viernes, 19 de junio de 2009

Frases hirientes

- Todos los solares terminarán ardiendo.
- El viejo Bedoya (el de “Correo”) es neo casi.
- Se llaman socios estratégicos a los que se quedan con la empresa.
- La señorita torera murió de pura casta.
- La luna llena nos mira como un tuerto.
- Los fumones dan pases de callejón.
- Las únicas fuentes confiables son las de Roma.
- Siempre es demasiado tarde.
- El terror suele ser causa de la paz.
- La felicidad jamás pregunta.
- En Europa se piensa. En el Perú se piensa en Europa.
- El consejo supremo de los militares es obedecer.
- Aquí hasta las líneas de Nazca se pasan por alto.
- Raúl Romero siempre fue un no sé quién que sí sabía cuánto.
- Scarlett Johansson tiene tracción delantera.
- Los transexuales son los que no dejan nada pendiente.
- El ministro de Energía y Minas es tan inexistente que recibió un anónimo firmado por él.
- De noche, todos los gastos son pardos.
- El destino es lo que hacemos en nuestros ratos libres.
- Cipriani jamás se confesará.
- Las langostas deben pensar lo mismo de nosotros.
- Montesinos tenía botones de mando en las Fuerzas Armadas.
- El sol está de amanecida y no lo aparenta.
- El voyerismo es un punto de vista.
- Todos estamos en libertad condicional.
- El suicidio surge de un referéndum individual.
- Pablo Neruda era comunista hasta con las mujeres ajenas.
- La presión tributaria es venal.
- La oposición maximalista es un invento de los mínimos.
- Las mujeres son vírgenes hasta que les da la gana.
- ¿Una carta de amor con tachaduras? ¡Desconfiad!
- Valle Riestra tiene razón con retroactividad.
- Nadie supo con quién se fue, al final, Adelita.
- Si Dios amase más a los animales le habría puesto periscopio a las ballenas.
- En “El viejo y el mar” siempre estuve al lado del mar.
- Conquistaron un continente con la niña, la pinta y la santa María.
- Oscar de la Renta ha sido el Trujillo de la moda.
- La libertad consiste en no saber qué hacer.
- Lanzarse desde el monte de Venus y morir en sus faldas...
- El tiempo astronómico nos recuerda que siempre seremos apenas segundos.
- “¡Y, sin embargo, se mueve!” (La esposa de Galileo).
- El divorcio automático es para los matrimonios mecánicos.
- Para un argentino pisar una mina es como ir al cielo.