viernes, 23 de enero de 2009

Respuesta a Cheyre

En el técnicamente quebrado diario “El País”, que pasó del filosocialismo al protopirañismo por defender de un modo descarado el imperio deudor de Jesús de Polanco y herederos, el general pinochetista Juan Emilio Cheyre se ha permitido hablar de la debilidad institucional del Perú y de la amenaza que se cierne sobre Chile si nuestro país, de pronto, no acepta el fallo arbitral del Tribunal de La Haya.
Cheyre, que ahora es un jubilado pero que fue un oficial activísimo cuando las hordas nazis de Pinochet convertían la democracia chilena en un basural que nadaba en sanguaza, se aferra a las declaraciones del general Donayre y las pinta como emanadas de una tendencia nacional y castrense y no como lo que realmente fueron: la licencia de un palurdo que hablaba de una invasión chilena y que, recordando las humillaciones peruanas sufridas durante la invasión real del siglo XIX, prometía que, en esa hipótesis, los nuevos Lynch, los nuevos violadores de mujeres, los nuevos incendiarios de Chorrillos, los nuevos ladrones de la Biblioteca Nacional del Perú saldrían, esta vez, “en ataúdes o en bolsas”.
Y es que Cheyre no les cuenta a sus lectores de “El País” qué hicieron sus antecesores de igual rango cuando tomaron Lima y la mantuvieron cautiva hasta 1883. Y no les cuenta porque algo de vergüenza “institucional” debe quedarle a este fascista que hoy funge de académico.
“...el gobierno de Chile...lamentó que el Perú no hiciera honor al deber de ejercicio de la autoridad presidencial ante afirmaciones belicistas...”, dice Cheyre con su sintaxis de tanque “Leopard”.
A Cheyre le habría gustado que García hiciera con Donayre lo que su padre putativo Pinochet hizo con el general FACH Gustavo Leigh, cuando éste le recordó que la junta militar era “institucionalmente de las tres armas y no un asunto personal”. ¿Recuerda usted, Cheyre, lo que hizo su jefe, el copiosamente ladrón y vastamente asesino general Pinochet? Pues expulsó a Leigh de la junta, con la ovación de pobres diablos “institucionalistas” como usted, y después lo mandó matar echando mano a sicarios de la DINA al mando del coronel Contreras. Leigh sobrevivió apenas, perdió un ojo y desapareció de la escena. ¿A eso llama usted, Cheyre, “autoridad presidencial”?
Y en cuanto al belicismo, Cheyre, ¿quién puede creerle, excepción hecha de esa escombrera en venta que hoy se llama “El País”?
Acusar al Perú de belicismo desde un país que ha gastado en la última década doce mil millones de dólares para renovar sus fuerzas armadas, que emplea el 10 por ciento de los ingresos de la Corporación del Cobre en seguir armándose y que ha hecho de la fuerza bruta un principio histórico en sus relaciones con el Perú es algo que sería gracioso sino fuera siniestro. Y es siniestro porque viene de un hombre que encarna la tradición de un ejército sin honor, de un país que ni siquiera respetó el tratado que puso fin a la Guerra del Pacífico y de una vocación depredadora que ayer codició el salitre (y lo obtuvo) y hoy aspira a engullirse al Perú entero (y lo está logrando con la anuencia de gobernantes y felipillos que algún día serán juzgados como se lo merecen).
¿Usted, Cheyre, que representa a un ejército que remataba a los heridos a bayonetazos y se llevó las estatuas de mármol de Lima, habla de “un ilícito internacional”?
¿Qué clase de bruto es usted al mencionar “la dignidad de la persona humana” cuando el ejército que habla por usted asesinó a más de 3,000 chilenos? ¿Era digno de la persona humana lo que hacían en Villa Grimaldi, lo que le hicieron a Víctor Jara, lo que padecieron los presos dopados que eran arrojados al mar atados de pies y manos?
¿Dónde sirvió usted en esa época? ¿En qué casa de los espantos hizo de teniente diligente, de capitán sumiso, de cómplice callado? ¿O era usted, Cheyre, de los que disfrutaba de las torturas y de las ratas en la vagina de las prisioneras? ¿O es que fue de esos “internacionalistas” que brillaron en la Operación Cóndor, concebida en Santiago para matar regionalmente?
El Perú padece de muchos males, pero su ejército no tiene las manos ensangrentadas como el suyo. El suyo, Cheyre, demostró su salvajismo afuera y adentro, en Lima y en Santiago, sin la razón y con la fuerza.
Aquí, Cheyre, los militares que robaron o están presos o están sometidos a juicio. Aquí buena parte de los que violaron los derechos humanos –en magnitudes radicalmente menores en relación a lo sucedido en Chile- están pagando lo que tenían que pagar, empezando por “Chinochet”, es decir Alberto Fujimori. ¿Podría decir usted lo mismo de Pinochet, que se murió a los 90 sin que el pétalo de un proceso lo molestara? ¿O ya no recuerda que fueron el juez Garzón y los ingleses los únicos que se atrevieron con su “paladín”?
Y, por último, Cheyre, no mienta usted una vez más en relación a Donayre. Este señor no fue despedido “como un héroe”. Todo el Perú sensato lo despidió con vergüenza, no por lo que dijera sobre una hipotética segunda invasión chilena sino por lo poco que hizo por las fuerzas armadas y lo mucho que hizo para que de él se rieran los políticos, empezando por el presidente de la República.
El Perú –y no hablo de este gobierno felizmente pasajero- quiere la paz con sus vecinos. Pero no aceptará la paz subordinada, la paz asustada, la paz siempre amenazada que ustedes nos proponen. Como no aceptará que secuaces de Pinochet como usted, Cheyre, nos vengan a dar lecciones de “derecho internacional” y “respeto a las instituciones”.
No se equivoque, Cheyre. No siempre el Perú tendrá a Alan García de Presidente ni a Hugo Otero de embajador ni a García Belaunde de “canciller”. No siempre todo será LAN y Collique y grañas y romeros y malinches. Vendrán tiempos de serena dignidad para el Perú. No siempre seremos su Capitanía.

17 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelente. Una cabal respuesta de nuestro mejor periodista al mastín pinochetista ese y a todos quienes como él, en la auraucanía, va moviendo sus fichas militaristas. En el caso que se ventila en La Haya el Perú tiene la razón, el Perú tiene el derecho y hay una gran probabilidad que el fallo sea favorable a nosotros. ¿Los chilenos aceptarán acatarlo de buenas a primera?

aldito m. dijo...

Lo que está demostrando nuestro Canciller es su poca preparación para el cargo y su incapacidad para comprender los tiempos actuales. En cierta medida hemos vuelto a los tiempos del fujimontesinismo en que nuestra Cancillería daba literalmente lástima pues era incapaz de enfrentar la ola informativa que había desplegado en el mundo la Cancillería de Ecuador. En ese sentido el Canciller García Belaúnde no encuentra mayor excusa para esconder su incapacidad que subestimar al General Cheyre en lugar de plantear la posición peruana que ha sido desnaturalizada en un artículo publicado en el diario mas leído del mundo, en español claro está.
En diversas oportunidades he mencionado que la característica de este gobierno no es la inflación o la corrupción, que las tiene, de hecho, sino la incapacidad para ejercer los cargos de gobierno. Es una incapacidad que está blindada por un oscuro manejo de medios de comunicación, quiénes sistemáticamente ocultan, disculpan o distorsionan la pésima gestión gubernamental, vaya usted a saber por qué razones.

Carlos Morales dijo...

Si queremos responderle al periódico EL PAIS, por apañar el articulo de este mentiroso cachaco, envíen copia de este articulo a la dirección electrónica del PAIS.

cartasdirector@elpais.es

Jorge Bedregal La Vera dijo...

César:
Hasta ahora no puedo entender el "pecado" de Freyre en cuanto a decir que si un invasor entra, será muerto. Es lo mínimo que se le puede pedir a un militar que supuestamente está encargado de velar por la integridad del territorio nacional. Tampoco puedo entender que ni tú, ni ninguna organización feminista o académica hayan protestado por las deleznables declaraciones de este militar que tiene el CI de un zapato con respecto a las mujeres peruanas. En el mismo videito de marras, el generalote habla de que serán usadas como "putas patrióticas" bomba contra los chilenos. El silencio con respecto a esta parte de su desafortunado humor me hace sospechar que el discurso machista, militarote y estúpido se ha naturalizado entre nosotros.

Jorge
www.santahistoria.blogspot.com

johnny dijo...

Mira Hildebrandt te odio, pero este articulo esta de la ptm. Buena retaco.
johnny

Anónimo dijo...

El Diario El Paìs no tiene nada que ver en esto. En Espana y en el resto del mundo civilizado la libertad de prensa es tal y no cada quien tiene derecho a decir lo que le venga en gana,sobre todo cuando se trata de apreciaciones personales y no de pruebas irrefutables. A quien quiera responder altal Cheyre, esta el camino de la replica por elmismo diario. Lo que me extrana es que el mismo Hildebrandt no lo haya hecho. Y aca tampoco tiene nada que ver que el diario este quebrado o cosas por el estilo. Hay gente de muy elevado nivel intelectual y moral que escribe en ese diario, nuestro afamado y laureado Mario Vargas Llosa, uno de ellos.

Anónimo dijo...

No importa quien puede responderle al ese general a traves del correo electronico de Cartas al Director del Pais enviado por Carlos Morales. Aca el derecho a réplica es de todos los ciudadanos, no solo de los periodistas «conocidos»

Anónimo dijo...

Ya vendrán esos tiempos..
Están cerca..
No me refiero a una guerra, sino a una real independencia del Perú..

Anónimo dijo...

estafadores, hildebrant no tiene nada que ver con su blogger, asi lo estamos circulando

Anónimo dijo...

Todos los CHolos son subdesarrollados mentalmente.... partiendo por el enano cholo de hildebrantd y todos los peloduros negros que escriben...

Los Cholos le deben todo a CHILE...

Por siempre seran los simios perdedores del ultimo lugar de la fila!!!!

Anónimo dijo...

En realidad Cheyre escribio esto, para un Importante Diario español... y le importa nada que un cholito moreno como hoildebrantd a quien nadie conoce opine lo que quiera!!!
Ademas perú no vale nada!!!


Pese a la crisis mundial en 2008 América Latina y muy particularmente los países del Cono Sur, que aplicaron políticas económicas responsables, han sorteado mejor que otros sus efectos. Perú es un ejemplo en tal sentido y crecerá en 2009 en medio de tormentas de recesión en países a los que exporta.


Perú
A FONDO
Capital: Lima. Gobierno: República. Población: 29,180,899 (est. 2008)
Chile
A FONDO
Capital: Santiago de Chile. Gobierno: República. Población: 16,454,143 (est. 2008)

La noticia en otros webs
webs en español
en otros idiomas
Buena señal que no se conocía en la historia de la economía de la región. Lo lamentable es que la madurez económica de los gobiernos para vivir en el siglo XXI no se aplica a lo político y menos a la forma de conducir las relaciones internacionales. En estos ámbitos el subdesarrollo crónico sigue atado a nacionalismos extremos y visiones arcaicas.

La política sufre en la región una grave enfermedad: la debilidad y carencia de instituciones, la precariedad democrática de gobiernos que se mantienen prisioneros de grupos de poder y la falta de certeza jurídica en la aplicación del derecho en lo interno como en el derecho internacional. Allí el Perú ha dado muestra de ser un claro ejemplo.

Su población no valora los logros, resultando históricamente la adhesión al gobierno débil. Quien ejerce el poder cae en la tentación de ceder a presiones. Los apoyos se buscan en temas que a quien gobierna lo hace popular ante una mayoría que ve en el revisionismo de tratados y cuestionamientos limítrofes el factor de unión. Así se generan desconfianzas y hay retrocesos en instancias de integración regional y vecinal. Encontramos un ejemplo paradigmático en las declaraciones de quien ostentaba hasta diciembre el cargo de Comandante General del Ejército del Perú. El General Donayre afirmó con respecto a Chile "He dado la consigna (de) que chileno que entra (se refería al Perú) ya no sale, y si sale saldrá en cajón (ataúd). Si no hay suficientes cajones, saldrán en bolsas de plástico". Tal afirmación ocupó titulares y se reprodujo en medios de comunicación del mundo.

Alan García llamó por teléfono a su homóloga la presidenta Bachelet dándole explicaciones que fueron aceptadas por la mandataria chilena quien a la fecha no había conocido el detalle del agravio y en el entendido que ?como lo afirmó el presidente peruano? el militar se iría a retiro.

Nada de ello sucedió y entregó su cargo cuando estaba previsto. No medió sanción ni rechazo explícito a la afirmación alejada de todo respeto a la dignidad de la persona humana. El giro de los acontecimientos significó que el Gobierno de Chile, aunque dio por superado el hecho, lamentó que el Perú no hiciera honor al deber de ejercicio de la autoridad presidencial ante afirmaciones belicistas, reflejo de un nacionalismo chovinista que requerían ser sancionadas al contraponerse a la política exterior de un Estado que manifiesta desear vínculos armónicos con su vecino.El general terminó despedido como héroe en una patética ceremonia militar propia del más puro militarismo autárquico curiosamente presidida por un silente ministro de Defensa de un gobierno democrático.

El recuento solo busca sintetizar la precariedad democrática y la debilidad de instituciones de ese país en un momento que reviste la máxima gravedad. En efecto en la Corte Internacional de la Haya ?por acción unilateral del Perú? se conoce de una reclamación en materia de delimitación marítima establecida por tratados internacionales y respetada por ambas partes por más de cincuenta años. Es allí donde la actitud del presidente García y del Gobierno del Perú trasciende al exabrupto militar. En efecto la inacción hace pensar que en dicho Estado no se respeta el Estado de derecho.

Perú ha manifestado estar en disposición de litigar lo cual supone radicar en el Tribunal y argumentar jurídicamente. Sin embargo, las presiones nacionalistas llevan a pensar que lo mismo podría suceder ante una decisión que no diera satisfacción a aquello que aspiran los mismos sectores que dieron forma, avalaron y apoyaron las agraviantes declaraciones anti chilenas del Comandante general del ejército peruano.

El contenido de ellas, la autoridad que las sostuvo, la negación por parte del Gobierno peruano para definirlas como contrarias a su política exterior y la insuficiencia de las explicaciones del mismo para ser consideradas como reparación del agravio tan injustamente originado, constituyen, acorde a las normas consuetudinarias sobre la responsabilidad internacional del Estado, un ilícito internacional.

Fundamenta lo anterior el hecho que aquellas atentan contra los derechos universales del ser humano, en particular el derecho a la vida, cuyo libre y pleno ejercicio deben respetarse y garantizarse sin discriminación alguna, incluyendo el origen nacional; afectan al estándar mínimo a que tienen derecho los extranjeros; vulneran el recíproco respeto y la buena fe que deben regir las relaciones entre los Estados; y constituyen una amenaza del uso de la fuerza en las relaciones internacionales. Este último aspecto resulta especialmente grave a la hora de encontrarse un tema de alta sensibilidad ya radicado en un tribunal como se expresó. De allí que es posible concluir que en este caso el Perú, como Estado, faltó a una obligación internacional.

No haber ejercido el presidente García la autoridad política tendente a efectivamente reparar el daño causado constituyó un acto lamentable. Sin embargo, mucho más grave es la interrogante que se abre acerca del actuar futuro del Perú y de sus autoridades ante las importantes decisiones que emanarán de la Corte Internacional de Justicia.

Es allí donde además de todos los antecedentes jurídicos sin duda se tendrá a la vista el actuar de un gobierno caracterizado por estar sometido a presiones en la forma como conduce su política exterior, en la debilidad de instituciones básicas que ponen en jaque la autoridad presidencial y la poca confianza que genera un Estado donde no se respeta el derecho internacional.

Juan Emilio Cheyre es director del Centro de Estudios Internacionales de la Pontificia Universidad Católica de Chile y fue comandante en jefe del Ejército chileno durante la presidencia de Ricardo Lagos (2002-2006).

Anónimo dijo...

todos los araucanos rotos son unos acomplejados

Anónimo dijo...

En realidad lo que dijo Cheyre no es nada nuevo...Perú es una desastre y una verguenza...

Garcia, Donayre, Fujimori, Chavez, Bryce, Echenique, etc... al final un paisucho indecente que solo tiene generales y Presindentes de la ultima categoria y peor calaña!!!

Perú= La negación de la cultura y el desarrollo

Anónimo dijo...

Estimado Hildebrnatd


Peru le debe todo a CHile.-

Peru = Historica Indecencia Humana
Chile = Historica Nacion escogida de los Dioses

Saludos,

PD: Cada Día que apsa AUMENTA LA DEUDA DE PERU CON CHILE...

Anonimo dijo...

RESPUESTA NORMAL DE CHILE A LAS PATALETAS DE LOS PERUASNOS!!!

Y MAS ENCIMA SE LLAMABA HUASCAR LA LANCHITA PERUANA...SI SERAN!!! SI SERAN!!!!



NACIONAL Martes 20 de Enero de 2009

"Huáscar V" y "Tacna II" faenaban en el mar chileno:
Dos lanchas peruanas retenidas en Arica por traspasar el límite marítimo internacional

Los patrones enfrentan procesos por ingreso al mar chileno e infracción a la Ley de Pesca. En un año van ocho casos.

MAURICIO SILVA

ARICA.– Dos lanchas peruanas permanecen retenidas en el puerto de Arica tras ser sorprendidas realizando faenas de pesca al sur del paralelo que pasa por el hito 1 y que constituye el límite marítimo internacional.

Las embarcaciones "Huáscar V" y "Tacna II" fueron detectadas a 2 y a 18 millas de la frontera marítima. Permanecen en Arica junto a sus patrones, a la espera de que la Armada y los tribunales concluyan los procesos en su contra por ingreso a mar chileno e infracción a la Ley de Pesca.

En un año, desde el 16 de enero de 2008, cuando Perú interpuso su demanda ante la Corte de La Haya que desconoce el límite, suman ocho las embarcaciones peruanas que han sido retenidas por internarse con sus faenas en mar chileno.

No era primera vez

La "Huáscar V" fue sorprendida el viernes, justo cuando se cumplía el primer aniversario de la demanda peruana en La Haya. La patrullera "Arica" de la Gobernación Marítima la interceptó a dos millas al sur del límite marítimo y a 42 millas al oeste del puerto chileno.

El patrón de la lancha peruana, Cristóbal Díaz Vega (35), admitió que sabía su posición, pues llevaba GPS. "Estábamos en 'la línea', pero la corriente arrastró nuestro espinel hacia el sur. Fue una causa mayor", explicó.

La "Huáscar V" y su patrón ya habían sido sorprendidos pescando en aguas chilenas en 2004 y 2005. La última multa sumó 1.200 dólares, dijo Díaz. Ahora cargaba 2,5 ton de palometa.

En el caso de la lancha infractora "Tacna 2", el 8 de enero la detectaron en faenas de pesca 18 millas al sur del límite y a 70 millas al suroeste de Arica.

"Son procedimientos y patrullajes de rutina", dijo el gobernador marítimo, Tomás Orellana.

La primera infractora fue la goleta "Águila", cuyo dueño se libró de la multa de $48 millones que le impuso el Cuarto Juzgado luego de que Sernapesca omitiera hacerse parte en el proceso y el Estado de Chile se quedara sin defensa. A partir de entonces, un instructivo de las autoridades nacionales de Sernapesca ha obligado al servicio en Arica a hacerse parte en todos los casos.

El cónsul del Perú en Arica, Jorge Salas, descartó que las retenciones de los pesqueros originen incidentes diplomáticos. "La demanda de La Haya va por otro carril. Los procedimientos administrativos y judiciales chilenos siguen como antes", dijo.

Õ Sesión en Perú

El viernes, congresistas peruanos celebraron una sesión especial con el canciller José García y el agente peruano ante La Haya, Allan Wagner.

Wagner dio cuenta de la memoria que Perú presentará el 20 de marzo al tribunal. Ésta contiene los argumentos históricos, geográficos y jurídicos que cuestionan que haya un tratado de límites marítimos con Chile. El congresista Julio Ordóñez estimó que la memoria supera las vulnerabilidades de la posición peruana.

INSTRUCTIVO

> EL ESTADO de Chile no se hizo parte en el primer juicio. Sernapesca dictó un instructivo, y hoy existe defensa.



Las embarcaciones menores "Huáscar V" y "Tacna II" permanecen retenidas en la bahía de Arica, bajo custodia de la Armada de Chile, a la espera de que se terminen los procesos y se les fijen las multas.
Foto:OSVALDO CHACÓN

Anónimo dijo...

CHEYRE GENARL CHILENO TIENE LA RAZON.

PERU ES UN CIRCO DE SIMIOS Y CHOLOS,NADA MAS!!

Anónimo dijo...

A CARLOS MORALES

PUEDES METERTE POR EL CULO TU EMAIL...CHOLO ACOMPLEJADO!!!