrategas y geopolíticos de lo mejor, abogados internacionalistas con medallas de oro como en todas las olimpiadas a las que vamos.
Además paisanitos tenemos una poblacion fuerte, sana, llena de vida. Una juventud bien alimentada, con exelente cantidad de calorias. No tenemos tuberculosos ni tisicos, estamos bien. Como dirian los criollos estamos de p***a madre.
Seguro que en caso de guerra nuestra juventud, pobres y ricos correrian a enrolarse para defender a la patria que nos lo da todo. No preocuparse más ya de esto. Nos defendera el "glorioso ejercito peruano" invensible, ganador de toda guerra que participó. Y tendremos más heroes que seran puestos en criptas gloriosas y monumentos de alto costo para ejemplo de las juventudes venideras. Atte. Catalejo

Anónimo dijo...

Y por que los cholitos no compramos un satelite parecido o mejor que el chileno?, por que no compramos un submarino igual o mejor que el de Brasil, por que no compramos los Sukoy parecidos a los de Venezuela o 500 tanques más que Chile. Acaso nuestra economia no esta "floreciente",(palabras de Garcia perez), que dentro de poco estaremos en el primer mundo, que nuestros productos estan teniendo valor.
Pero en caso de guerra, seguro que veremos al señor garcia empuñando un fusil y dirigiendo al glorioso ejercito peruano como una vez se vio a Castro en Baia de cochinos, se los aseguro, Alan estara asi, mostrando su valentia y dando patadas a los enemigos, o disiendo que 2 aviones de la fuerza aerea del glorioso ejercito peruano bombarde tal lugar o otro, como cuando en forma valiente y democrática pidió que se bombardee las plantaciones de coca.
Y que será cuando el hermano enemigo del sur instale un reactor atómico? Nos ampare Santa Barbara! A donde correremos mis compatriotas? nos salvaran las gloriosas fuerzas armadas del Perú?
Seguro que SI, por que son valientes, tienen moral alta por el pais, por que defienden la democracia y respeto de los DDHH. (derechos humanos)y si NO, que diga alguien lo contrario. Tenemos un ejercito amigo del pueblo, un ejercito impecable, sin manchas de sangre y con muchas guerras ganadas, tenemos estrategas y geopolíticos de lo mejor, abogados internacionalistas con medallas de oro como en todas las olimpiadas a las que vamos.
Además paisanitos tenemos una poblacion fuerte, sana, llena de vida. Una juventud bien alimentada, con exelente cantidad de calorias. No tenemos tuberculosos ni tisicos, estamos bien. Como dirian los criollos estamos de p***a madre.
Seguro que en caso de guerra nuestra juventud, pobres y ricos correrian a enrolarse para defender a la patria que nos lo da todo. No preocuparse más ya de esto. Nos defendera el "glorioso ejercito peruano" invensible, ganador de toda guerra que participó. Y tendremos más heroes que seran puestos en criptas gloriosas y monumentos de alto costo para ejemplo de las juventudes venideras. Atte. Catalejo