jueves, 9 de octubre de 2008

¿Las ratas pueden hablar?

Corrupción también es defender a los violadores de derechos humanos y a los asesinos en serie de las fosas comunes.
Y eso es lo que ha hecho el doctor Alan García ayer, dizque recordando a Miguel Grau (el héroe generoso que no se ensañó ni siquiera con el enemigo de la patria invadida).
“¿Hasta cuándo vamos a seguir tolerando el maltrato judicial a nuestras Fuerzas Armadas, las que nos salvaron del peligro del terrorismo?”, preguntó el doctor García.
La pregunta implica una mentira del tamaño de un Mirage y del peso de una casa en Naplo. Porque no son las Fuerzas Armadas las que sufren acoso judicial y escrutinio de las organizaciones nacionales e internacionales defensoras de los derechos humanos.
Las Fuerzas Armadas del Perú no pueden confundirse con el Comandante Camión, los psicópatas de Putis, el sanguinario Telmo Hurtado, los rematadores del Frontón, los “vencedores” de La Cantuta y los “húsares” de Barrios Altos.
El doctor García ha insultado a las Fuerzas Armadas peruanas, de las que es, por mandato de la Constitución, comandante supremo.
Y el comandante supremo que enloda a sus subordinados bien podría ser tratado de traidor.
¿Y por qué ha escogido el doctor García el aniversario del combate de Angamos para equiparar a los enterradores de Cayara con los que han honrado el uniforme venciendo a las hordas de Guzmán sin necesidad de matar niños, ancianos, mujeres embarazadas?
Porque lo del Frontón no prescribe y porque las investigaciones forenses sobre el caso Accomarca siguen en pie. Y el doctor García quiere escudarse en las Fuerzas Armadas para su propia ley del punto final. No vaya a ser que la justicia internacional haga lo que la nuestra no se atreve y resulte que él y el almirante Giampietri –su vicepresidente y “héroe” del Frontón- sean requeridos en San José para los descargos de ley.
El doctor García está muy indignado con el asunto del lobby petrolero. Y cita a Jesucristo y recita a Dios y habla de los infiernos y los dientes que allí chirrían en dantesco bruxismo.
Pero enseguida defiende a los asesinos que él permitió y hasta instigó durante su primer gobierno.
Y se cree muy ético cuando toma distancia de los León y de los Químper pero no toma ninguna de los canallas que, con sus abusos, casi nos hacen perder la guerra con Sendero.
E insulta al ejército de Bolognesi y a la marina de Grau y a la fuerza aérea de Quiñones diciendo que la justicia embiste a las instituciones militares.
No, doctor García. Las instituciones estarán tranquilas y limpias si usted no las mezcla con sus vergüenzas ni las confunde con sus peores sombras. Porque decir que los Martin Rivas representan a las Fuerzas Armadas es como decir que Moisés Wolfenson representa al empresariado periodístico y que Rómulo León encarna al aprismo de base.
Además, el doctor García ha merodeado el crimen con más temeridad que en otras ocasiones cuando ha insinuado que el linchamiento de los sediciosos hermanos Gutiérrez –asesinos del presidente Balta en el siglo XIX- es casi un precedente de “justicia popular”.
“A veces dan ganas de que el pueblo se tome la justicia por su cuenta”, ha dicho el doctor García en un ataque de retórica neanderthal. Y ha hecho recuerdo colorido de los hermanos Gutiérrez aporreados, mutilados y colgados.
¿Qué le pasa al doctor García?
¿Está muy nervioso por lo que puede descubrirse? ¿Es que las ratas pueden hablar y una de ellas –rata de bodega pesquera- ya lo ha amenazado con contar algo de las viejas travesías?
En todo caso, cuando el país merecería más que nunca serenidad y buen gobierno sale el doctor García a honrar a los sin honor y a recordar -con nostalgia- el salvajismo que sólo horror debiera producir.

11 comentarios:

Aldito M. dijo...

El Terrorismo de Estado se da cuando el Estado mismo se convierte en agente de terror, ya sea porque conduce un conflicto, guerra o conmoción interna sin ceñirse a las normas del "Derecho en la Guerra", ya sea porque a través de sus estructuras, instituciones, procedimientos o prácticas, coloca bajo amenaza los valores fundamentales: vida, integridad o libertad de sus ciudadanos, creando campos ambigüos donde la seguridad o el riesgo están sometidos a la arbitrariedad, o señalando campos de riesgo no ambigüos pero inspirándose en principios irracionales o anti-éticos.

Para poder visualizar mejor los mecanismos a través de los cuales se ejerce el Terrorismo de Estado, podríamos señalar primero aquellos que se refieren a la CONDUCCION DEL CONFLICTO y luego los que se refieren a las ESTRUCTURAS, INSTITUCIONES O PRACTICAS SISTEMATICAS.

A) En la CONDUCCION DEL CONFLICTO el Estado ejerce el terrorismo al violar las normas fundamentales del "Derecho en la Guerra". Las más recurrentes de esas violaciones suelen ser:

1) La no distinción entre combatientes y no combatientes: esto lleva a tomar como "objetivo militar" o blanco de ataque o de represión a población civil no combatiente, sus zonas de residencia o de trabajo o sus medios de subsistencia.

Ordinariamente se justifican estas prácticas aduciendo que los combatientes se camuflan como población civil y con tal explicación se justifica, de paso, toda la represión que se ejerce contra organizaciones comunitarias, sociales, humanitarias y políticas que se oponen al statu quo o que se posicionan como críticas frente al mismo. Tal indiscriminación se proyecta también al campo de lo judicial/penal, confundiendo la insurgencia armada con formas de militancia política de oposición, o dándoles el mismo tratamiento, estableciendo por este camino el "delito de opinión".

Otra forma de "justificar" dicha indiscriminación es el inaceptable "principio de la responsabilidad colectiva". Según éste, las comunidades son responsables por la presencia de la insurgencia en su territorio, pues el solo hecho de tolerarla equivale a militar a su lado y por lo tanto deben ser tratadas como "combatientes".

Pero cuando las mencionadas "justificaciones" se vuelven inconfesables, se recurre al método de camuflar "post mortem" a los no combatientes como combatientes: se visten sus cadáveres con uniformes de combatientes y se pone junto a ellos armas u otros signos que los "identifiquen" como tales.

2) El trato indigno o cruel al ser humano: aún suponiendo que la represión se ejerza contra verdaderos insurgentes, el "Derecho en la Guerra" se viola también por el exceso de fuerza contra el enemigo; por la crueldad; por las destrucciones inútiles (no necesarias para obtener una ventaja militar); por el desconocimiento de la dignidad humana. Las modalidades más recurrentes son: la tortura; los tratos crueles, inhumanos y degradantes; la desaparición forzada de personas; las ejecuciones extrajudiciales; las agresiones sexuales o afrentas al pudor; la negación de juicios justos, del ejercicio de los derechos procesales y de condiciones carcelarias humanas, cuando todas estas prácticas se legitiman como acciones o procedimientos de guerra.

Las notas esenciales -objetivas y subjetivas- del terror y del terrorismo están presentes en estas modalidades de violaciones al "Derecho en la Guerra". En efecto, de una parte son puestos en alto riesgo o son afectados profundamente los valores humanos más fundamentales: vida, integridad o libertad, amenaza que constituye el núcleo subjetivo del terror; de otra parte, las áreas de riesgo son ambiguas y/o arbitrarias, toda vez que dichas procedimientos se ilegitiman en los campos del discurso directo (teórico, político o jurídico) y se legitiman en un tejido de prácticas que alimentan o desarrollan discursos indirectos, simbólicos o implícitos, configurando un campo objetivo de indiscriminación. B) Pero el terrorismo de Estado tiene también EXPRESIONES MAS ESTRUCTURALES, INSTITUCIONALES Y SISTEMATICAS. Aunque dichas expresiones conservan una referencia al conflicto o a la guerra interna, afectan las estructuras y las instituciones mismas del Estado en su funcionamiento ordinario, como por ejemplo el papel de la Fuerza Pública o de la Administración de Justicia. En este nivel estructural o institucional, el Estado ejerce el Terrorismo principalmente por estos medios:

1) Ideologías o doctrinas que no son aceptadas explícitamente por los funcionarios del Estado, pero cuya adopción como guía se demuestra principalmente en la sistematicidad de acciones y procedimientos que se acomodan a sus postulados. Vale mencionar en primer lugar la "Ideología de Seguridad Nacional", como cuerpo de principios para la conducción de una guerra que se proyecta a todos los campos de la acción humana; donde no cabe la neutralidad; donde el enemigo es interno y omnipresente y donde los métodos para su destrucción no deben detenerse ante obstáculos éticos o humanitarios.

Vale también mencionar aquí las estrategias de información y comunicación que se solidifican e institucionalizan como las más decisivas formas de control social. Dichas estrategias implican lenguajes calculados que satanizan o exaltan determinadas posiciones ideológicas, políticas o sociales y, por esa vía, legitiman las modalidades de represión contra ellas. Un patente ejemplo de esto es la misma utilización de la palabra "terrorista" para referirse a los insurgentes, con todos los implícitos que conlleva dicho lenguaje y con los mensajes subliminales que transmite en orden a la legitimación de acciones o procedimientos destructivos.

Las notas esenciales del terrorismo se revelan aquí en la ambigüedad de los lenguajes (censurados por los discursos explícitos pero avalados por los lenguajes prácticos y simbólicos y por las estrategias comunicativas), ambigüedad que se proyecta sobre los verdaderos campos del riesgo que corren los valores fundamentales de vida, integridad o libertad.

2) El Paramilitarismo, entendido como confusión e indefinición en las fronteras entro lo civil y lo militar, ya sea por la utilización de civiles en acciones militares, ya por el accionar de los militares sub specie civili (bajo apariencia civil). Cuando el Paramilitarismo se erige en política de Estado, como es el caso evidente de Colombia, ya no solo se crean campos ambiguos de riesgo para los valores humanos fundamentales de vida, integridad o libertad, sino que el Paramilitarismo responde justamente a la estrategia de agredir esos valores ocultando o encubriendo la responsabilidad del Estado y por lo tanto facilitando al máximo el ataque indiscriminado contra la vida, la integridad o la libertad.

Todas las discriminaciones que podrían aminorar o restringir la ambigüedad o la arbitrariedad de las áreas de riesgo, son desconocidas para el Paramilitarismo: su fin es utilizar todo el poder de facto del Estado, incluidas las garantías de impunidad, para burlar toda norma, toda ley, todo principio, en la destrucción de un enemigo cuyos perfiles define en la oscuridad.

3) La "Justicia Sin Rostro" es otra de las formas que asume el Terrorismo de Estado, afectando esta vez principalmente el valor de la libertad. El crear un campo institucional donde el valor de la libertad pueda ser agredido con tal contundencia, de modo que en cualquier momento pueda ser asaltado desde la sombra por agresores invisibles protegidos - y muchas veces pagados- por el Estado, y donde el agredido se vea privado de las garantías procesales, le abre un espacio extremadamente amplio a la arbitrariedad como amenaza permanente a este valor y derecho humano fundamental de la libertad, eliminando numerosas barreras protectoras con que la tradición jurídica universal había salvaguardado de la arbitrariedad dicho valor.

4) La Impunidad, sobre todo cuando se apoya en mecanismos estructurales e institucionales de la administración de justicia, constituye otra de las modalidades que asume el Terrorismo de Estado.

Si quienes ponen permanentemente en alto riesgo los valores fundamentales de vida, integridad o libertad, gozan de la garantía de la impunidad y ésta se arraiga en mecanismos institucionales, ello equivale a avalar desde el Estado la amenaza permanente contra esos valores y, por lo tanto, a mantenerlos sitiados por un alto riesgo.

Mecanismos como el fuero militar; como el control político de la Justicia; como la concentración de poderes discrecionales en un Fiscal General que hace depender la administración de justicia de sus opciones, ideología, intereses, solidaridades o preferencias en la persecución de solo determinadas formas de criminalidad; como la no adopción en la legislación interna de tipos y procedimientos penales internacionales que miran a proteger el núcleo esencial de la dignidad humana; como la carencia de controles o veedurías en la conducción del conflicto interno, así como los numerosísimos mecanismos "de facto" que protegen a los victimarios de toda investigación y sanción, mecanismos todos que en Colombia mantienen el nivel de impunidad de los Crímenes de Estado en tasas muy cercanas al 100%, constituyen en lo concreto ese campo institucional y estructural de alto riesgo permanente que cerca los valores humanos de vida, integridad o libertad. Todos estos mecanismos que moldean la estructura o el funcionamiento de las instituciones del Estado y que colocan o mantienen en alto riesgo los valores humanos fundamentales de vida, integridad o libertad, manteniéndolos encerrados en campos de alto riesgo circundados por cercos de ambigüedad o de arbitrariedad, constituyen las expresiones más acabadas del Terrorismo de Estado en sus dimensiones estructurales, institucionales o sistemáticas.

Anónimo dijo...

hola cesar, me gusta el periodismo que haces, es realemente bueno, pero como soy un seguidor tuyo te tengo que preguntarte algo, vi el reportaje que le hiciste a humala, y dejame decirte q no me gusto para nada, me parece y ojala me equivoque pero te encuentro mucho mas apegado a humala, la entrevista en si parecian que eran amigos, y porque no preguntaste en que trabaja su mujer de humala para que gane 7 o 8 mil dolares. se te escapo la pregunta o no querias hacer la pregunta, mmmm medio raro no? o quizas porque te agrada humala asi como te agrada mario huaman, aunque ah huaman si le pusiste en aprietos con la pregunta del asesinato, pero al final en ambas entrevistas los pusistes a ambos como victimas, perseguidos. es bueno q hagas investigacion sobre muchas cosas pero tambien no es bueno q por el hecho, "q creo q es asi" q tu compartes en eso de orden mundial y estoy seguro q humala tambien cree, y me parece q te llevas bien con humala hasta parecen amigos, o humala al ser entrevistado por ti se la puede llevar facil sin ponerlo en aprietos. como sea señor cesar espero q para su siguiente entrevista sea imparcial y no se deje de llevar por sus inclinaciones q desde ya al menos yo, ya me di cuenta. ah una cosa mas le agradezco por sacar a la luz muchas cosas oscuras q hace el gobierno, y como periodista espero mas ud y espero q se imparcial q hasta el momento se ve favoritismo de parte suya.

César R. Lino A. dijo...

“A veces dan ganas de que el pueblo se tome la justicia por su cuenta”

Es una frase lamentable de nuestro presidente, seguramente las cosas que estan pasando en el pais lo tienen algo nervioso.

Sr César aprovechare este medio para pedirle que siga con sus investigaciones a todo nivel y que trate de ser lo mas imparcial posible.

Anónimo dijo...

Pero si el chato adora a Humala, se le caen las babas por el...Admirador de cachacos...

Anónimo dijo...

Pero por supuesto que las ratas pueden hablar !! claro que sí. es mas, creo que ya lo están haciendo para negociar un escape, con su respectivo billetón para vivir un tiempo, hasta que los desmemoriados peruanos nos olvidemos del asunto.

Y éstas ratas no solo pueden hablar, sino también cantar y bailar, como Mickey mouse; aunque nunca tan graciosos, ni tan dulces, ni tan inocentes como el personaje de Disney.
Es por esa razón que todo el Ejecutivo está con mas ''muñecos'' que el mismísimo Walt.

Y como soy un pesimista, no creo que alguien pueda limpiar toda la basura del Perú, y menos acabar con su plaga de ratas.

Ni con camionadas de raticida se podría acabar con tal cantidad de ratas que existen en todos los niveles.
Algunos de estos roedores vienen disfrazados de gatos, otros disfrazados de cuyes, y otros de inocentes hamsters.

Aunque al final, todos ellos tienen la cara mas dura que una cabeza clava; porque los pillan ''in fraganti'', con audios o con videos y tienen la desfachatez de negarlo, y decir que es un audio o un video ''trucado'',
editado, ... ''que es la voz de un imitador'', ...que la gente ''interpreta mal'' ...''fuera de contexto''. jajaja

Por favor, ratas de desague; no insulten a la gente.
Encima que nos roban, nos insultan.
Vaya sinverguenzas.

Alguien tendrá el celular del Flautista de Hamelin ?

Si Dios es peruano, alguien lo tendrá.

f.salas

-----------------------------------

Sergei Essenin dijo...

genial el primer comentario, felicitaciones

Anónimo dijo...

Fdisk2k:

Juicio a estos "señores"? no.... juicio popular, porque quién cree en los jueces de este país?.

Al paredón o un tiro en la cien, muerto el perro, muerta la rabia, cero papeleos, expedientes y demás peliculinas.

LIMPIEZA YA!

Carol dijo...

Que pena me da mi pobre país con gentuza como esta...
no creo sinceramente que se castigue a estos miserables rateros asquerosos...entre todos se tapan sus cochinadas.
duele, duele tanta bajeza, duele como lastiman a un país al que deberían amar...y que impotencia por dios!

Anónimo dijo...

Pareciese que el que dicto ese discurso es un criminal. Amnistia a las fuerzas armadas, cuando una persona mata a otra persona inocente se le tiene que juzgar, sea quien sea.

HUMANO 666 dijo...

Las ratas hablan de maravillas cuando son acorraladas, es por eso que Quimper saldrá más puro y casto que un bebe asesinado por los "malvados de la prensa radical, los verdaderos enemigos del progreso".
Si no me creen, miren como la justicia es tan piadosa en el caso Fujimori-Montesinos.

Jorge I.O dijo...

Gobierno...¿Responsable penal o politico?

El presidente del Consejo de Ministros, Jorge del Castillo, acepto en el Programa Político Prensa Libre haber sostenido conversaciones con el Empresario Fortunato Canáan, a la ves declaro no tener vínculos con el ex ministro aprista Rómulo León Alegría, seguidamente dice que, posteriormente volvió a reunirse con Canáan quien en esta oportunidad se mostró descontento y quejoso, en razón de no obtener resultados para su gestión de Empresario constructor de Hospitales, que era la esencia de su estadía en Perú
Como se recuerda, en el audio del 11 de febrero, León Alegría le dice a Canáan que se reunió con Del Castillo ese mismo día en su oficina de la sede de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), en Miraflores, para buscar el apoyo del premier a la concesión de cinco lotes petroleros a la empresa noruega Discover Petroleum.
La esencia de la estadía en Perú del empresario Fortunato Canáan, no era hablar con el Premier Jorge del Castillo sobre temas políticos, aportar con ayuda social ó contribuir a la erradicación de la pobreza, sino mas bien hacer negocios con el Estado Peruano, y para ello existe toda una legislación de Licitaciones y adquisiciones que se encuentra reglamentada; esta legislación establece solamente al Comité Especial formado para este fin, como la que tiene las facultades para recepcionar y evaluar la documentación de las ofertas de los postores, y otorgar la Buena Pro terminado el proceso de Licitación y/o adquisición al participante ganador, prohibiendo, rechazando y sancionado la participación de cualquier otra instancia, persona u entidad, mas aún si se trata de Funcionario publico o trabajador del Estado, ¡¡ No existe otra forma de hacer negocio con el estado señor Ministro…!!
En el Mundo los lobbies no suelen participar directa y activamente en política, por lo que no suelen formar su propio partido, pero sí procuran ganarse la complicidad de algún grupo político que pueda terminar aceptando o defendiendo los objetivos de favorecer sus propios intereses o los de aquellos a quienes representa y en países donde la legislación lo permita; en Perú, en el presente caso por imperio de la Ley está prohibido penalmente este tipo de negociaciones o participar en ella, hacerlo es incurrir en un ilícito penal tipificado y sancionado, situación que, por los indicios presentados hasta ahora, alcanza a los hablantes del audio difundido.
En el ámbito Político, sobre todo de gobernabilidad, acá de lo que se trata no es de establecer si el Ministro de Energía y Minas, El Premier o el Presidente de la Republica son participantes físicamente en la comisión de este delito, o si directamente lo cometieron, ya sea negociando o firmando un documento que lo avale, eso son requerimientos del fuero jurisdiccional penal; de lo que se trata en materia Política y de Gobernabilidad es, 1) Que el Premier mantuvo conversaciones con uno de los principales implicados, cuando no tenia motivos para hacerlo y 2) Que, el Premier asiste a una reunión donde estaban presentes las 2 partes que delinquían y que posteriormente cierran un negocio, cuando el premier no tenia motivos para estar, y si asistió debió darse cuenta y salir por cuanto se necesita 2 dedos de frente para concluir que su presencia podría ser utilizada en esa ocasión para actividades por demás sospechosas, nadie invita por gusto, la cosa se agrava por que Del Castillo sabia de los antecedentes de los asistentes; esto son errores, irresponsabilidades y actitudes indebidas, en política ello se paga
Por que si bien es cierto, hasta ahora Jorge del Castillo no esta incurso en el delito cometido, él pudo haberlo evitado ante la mas mínima señal de corrupción; Entonces el señor Jorge del Castillo, si tiene de que avergonzarse, de su irresponsabilidad y actitud indebida, y de la falta de respeto de sus correligionarios ¿Por qué?...Por que Rómulo León no debió de haberlo involucrado y utilizarlo, y si lo hizo es por que no lo respeto, esto, esto es motivo suficiente para la renuncia señor Ministro, un Político o Funcionario Publico que no tiene el respeto de sus correligionarios, trabajadores o compañeros y es involucrado por sus mismos partidarios, debe de reconocer y renunciar.
Cordialmente
http://prensak9.blogspot.com/