miércoles, 8 de octubre de 2008

Que nadie se mueva

La II Internacional Liberal Idiota se ha declarado en sesión permanente y de emergencia.
Permanente, de emergencia y definitoria.
Porque se trata de los tiempos más difíciles que se hayan presentado desde que los niños descubrieran que Papá Noel no existe y que Bugs Bunny era gay. Con lo que es tiempo de elaborar una Estrategia Mundial del Disimulo.
Decir, por ejemplo, que pedirle al Estado que salve al hampa financiera no es un retroceso doctrinario ni una vergüenza de cuatro esquinas sino “un reacomodo del sistema” es parte de esa Estrategia Mundial del Disimulo.
O sea que hasta cuando te salva el Estado es malo, inútil, defectuoso e imperdonable. ¿Pero te salva o es que salva una determinada e histórica (y por lo tanto perecible) manera de acumular riquezas para unos cuantos?
En realidad de lo que se trata es de lograr que se siga remando en la mierda con la condición de que ningún remero se dé cuenta de cuál es el material de ese océano amarronado que todo lo ralentiza y odoriza.
Porque se trata de que los pobres paguen por los ricos y que los ricos no paguen nunca. Y se trata, además, de que los pobres no hagan olas en el océano ambarino que no huele precisamente a ámbar.
Y de que todos sigan remando hacia las Baratarias del Orden y el Progreso, donde todos seremos felices y los bienaventurados serán los que hoy son los desdichados de la travesía (alabado sea el Señor).
Porque sufrir en vida es pasajero mientras que el goce de la vida eterna no tiene vencimiento y de ese goce disfrutarán los dolientes pobres diablos que hoy perderán sus casas, que ayer perdieron sus ahorros, que hace tiempo perdieron su libertad sin darse cuenta y la conciencia frente a una pantalla de TV, pero que nunca perderán la esperanza. Porque la esperanza –ya lo dijo Ferrando- es lo último que debe perderse.
La II Internacional Liberal Idiota se ha declarado en sesión permanente porque tiene que lograr que ocurran las siguientes cosas:
1) Que nadie se mueva porque esto es un asalto;
2) Que nadie vaya al fondo de las cosas ni vea a la madre del cordero;
3) Que nadie se meta con el sistema, que es como Enrique VIII llamaba a sus decapitaciones, Hitler a sus manías asesinas, Reagan a la próstata por donde discurría y el FMI a sus recetas de ricino.
4) Que nadie dude de la sabiduría del mercado ni de la palabra de los catedráticos de la UPC.
Porque los cerebros de la II Internacional Liberal Idiota lograrán siempre, con el apoyo de los medios audiovisuales y letrados, que la derrota sea considerada empate, que el empate sea considerado victoria, que la victoria sea considerada gloria y que la gloria sea la del Señor que a todos nos congrega en esta hora santa del arrepentimiento y la reconciliación, hemos dicho. (Firman: Rupert Murdoch, Tony Soprano, Tony Montana, Trini López, Margaret Thatcher, Sebastián Piñera, Andrónico Luksick, Chicho Mohme, Federico Salazar, Nicolás De Bari Hermoza, Fundación Lampedusa, Rómulo León, John McCain, siguen firmas y carteles).

2 comentarios:

Aldito M. dijo...

Un mes y medio en el que han sucedido muchas cosas en el Perú y el mundo, en la cual se ha puesto en evidencia que el estado de cosas actual está dejando muy claras sus consecuencias, las cuales nos afectan a todos. Y a uno mucho más que a otros.


Enumeremos la lista:

La huelga del gremio de los médicos, quienes no ven atendidos sus reclamos. La intolerancia del ministro de Salud, Hernán Garrido Lecca, en sus expresiones ante los reclamos. El entrampamiento del diálogo, pese a la mediación del jefe de Gabinete, Jorge Del Castillo. El presidente Alan García ha dicho que no hay plata para conceder sus pedidos.
El descalabro de los grandes bancos y financieras de los Estados Unidos. El plan de salvataje propuesto por su mandatario, George W. Bush, por 700 mil millones de dólares (7 veces la producción económica anual del Perú). La negativa inicial, y finalmente, la aceptación del Congreso norteamericano para aprobar el Plan.
Denuncia de once desapariciones en Vizcatán, en la zona del VRAE, producto de una intervención del Ejército Peruano. El ministro de Defensa, Ántero Flores Aráoz niega que se hayan dado estos hechos, aunque reconoce la intervención militar.
Los congresistas peruanos deciden no dar cuenta de sus gastos operativos. Sólo aprueban dar 30 %, habiendo de por medio una Ley de Transparencia que obliga a dar TODA la información. Incluso ven la posibilidad de aumentarse el sueldo.
La renuncia de Mario Pasco al Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo, debido al traspaso, tras votación del Congreso, de las MYPES al Ministerio de la Producción.
El escándalo del “Petrogate”. Involucrados: Alberto Quimper, del directorio de PeruPetro y ex abogado del presidente Alan García; Rómulo León Alegría, ex parlamentario y ex ministro de Pesquería en el primer gobierno de Alan. A ambos se les escucha en un audio, en el que se les escucha hablando sobre una concesión “amarrada” a favor de una petrolera noruega, donde ambos obtendrían buenas ganancias producto de su “faenón”. Renuncia del presidente de Petroperú, César Gutiérrez y del mismo ministro de Energía y Minas, Juan Valdivia. Incluso queda implicado el primer ministro Jorge del Castillo, quien inmediatamente salió a defenderse.
Estas han sido las cosas más saltantes del último mes y medio.

Está demostrado que el crecimiento económico no es suficiente, si no interviene el Estado para resolver las demandas justas de la población. El libre mercado no tiene mecanismos de control para evitar el descalabro financiero, producto de las ambiciones de los dueños de la plata del mundo. El sistema prefiere intervenir “a lo bestia”, sin mostrar un respeto por los derechos humanos. El neoliberalismo no puede controlar los ímpetus de los políticos para beneficiarse a sí mismos. Tampoco logra atajar los lobbies para ciertos intereses creados. Y además, no puede evitar la corrupción.

Queda comprobado que se necesita otra forma de hacer política, basada en el diálogo y atención de las demandas de la sociedad; en la supervisión de la actividad financiera; en el respeto por los derechos humanos; en el que la actividad política sean transparente; y que se castigue con firmeza la corrupción.

Trader 007 dijo...

Genial artículo, lo archivaré para leerlo en unos años e intentaré difundirlo, claro que sería mejor que Magaly lo promocione o el cómico ambulante Jaimito (porque son líderes de comunicación), cuando suceda lo mismo porque sucederá en unos años, de eso no tengo duda, experimentaré el mismo placer de leerlo.