domingo, 4 de enero de 2009

Invasión extra y terrestre

Ya están, por tierra también, los que han venido a salvar, en la Franja de Gaza, la civilización occidental que supuró a Bush y encarna la Unión Europea.
Por aire, mar y tierra las fuerzas que documentan a Dios ensanchan a plomo limpio la tierra prometida, esa patria viva que nació por decisión de la ONU y su resolución 181, esa patria exigente que todo lo pide y que, a cambio, sólo exige el exterminio de quienes se interponen.
La estrategia es, como lo subraya Jennifer Loewenstein, directora asociada del Programa de Estudios sobre Oriente Medio en la Universidad de Wisconsin, sepultar el sueño de un Estado palestino.
Israel, en efecto, jamás lo quiso y ahora, con Obama bancado por el lobby israelí que encabeza el radical Steven Spielberg, puede estar más seguro que nunca de que ese sueño-pesadilla (sueño para los palestinos y pesadilla para la derecha israelí) no se cumplirá.
Ayer las fuerzas terrestres del ejército israelí han entrado a no dejar vivo nada que se mueva de modo hostil en la Gaza que tampoco les pertenece, como no les pertenece la Cisjordania que ocupan y donde han construido miles de asentamientos que confirman su imparable expansión, como no le pertenecen el Valle del Jordán ni el Jerusalén Este que detentan a fuego de fusil.
Buena cosecha para ser el primer día: el fuego de artillería de Israel ha volado una mezquita en Beit Lahija, al norte de la Franja, con todos los que estaban rezando adentro. Catorce muertos y 30 heridos, todas víctimas civiles.
Hay decenas de muertos (por lo menos otros 30) que la propaganda israelí describe como “terroristas caídos en acción”. Es imposible creerle a un ejército de criminales. Sería como creerle a Hitler cuando juraba que los sudetes serían la última reivindicación que demandaría a Europa.
Y ya no hablemos de esta Europa, que ayer, a través del checo presidente semestral que padece, justificó la invasión terrestre de Israel diciendo que “es defensiva”.
¿Para esto se apartaron los checos del comunismo de los tanques? ¿Para que un pobre diablo disfrazado de idiota justificara los tanques de Israel y dijera que quien invade se defiende?
Ya son cerca de 490 los muertos y más de 2,500 los heridos. Pero son palestinos. Son muertos consentidos, casi deseados, del todo prescindibles. Son los judíos de 1936, los armenios de 1915, los fusilados de Madrid del 39.
El drama de los palestinos es que su sufrimiento no tiene fin. No hay fecha límite para lo que Israel decida hacer con ellos. Si eligen a Fatah, Abbás los termina traicionando. Si eligen a Hamás, como lo hicieron con el 60 por ciento de los votos en elecciones supervisadas internacionalmente, Israel los ahoga, primero, y los aplasta después.
Si miran a Europa, hallarán el cinismo de siglos. Si miran para el mundo árabe, encontrarán al sórdido Egipto y a las monarquías putrefactas del petróleo y al rey jordano cuyo padre estaba en la planilla de la CIA.
Entonces miran a Siria y por eso son terroristas. Entonces miran a Irán y por eso son terroristas. Y lo dicen, sin rubor alguno, quienes han hecho del terrorismo una doctrina de Estado, una ciencia asistida por las divinas providencias.
La situación de Gaza queda retratada por la descripción hecha ayer por Raji Sourani, voluntario del humanitarismo palestino:
“Los heridos ya no pueden atenderse. Estamos sitiados. A la lista de los muertos hay que añadir noventa cadáveres que no han podido identificarse dado el estado de destrozo en que se encuentran”.
Hamás es fuerte porque surgió en 1987, de la ira acribillada de la segunda Intifada. Y es fuerte porque no se ha vendido ni se ha dejado amaestrar como lo han hecho los herederos indignos de Arafat. Por eso es que Israel está en Gaza: para exterminar a Hamás, el único movimiento que puede hablarle a Israel con el lenguaje que Israel entiende como humano: el de la convicción y el de la fuerza.
Apenas meses después del triunfo de Hamás en las elecciones de enero del 2006, Israel declaró que Gaza era “una entidad hostil”. El plomo y la muerte que hoy caen como una maldición sobre la Franja sólo son la aplicación de una política de Estado: la liquidación de un movimiento y, si es necesario, del pueblo gazauí que lo acompaña.
A eso han llegado Bush, la mediocridad irremediable de Europa y la indiferencia del mundo: a tolerar que la política del medio oriente se haga a costa de montañas de cadáveres y a permitirle a Israel todos los desmanes que el fascismo armado puede cometer.
Y, sin embargo, es posible que Israel fracase. No por debilidad, desde luego, sino por las mismas razones que lo llevaron a la derrota ante Hizbolá en el sur de Líbano. La resistencia de Gaza está por verse y su capacidad de sacrificio también.
“Si el objetivo de la ofensiva es destruir a Hamás, la pregunta más importante es si esto es una meta alcanzable. Si no, los bombardeos no son sólo crueles, bárbaros y reprensibles, sino también absurdos”, ha escrito el famoso pianista y director de orquesta judío Daniel Barenboim, un hombre lúcido que parece avergonzarse de la simpleza asesina de quienes hoy mandan en su país.
“Si, por otro lado, es realmente posible destruir a Hamás con operaciones militares, ¿cómo imagina Israel la reacción de Gaza después de ello? Un millón y medio de residentes de la Franja no se arrodillarán reverencialmente ante el poderío del ejército israelí. No debemos olvidar que antes de que los palestinos eligieran a Hamás, Israel los apoyaba en una táctica para debilitar a Arafat...”, ha reflexionado Barenboim, que fuera esposo de esa celista inigualable llamada Jacqueline Du Pré.
Frente a Barenboim y el heroico pacifismo judío están, claro, los halcones que dominan la escena.
“Patria Judía” es un sitio del Internet que se difunde en todos los idiomas, empezando por el hebreo, desde Buenos Aires. Allí se expresa, sin pudores, el “patriotismo israelí”.
¿Qué decía ayer “Patria Judía”?
Después de llamar terrorista al subcomandante zapatista Marcos por denunciar la masacre de Gaza, “Patria Judía” describía así la matanza de la mezquita en Beit Lahiya:
“Ayer volaron una mezquita que contenía misiles y bombas, mandando a otros diez genocidas palestinos al séptimo cielo del pedófilo... Flor de paliza se les viene encima”.
El pedófilo es Mahoma. Los “palestinos genocidas” eran civiles que estaban rezando.
¿Y cómo trata “Patria Judía” el asesinato del dirigente de Hamás Nizar Rayan en un bombardeo aéreo que mató a su esposa y a sus ocho hijos?
Lo trata de esta manera:
“Otra rata gorda fue a visitar a Mahoma. Israel mata a uno de los principales líderes de Hamás en la Franja de Gaza”.
Debajo de la foto de Nizar Rayan aparece la siguiente leyenda:
“Chau basura, saludos al pederasta de tu profeta”.
Y bajo la foto de la casa destruida del líder de Hamás, la frase siguiente:
“Así quedó la casita de Rayan”.
La gracia de “Patria Judía” es que expresa, sin hipocresías ni antifaces, el discurso de la derecha fascista israelí. La que hoy gobierna ese país nacido como contestación mundial al genocidio nazi.

43 comentarios:

Anónimo dijo...

El proximo FEBRERO la empresa WWE viene de visita al Perú por segunda vez. Sugerimos NO IR al evento dado que esa lucha libre es ABSOLUTAMENTE FALSA.
Pronto un informe al respecto.

Anónimo dijo...

Que bien Sr. Hildebrandt, tomar como fuente a Jennifer Loewenstein, directora asociada del Programa de Estudios sobre Oriente Medio en la Universidad de Wisconsin. Me imagino que habrá reparado que ella es judía.
Estamos progresando ó equivocando???

Anónimo dijo...

Para los que no lo sepan.
Daniel Barenboim, es el único judñio que tiene pasaporte palestino (si es que vale de algo)

aldito m. dijo...

Cuando leemos comentarios referentes a la desproporción del número de víctimas entre uno y otro bando en el último estallido de violencia en Oriente Próximo, y se emplean expresiones como "visceralmente racista" o "una de las grandes ironías de la historia", nos preguntamos ¿quién es el verdadero culpable del número de víctimas civiles en Gaza? Si tomamos en consideración que Hamás venía preparando un enfrentamiento contra Israel hace meses, ¿por qué mientras cavaban túneles de conexión con Egipto para transportar armamento, Hamás no se ocupó paralelamente de cavar refugios antiaéreos para proteger a su población civil? Seguramente, porque los civiles en Gaza son una buena moneda de cambio mediático y porque, mientras mueren inocentes los verdaderos culpables de la masacre se encuentran ocultos en sus madrigueras -con las que ellos sí cuentan-, a salvo de los "bombardeos israelíes". Por eso, considero que la diferencia de número de víctimas se debe sencillamente a que el Estado de Israel ha puesto como su prioridad la protección de su población civil, que periódicamente se ve castigada por una lluvia de cohetes, más allá de los intereses mediáticos, lo que me parece responsable. No podemos decir lo mismo de Hamás. ¿Cuáles son los valores con los que nos identificamos? ¿Con aquellos que colocan la vida de los suyos sobre cualquier otro interés o con los que simplemente la pisotean con el objetivo de lograr la primacía de sus intereses ideológicos y religiosos?-

HUMANO 666 dijo...

Las esvásticas de graffiti vuelven a las calles de América y España.

Me parece un abuso lo de los judíos, pero todo eso tiene un origen, y ese es el hecho de que no aceptan y no aceptarán de que los judíos llegaron a esas tierras para quedarse, sin duda que volverán hacer lo de la batalla de Jericó, o lo de Sabra y Chatila, tienen el poder para hacerlo y lo harán, y no solo eso, no nos olvidemos que la economía mundial depende de las decisiones que tomen los grandes dueños del capital judío, uno de esos dependientes son los EEUU, y ahora más con la crisis.

Lo que me preocupa Don Cesar es el creciente antisemitismo, de seguro que los movimientos nacionalistas le van a sacar provecho a esta situación, un amigo desde Alemania me escribió esto:

"tengo miedo de salir por ciertas calles porque las cabezas rapadas últimamente están saliendo más seguido y gritan a boca abierta ¡que mueran los judíos!, camino con vista de halcón para darme cuenta a tiempo si vienen, me voy para Francia, vivo una triste paranoia"

Me temo que usted tenía la razón, estamos en los inicios de una tercera guerra mundial.

Anónimo dijo...

Bueno,Hamas ha logrado situarse como la gran vìctima de este enfrentamiento que el mismo ha iniciado.Las imagenes de ninos y mujeres ensangrentados o muertos es algo de lo que deben regocijarse pues la poblaciòn mundial esta aterrada por los excesos del mosnstruoso enemigo judìo. No han sido dardos ni juguetes para asustar los lanzados desde Gaza contra los colonos del otrolado de sus fronteras, son mas de dos mil misiles que matan y destruyen, lanzados este ultimo agno 2008. Ya veremos dentro de poco la terrible carniceria que se va a armar cuando uno que otro soldado capturado por las huestes de Hamas sea desmembrado frente a camaras como castigo a esta invasion injusta y que tanto choca al mundo civilizado.

Karma Police dijo...

Los israelíes disparan fósforo blanco, una sustancia venenosa prohibida por el tratado de Ginebra (estos no son palestinos tirandose a las cámaras Zoe, es un VENENO y la foto es de AP, no sospechosa de ser pro palestina):

http://www.sott.net/articles/show/172089-White-Phosphorous-Israel-fires-artillery-shells-into-Gaza


El titular de que "cohetes de Ham,as han causado una masacre en Israel" son otra gran mentira, observa esta foto para darte cuenta que no dañan ni el cemento http://www.reuters.com/news/pictures/searchpopup?picId=7701736

Aquí puedes ver el video(censurado en Youtube como millones de ellos or la organizacion prosionista ADL) donde se ve todo lo que no están poniendo los medios de comunicación "supuestamente" pro palestinos . Ela taque a un mercado de Gaza. (las imagenes no son aptas para niños)
http://sabbah.biz/mt/archives/2009/01/04/what-israel-dont-want-you-to-see/#more-4117

Tamnpoco te pierdas lo que pasa con este excelente blog
http://sabbah.biz/mt/

Por supuesto, no todos los israelíes estan a favor de loque hace su estado nazi- sionista:


http://uk.youtube.com/watch?v=iPExzYSPXjc

Anónimo dijo...

Definitivamente no puede compararse la proporción del "ataque" palestino con lo que hace el estado nazi de Israel:

http://despiertateya.blogspot.com/2009/01/israel-utiliza-armas-qumicas-prohibidas.html

Farid dijo...

Ya podemos visitar el museo del holocausto palestino

http://www.islamonline.net/English/In_Depth/GazaHolocaustMuseum/index.shtml

El Braca dijo...

Este siempre es un tema apasionante por eso los invito a leer este informe sobre el LOBBY ISRAELI en los Estados Unidos, a proposito de la mencion del Sr. Hildebrandt.
http://6165elbraca.blogspot.com/2008/11/lobby.html

Mr. Shoes dijo...

Mientras tanto os podeis divertir arrojando un zapatazo a Mr. Bush:

http://www.minijuegos.com/juegos/jugar.php?id=7456

Anónimo dijo...

Repito, no soy ni nazi ni neonazi ni pro-israelí ni pro-nada. Solo soy un opinante y trato de ser objetivo con esto de los ataques de Israel sobre Gaza: Karma Police, ponte la mano al pecho: tú crees, sinceramente, que esos más de 2000 cohetes lanzados contra los judíos (solo te hablo del 2008) no hicieron algún daño físico o material sobre territorios judíos?
¿Sabías tu que Hamas es un grupo árabe de confesión musulmana y de facción islamista (integrista=fundamentalista) sunita y que fue llamado por el actual primer ministro Abbas (Fatath) para conformar una coalición después que perdiera las legislativas frente a ellos por dos veces consecutivas y que, a pesar de ser un partido democráticamente elegido esta calificado por algunos países occidentales como una organización terrorista, por otros como terrorista y por otros, ni lo uno ni lo otro y que no solo no reconoce a Israel su derecho de existir como Estado sino que considera ilegitima la Autoridad Palestina nacida en Oslo gracias a las negociaciones y firmas de acuerdos entre Rabin y Arafat y Clinton en el año 91? Solo quiero saber si sabias todo esto.

Karma Police dijo...

Este articulo de Flavio Dalostto
te puede explicar un poco mejor la distancia que hay entre el pueblo judío y el detestable régimen sionista:

El Estado de Israel y el Sionismo impulsan ante la opinión pública mundial, la identificación entre Sionismo y Judaísmo o Pueblo Judío. Intentan convertir a ambos conceptos en sinónimos. El Sionismo razona, falsamente: "Todo Judío es Sionista y Todo Sionista es Judío". Esta peligrosa afirmación no hace más que poner en riesgo a la Población Judía Mundial, y exponer a todo el Pueblo Judío en potencial blanco del extremismo islámico, que podría razonar, erradamente, así: "Si todo Judío es Sionista y todo Sionista es mi enemigo, ergo todo judío es mi enemigo".


Con este tipo de razonamientos, el Sionismo involucra sin consultar a todos los judíos, en una guerra de la cual no todos quieren participar. Por esto, el Estado de Israel y el Sionismo son racistas: Presuponen que todos los judíos, por ser judíos, deben ser sionistas. Esto es suponer que existe una predisposición genética en los judíos, que les adscribe naturalmente en una ideología creada artificialmente. Quieren hacernos creer que los judíos nacen sionistas. Nada más falso.


Por el contrario, los que verdaderamente queremos que Todos los Pueblos de la Tierra, existan y que reconocemos el derecho innegable de todos los hombres y mujeres del Mundo, a Ser Felices y a Prosperar, sin importar su condición étnica o cultural; establecemos claramente la diferencia entre Sionista y Judío. La primera es una ideología afín al nazismo. Lo segundo es una condición étnica, cultural e histórica. "No todos los judíos son sionistas ni todos los sionistas son judíos".


Existen árabes sionistas como, por ejemplo, muchos integrantes de la religión drusa; y existen muchos judíos no sionistas como, por ejemplo, muchos integrantes de partidos de izquierda. Ahí tenemos al gran historiador judío Ilan Pape, descubridor de la Nakba, u Holocausto Palestino, que el Estado Hebreo, ejecutó e intentó borrar de la historia, en 1948, contra los árabes de Palestina, a quienes expulsó de sus Tierras, solo 3 años después del Holocausto Judío en Alemania. Muchos judíos sobrevivientes del exterminio nazi, fueron los impulsores del exterminio palestino, solo ¡3 años después! Debemos recordar aquí que decenas de miles de judíos sirvieron voluntariamente bajo la cruz svástica, durante del gobierno de Adolfo Hitler, y muchos de ellos llegaron a puestos importantes de conducción militar en la Alemania Nazi, previo certificado de "Sangre Aria Pura". También son sionistas las petromonarquías árabes y el gobierno cómplice de Egipto, que con su indiferencia y conveniencia, dejan morir al Pueblo Palestino. En el Mundo Árabe también abundan sionistas y Nazis. Ahí tenemos al Gran Hitler Árabe, llamado Saddam Hussein, exterminador de los Pueblos Kurdos y Árabe-Chií.


Identificar Sionismo y Pueblo Judío, sería identificar Nazismo y Pueblo Alemán. Sabemos que esto NO es así. Hitler subió al poder en Alemania con el 43% de los votos, y hoy, según una encuesta, los árabes de Israel que están en contra de la guerra sionista contra sus hermanos árabes de Gaza son el 18%, los árabes de Israel que apoyan la guerra son el 2%, los judíos que apoyan la guerra son el 72% y los judíos que la rechazan el 5% (367.500 personas).


¿Es poco, que el 5% (israelíes judíos) y el 18% (israelíes árabes) rechacen la guerra? De ninguna manera. La Esperanza del Mundo, para crecer, no necesita gran cosa. Recordemos, los que somos judíos, musulmanes y cristianos verdaderos, que Dios le dijo a Abraham que estaba dispuesto a perdonar la Ciudad de Gomorra, si había allí hasta 5 justos. Bueno, no los hubo en esa oportunidad. Pero ahora estamos mejor, porque hay 367.500 justos en el Pueblo Judío del Estado de Israel.


Esos judíos que representan el 5% son parte del Pueblo Judío No Sionista. Son 367.500 personas que representan la Esperanza para derrotar al Nazismo Sionista, y crear 2 Estados con el 50% del territorio de toda la Región para cada Nación.
No olvidemos que el Nazismo de Hitler tuvo el apoyo masivo, en su momento, del 43% o más del Pueblo Alemán. Hoy, 60 años después, esto ha cambiado, y los neo-nazis alemanes no dejan de ser una minoría. Debemos poner todo el empeño para diferenciar Sionismo de Judaísmo; porque nosotros Sí queremos la Paz Justa y Duradera para Judíos y Árabes en Palestina. Los Sionistas que hoy desprecian la Vida del Mundo, no serán diferentes de los Nazis de la Alemania de Hitler. Sus hijos y nietos rechazarán la actitud de sus padres y abuelos. Hay Esperanza. Venceremos.

Judio Errante dijo...

El gueto de Varsovia de nuestro siglo se llama Gaza.

Y Tzipi Livni ha hecho más que sus predecesores nazis: ellos no bombardearon el guetto de Varsovia. Ella sí, ella envía bombas de una tonelada sobre el gueto de Gaza. Es su regalo de Hannoukkah (la fiesta de las... Luces) para los Untermenschen de Gaza. Hans Frank, gobernador nazi de Polonia, fue colgado el 16 de octubre de 1945 en Núremberg.

¿Quién colgará a Tzipi Livni?

Anónimo dijo...

?Tienes algo sobre Hamas y su historia?

Mr. Shoes dijo...

El 31 de diciembre, Associated Press informó que el Consejo de Seguridad de la ONU había celebrado una reunión de emergencia en base a una petición árabe en favor de una resolución legalmente vinculante y de obligado cumplimiento que condenaba a Israel y buscaba obligar al estado sionista a detener sus ataques militares contra Gaza. El proyecto de resolución también pedía una inmediata protección para los civiles palestinos en la Franja y la apertura de los puntos de cruce de Gaza para la entrada de la ayuda humanitaria.

Sin embargo, la propuesta, que fue presentada por Libia en nombre de los 22 miembros de la Liga Árabe, fue inmediatamente rechazada por EEUU como “desequilibrada.” A pesar de este veto norteamericano, Riyad Mansur, el observador palestino en la ONU, manifestó a Associated Press que las naciones árabes estarían trabajando “noche y día” para hacer que el Consejo de Seguridad aprobara una resolución vinculante en los términos anunciados.

Como hizo durante la segunda guerra del Líbano en 2006, el gobierno del presidente George W. Bush, ha apoyado con fuerza el ataque israelí contra Gaza. El portavoz de la Casa Blanca, Gordon Johndroe, dijo que los miembros de Hamas no eran “nada más que unos matones”. Además, la Administración norteamericana ha estado trabajando para bloquear todas las propuestas diplomáticas para un cese el fuego con el fin de dar a Israel luz verde para incrementar sus ataques contra Gaza. Mientras los combatientes, barcos de guerra y artillería israelíes continuaban destruyendo edificios civiles, puentes y mezquitas, la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, no dudó en culpar a Hamas por la agresión israelí y mostró el respaldo estadounidense al rechazo israelí a las iniciativas de cese el fuego de la Unión Europea y varias capitales árabes.

Washington e Israel no aceptaron la victoria de Hamas en las elecciones parlamentarias de 2006. En junio de 2007, ellos promovieron un golpe de estado para derribar el gobierno de unidad nacional que Fatah y Hamas habían creado anteriormente durante sus negociaciones en Yeddah. El golpe fracasó y desde entonces en adelante la Administración Bush ha respaldado también el asedio israelí de la Franja de Gaza, que ha impedido a menudo a 1,5 millones de palestinos recibir comida, combustible, medicinas y otros productos. El objetivo de este bloqueo era el de hacer que la vida de la población de Gaza fuera tan intolerable que llevara a la caída de la Administración de Hamas.

EEUU no está protegiendo a Israel sólo en el frente diplomático sino que ha proporcionado también al estado sionista algunas armas que han sido utilizadas contra los palestinos, incluyendo el misil GBU-139, una nueva arma dirigida a destruir búnkers. Israel recibió 1.000 misiles de este tipo a principios de diciembre además de los 3.000 millones de dólares al año en ayuda militar norteamericana, incluyendo aviones de combate F-16 y helicópteros Apache, así como el combustible y repuestos necesarios para mantenerlos operativos.

Entretanto, mientras los ataques de Israel han matado a centenares de palestinos (una gran parte de ellos niños), la Administración estadounidense continúa insistiendo en que Hamas es el “responsable” de la guerra. Un consejero de Obama, David Axelrod, repitió las mismas mentiras que el presidente Bush: que Hamas había sido el primero en romper el acuerdo de cese el fuego. La portavoz de la Cámara de Representantes de EEUU, Nancy Pelosi, se mostró de acuerdo. Ella dio a conocer una declaración con respecto a la agresión israelí en la que señaló que “cuando Israel es atacado, EEUU debe continuar alineado firmemente con su amigo y aliado democrático.”

En la noche del 4 de noviembre, el día de las elecciones norteamericanas, Israel disparó misiles contra Gaza. Después de eso, Israel bombardeó la Franja durante las siguientes seis semanas matando a docenas de palestinos. “La escalada hacia la guerra podría, y debería, haber sido evitada. Fue el Estado de Israel el que rompió la tregua, en el ataque del túnel… hace dos meses,” manifestó el grupo pacifista israelí Gush Shalom en una nota de prensa. “Desde entonces, el ejército continuó alimentando el fuego de la escalada con raids y muertes calculadas.” La verdad es que la masacre de palestinos en Gaza es un crimen contra la humanidad del que no sólo el gobierno israelí, sino también el norteamericano, es plenamente responsable.

En realidad, para EEUU, el apoyo y la complicidad directa en los crímenes de guerra de Israel sirven al objetivo más amplio de crear un “nuevo orden” en Oriente Medio, que asegure una dominación estadounidense de la región y sus recursos petrolíferos. Israel es el socio menor en este sangriento intento. Las guerras contra Iraq y Afganistán, las amenazas contra Irán y Siria y la guerra israelí contra el Líbano en 2006 son también partes de esta aplicación norteamericana de la doctrina israelí para dominar y dividir a los mundos árabe y musulmán.

A pesar de este apoyo militar y diplomático, responsables de la Administración Bush temen un posible fracaso israelí similar a lo que ocurrió en Líbano en 2006 y han pedido a Israel que fije un calendario y una estrategia de salida, manifestaron diplomáticos extranjeros a Los Angeles Times. “Responsables norteamericanos están preocupados por la posibilidad de que la campaña se prolongue sin destruir a Hamas y pueda incluso fortalecer el apoyo al grupo militante – del mismo modo que la campaña de Líbano reforzó a Hezbollah.” “No vamos a oír las mismas expresiones de confianza que en 2006 en lo referente a la posibilidad que el ejército israelí sea capaz de imponer una nueva realidad estratégica,” manifestó un diplomático árabe en Washington.

Según numerosos observadores, la guerra debilitará al presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, y reforzará a sus rivales de Hamas, incluso aunque Israel invada Gaza. La lucha ha arruinado también la ya dañada reputación de los regímenes de Egipto y Jordania, apoyados por EEUU, que tienen relaciones diplomáticas con Israel y son vistos por los árabes como corruptos y cómplices de la agresión israelí. La estabilidad de estos regímenes está seriamente amenazada.

Algunos observadores creen que Israel quiere crear una crisis internacional en un momento en el que Barack Obama estaba a punto de convertirse en presidente estadounidense con el fin de medir la sensibilidad de la Administración Obama con respecto a la matanza de palestinos. Israel quiere determinar las políticas de Obama incluso antes de que estén decididas por la próxima administración estadounidense, con el fin de hacerla cómplice de sus crímenes contra los palestinos.

La sumisión de Obama a Israel ha sido puesta en duda por los medios israelíes. En marzo de 2007 Obama manifestó a un pequeño encuentro de activistas demócratas en Iowa: “Nadie está sufriendo más que el pueblo palestino.” El comentario provocó titulares en la prensa y desató la ira de los grupos pro-israelíes.

Como candidato durante las recientes elecciones presidenciales, Obama cambió su tono y dijo que Israel tenía el “derecho” a la plena soberanía sobre la totalidad de Al Quds (Jerusalén), una posición que garantiza que no habrá una paz duradera en la región, ya que los árabes y los musulmanes nunca aceptarán renunciar a sus legítimos derechos sobre la ciudad. La mano derecha de Obama, el jefe de personal Rahm Emmanuel, es un fanático sionista que trabajó para el ejército israelí durante la Guerra del Golfo de 1991. Estas medidas son vistas como un medio para evitar las críticas del influyente lobby pro-sionista en Washington, que se halla profundamente infiltrado dentro de los Partidos Demócrata y Republicano.

Más recientemente, la reacción inicial de Obama ante la masacre de Gaza fue la de no realizar comentarios. Debido a este hecho, muchos se preguntan ahora si sus autodeclarados principios de seguridad y dignidad van a ser aplicados también al pueblo palestino.

No hay duda de que Washington pagará un precio muy alto por su apoyo al terrorismo de Estado de Israel. Muchos manifestantes en todo el mundo están quemando banderas de EEUU y mostrando su completo rechazo a las políticas norteamericanas que apoyan el terror sionista. Aunque los principales medios de comunicación estadounidenses, que están bajo el control sionista o de las grandes corporaciones, continúan falsificando la realidad de la agresión y ocupación israelí, Internet y los canales por satélite del mundo islámico en diferentes idiomas están ofreciendo una cobertura profesional de los acontecimientos en Palestina. En este sentido, el apoyo continuado de Washington a los crímenes israelíes provocará el fracaso de cualquier iniciativa destinada a recobrar su destruida credibilidad en los mundos árabe y musulmán.

Rosemberg Peru dijo...

Hablando de holocaustos. Buena oportunidad para recordar el Holocuento Judío y todas las victimas que han sido acosadas por denunciar la patraña mas grande de la historia:

http://libreopinion.com/members/holocuento/victimasdesion.htm


Y esa otra simpatica patraña llamada "Ekl diario (inexistente) de Ana Frank":

http://es.youtube.com/watch?v=z-PRjwEKIvI

Karma Police dijo...

¿Sobre Hamas?. Claro. Pero primero revisa bien todo el contexto:

Israel, una nación nacida del terrorismo sionista, ha lanzado masivos ataques aéreos contra objetivos en Gaza utilizando armas de alta tecnología suministradas por EE.UU., un país que a menudo ha ayudado e instigado el terrorismo por parte de sus fuerzas militares clientes, como en la Operación Cóndor de Chile y por los contras en Nicaragua, y que incluso hospeda a terroristas derechistas cubanos que hicieron estallar en el aire un avión de línea comercial con 73 pasajeros.
Sin embargo, excluyendo del debate esa ambigüedad moral, la justificación para los ataques israelíes, que han matado por lo menos 364 es la justiciera lucha contra el “terrorismo,” ya que Gaza es gobernada por Hamas, el grupo militante palestino.

Hamas llegó al poder en enero de 2006 mediante elecciones palestinas que, irónicamente, había exigido el gobierno de Bush. No obstante, después de que Hamas obtuvo una mayoría parlamentaria, Israel y EE.UU. denunciaron el resultado porque consideran que Hamas es una “organización terrorista.”

Hamas luego arrebató el control de Gaza de Fatah, un grupo rival que otrora fue considerado “terrorista” pero que ahora es considerado como socio de EE.UU. e Israel, de modo que le han quitado esa etiqueta.

Opuestos a negociar seriamente con Hamas por sus actos de terrorismo – que han incluido el disparo indiscriminado de misiles de corto alcance hacia el sur de Israel – EE.UU. e Israel se quedaron de brazos cruzados mientras empeoraba la catástrofe humanitaria en Gaza, en la que 1,5 millones de palestinos empobrecidos están apretujados en lo que equivale a una gigantesca prisión al aire libre.

Cuando Hamas terminó un cese del fuego temporal el 19 de diciembre por falta de progreso en esas negociaciones y volvió a lanzar sus pequeños misiles caseros hacia Israel, el gobierno israelí reaccionó el sábado con su letal poder de fuego de “choque y pavor” – a pesar de que ningún israelí había sido muerto por los misiles lanzados desde Gaza después del fin al cese al fuego. [Desde el sábado, cuatro israelíes han muerto en ataques más intensivos de Hamas con misiles.]

Israel afirmó que sus bombas inteligentes atacan sitios relacionados con las fuerzas de seguridad de Hamas, incluyendo una escuela para cadetes de policías e incluso a policías regulares que caminaban por la calle. Pero pronto quedó claro que Israel usa una visión más amplia de lo que forma parte de la infraestructura militar de Hamas, al destruir con sus bombas una estación de televisión y el edificio de una universidad, así como al matar a una cantidad importante de civiles.

Mientras la matanza continuaba el lunes, responsables israelíes comunicaron en secreto a periodistas occidentales que el plan de guerra era destruir la vasta red de apoyo de programas sociales y otros en los que se basa la influencia política de Hamas.

“Hay numerosos aspectos de Hamas, y tratamos de atacar todo el espectro, porque todo está conectado y todo apoya el terrorismo contra Israel,” dijo un alto responsable militar israelí, quien habló anónimamente, al Washington Post.

“La infraestructura civil de Hamas es un objetivo muy, muy delicado,” agregó Matti Steinberg, ex alto asesor del servicio de seguridad interior de Israel. “Si quieres presionarlos, hay que hacerlo de esa manera.”

[Washington Post, 30 de diciembre de 2008]

Ya que la definición clásica de “terrorismo” es el uso de violencia contra civiles para lograr un objetivo político, Israel parecería estar pidiendo un análisis objetivo de que ha elegido su propio camino terrorista. Pero evidentemente cuenta con que los medios noticiosos de EE.UU. sigan utilizando anteojeras que limitan efectivamente las condenas por terrorismo a gente y grupos que son considerados como enemigos de Washington.

¿Terrorismo de quién?

Cuando era periodista para Associated Press basado en Washington en los años ochenta, cuestioné una vez el aparente prejuicio que el servicio noticioso basado en EE.UU. aplica a su uso de la palabra “terrorista” cuando cubre los temas de Oriente Próximo. Un alto ejecutivo de AP respondió a mis preocupaciones con un sarcasmo: “El terrorismo es la palabra que viene después de árabe,” dijo.

Aunque pretendía haber dado una respuesta despreocupada, el comentario tenía obviamente mucho de verdadero. Era fácil colgar la palabra “terrorista” a cualquier ataque árabe – incluso contra un objetivo militar como el atentado contra el cuartel de los Marines de EE.UU. en el Líbano en 1983 después que el gobierno de Reagan se sumó a las hostilidades contra las fuerzas musulmanas al ordenar que los barcos de guerra de EE.UU. lanzaran obuses contra aldeas libanesas.

Pero se entendía que se aplicaban diferentes reglas sobre el uso de la palabra “terrorismo” cuando el terrorismo provenía de “nuestro lado.” Entonces, ningún periodista estadounidense con algún sentido de supervivencia en su carrera habría pensado en insertar la palabra “terrorista” sea cual fuere la justificación.

Incluso referencias históricas a actos de terrorismo – como ser la brutal práctica de revolucionarios estadounidenses en los años setenta del Siglo XVII de alquitranar y emplumar a civiles considerados favorables a la Corona Británica o la exterminación de tribus indias americanas – eran vistas como debilitamiento en cierto modo de la virtud moral contra los actuales terroristas islámicos y a favor de la “guerra contra el terror” de George W. Bush."

Desapareció, también, de la narrativa histórica el hecho de que sionistas militantes emplearon terrorismo como parte de su campaña para establecer Israel como Estado judío. El terrorismo incluyó asesinatos de responsables británicos que administraban Palestina bajo un mandato internacional así como a palestinos que eran expulsados violentamente de sus tierras para que pudieran ser reivindicadas por colonos judíos.

Uno de los más famosos de esos ataques terroristas fue el atentado en 1946 contra el Hotel King David en Jerusalén en el que residían funcionarios británicos. El ataque, que mató a 91 personas incluidos residentes locales, fue realizado por el Irgún, un grupo terrorista dirigido por Menachem Begin quien después fundó el Partido Likud y llegó a ser primer ministro de Israel.

Otro veterano de la campaña terrorista del sionismo fue Yitzhak Shamir, quien también llegó a ser líder del Likud y finalmente primer ministro.

A comienzos de los años noventa, mientras esperaba para entrevista a Shamir en su oficina en Tel Aviv, se me acercó una de sus jóvenes asesoras quien iba vestida de una corta bata gris y azul, con un chador de estilo hebreo tradicional.

Mientras conversábamos, sonrió y dijo con voz cantarina: “El primer ministro Shamir fue terrorista, ¿lo sabe?” Respondí con una risita: “Sí, conozco la biografía del primer ministro.”

Punto ciego

Para mantener la pureza moral al denunciar actos de terror de enemigos de EE.UU., también se necesita un gran punto ciego para la reciente historia de EE.UU., que implica repetidamente a dirigentes de EE.UU. en la tolerancia de actos de terrorismo.

Por ejemplo, en 1973, después de que un sangriento golpe respaldado por EE.UU. derrocó al izquierdista gobierno chileno, el nuevo régimen del general Augusto Pinochet, se unió a otras dictaduras sudamericanas para patrocinar una organización terrorista internacional llamada Operación Cóndor que asesinó a disidentes políticos por todo el mundo.

La Operación Cóndor montó una de sus acciones más audaces en las calles de Washington en 1976, cuando el régimen de Pinochet reclutó a terroristas cubano-estadounidenses para detonar una bomba en un coche que mató al ex ministro de exteriores de Chile, Orlando Letelier, y a una colaboradora estadounidense,

Ronni Moffitt. El papel del gobierno chileno fue inmediatamente cubierto por la CIA, dirigida entonces por

George H.W. Bush. [Para detalles, vea “Secrecy & Privilege” de Robert Parry.]

Sólo semanas después, un equipo de cubanos derechistas basados en Venezuela – bajo la dirección de

Orlando Bosch y de Luis Posada Carriles – hizo estallar un avión de Cubana de Aviación, matando a 73 personas. Bosch y Posada, ex agente de la CIA, fueron cofundadores de CORU, que fue descrita por el FBI como “una organización terrorista coordinadora anticastrista.”

Aunque el gobierno de EE.UU. supo pronto del rol de Bosch y Posada en el ataque contra la aerolínea Cubana – y los dos hombres pasaron un cierto tiempo en una cárcel venezolana – tanto Bosch como Posada han gozado de la protección del gobierno de EE.UU. y particularmente de la familia Bush.

Rechazando las demandas internacionales de que Bosch y Posada pagaran por sus crímenes, los Bush -

George H.W., George W. y Jeb – han participado todos en la tarea de asegurar que esos terroristas impenitentes vivan sus años dorados en la seguridad y el confort de EE.UU.

En los años ochenta, Posada incluso se pasó a otra organización terrorista respaldada por EE.UU., los contras nicaragüenses. Después de escapar de Venezuela, la operación de apoyo a la Contra de Oliver North dirigida desde el Consejo Nacional de Seguridad de Ronald Reagan lo puso a trabajar en esa actividad en 1985.

Los contras nicaragüenses eran, en efecto, una organización narcoterrorista que financiaba parcialmente sus operaciones con ingresos del tráfico de cocaína, un secreto que el gobierno de Reagan hizo lo posible por ocultar junto con el historial de asesinato, tortura, violaciones y otros crímenes de los contras en Nicaragua.

[Vea: “Lost History” de Parry],

El presidente Reagan también se sumó, en feroces campañas de relaciones públicas para desacreditar a investigadores de los derechos humanos que documentaron masivas atrocidades de aliados de EE.UU. en Centroamérica en los años ochenta – no sólo de los contras, sino también del terrorismo de Estado de las fuerzas de seguridad salvadoreñas y guatemaltecas, que se involucraron en matanzas en gran escala en aldeas consideradas como simpatizantes con insurgentes izquierdistas.

En general, los principales medios noticiosos de EE.UU. tuvieron mucho cuidado cuando se presentaban afirmaciones sobre el terrorismo de “nuestro lado.”

Cuando algunos valerosos periodistas, como el corresponsal del New York Times, Raymond Bonner, escribieron sobre asesinatos políticamente motivados de civiles en Centroamérica, enfrentaron represalias organizadas por grupos derechistas de presión que a menudo tuvieron éxito en el daño o destrucción de las carreras de los periodistas.

Dobles raseros

En última instancia, el cuerpo periodístico estadounidense desarrolló un sentido arraigado de los dobles raseros. La indignación moral podía ser expresada cuando los actos de terrorismo eran cometidos por enemigos de EE.UU., mientras un silencio muy meditado – o una preocupación matizada – era apropiado cuando los crímenes eran de aliados de EE.UU.

Por lo tanto, aunque los medios noticiosos de EE.UU. no dudaron de que los ataques terroristas del 11-S justificaban la invasión de Afganistán, hubo muy poca crítica en los medios estadounidenses cuando el presidente Bush infligió su ataque de “choque y pavor” contra Iraq, una guerra que provocó cientos de miles de muertes iraquíes.

Aunque numerosos musulmanes y otros en todo el mundo han denunciado la invasión de Iraq por Bush como “terrorismo de Estado,” una acusación semejante sería considerada anómala por la prensa dominante en EE.UU. En su lugar, los insurgentes iraquíes son calificados frecuentemente de “terroristas” cuando atacan a soldados de EE.UU. dentro de Iraq. La palabra “terrorista” se ha convertido, en efecto, en un insulto geopolítico.

A pesar de la prolongada y sangrienta historia de la participación de EE.UU. e Israel en el terrorismo, los medios noticiosos de EE.UU. siguen con su paradigma de enfrentar a los “buenos” estadounidenses e israelíes contra los “malos” islámicos. Un lado tiene la posición de alta moral y la otra está en la alcantarilla moral. [Para más información sobre el enfoque unilateral de los medios de EE.UU., vea el análisis de

Greg Mitchell en Editor & Publisher.]

Todo intento de citar el cuadro más amplio, más ambiguo y más inquietante provoca acusaciones de los defensores de las acciones de EE.UU. e Israel, especialmente los neoconservadores, de lo que llaman “equivalencia moral” o “antisemitismo.”

Sin embargo, ahora quedó claro que la aquiescencia a un doble rasero sobre el terrorismo no es sólo una violación de ética periodística o un acto de cobardía política; es complicidad en un asesinato en masa. Sin el doble rasero, es difícil concebir cómo serían posibles los baños de sangre – en Iraq (desde 2003), en el Líbano (en 2006) y en Gaza (actualmente).

La hipocresía al hablar de “terrorismo” no es una inocente disputa semántica; mata.

Este artículo es de Robert Parry y lo ubicas en:
http://www.informationclearinghouse.info/article21597.htm

El Sr. Hildebrandt ya lo explica claro en post anteriores. pero parece que algunos no lo quieren entender.

HUMANO 666 dijo...

He leído con calma y observado todos los vínculos pegados, y la respuesta es esta:

Los judíos están perdiendo la guerra y todavía no se han dado cuenta, su actitud violenta y pedante le ha dado a los nacionalistas (nazis), el motivo perfecto para cobrar fuerzas, ahora resulta que nunca hubo un holocausto, que nunca se confinaron a los judíos para su exterminio, en pocas palabras: Hitler era un "bebe de teta", inocente criatura.
¿Ya se olvidaron de la invación a Francia?
¿Ya se olvidaron de los miles de soldados rusos muertos?
¿Ya se olvidaron sobre el bombardeo sobre Liverpool?
Que pena que todos esos auténticos héroes de guerra no estén para defenderse, que pena que la mayoría de judíos sobrevivientes del holocausto no estén vivos para decir la verdad escrita sobre sus carnes.
¡Señor Hildebrandt haga algo! hay miles de enfermos colados y desmemoriados que están sacando provecho de todo esto, yo guardo fe que usted es una persona que no se casa con nadie y de mente aguda y certera.

http://www.youtube.com/watch?v=1EzkTYTQOVY

http://www.youtube.com/watch?v=J_VquWguuk8

http://www.youtube.com/watch?v=Jfz4r_hbUXU

(y su embargo hay rusos imbéciles que pintan la esvástica, pobres muchachos)

Cuidado con los nazis que meten su narices en un asunto ajeno, si quieren defender a los palestinos, pues agarren un fusil y a la guerra, pero no quieran revivir a Hitler para esta nueva guerra mundial.

Este último vídeo es para los amantes de la música fuerte:

http://www.youtube.com/watch?v=c-_8lPf9m9Y

Anti Annunakis dijo...

Que se puede esperar de un characato acomplejado que se cree Spielberg y con un nick bastante mason-illuminatti.
Que la sangre del Cordero caiga sobre la Sinagoga de Satan.

Rosemberg Peru dijo...

Claro 666 Hildebrandt no se casa con nadie. por eso mismo escribio hace un tiempo este artículo preguntandose precisamente: ¿QUIEN LE TEME AL REVISIONISMO HISTORICO? Y eso no se trata de negar lo innegable ( el cacareado bombardeo a Liverpool que tanto parece gustarte y las otras pamplinas que mencionas) se trata de ver mas alla de las exageraciones que han creado los sionistas para hacerse las UNICAS VICTIMAS de todo esto a fin de manipyular sus intereses. ¿sabes que hicieron con los alemanes terminada la guerra? ¿Conoces los campos de concentracion de los yanquis contra los japoneses? ¿Sabes que en la II Guerra Mundial no solo murieron judios, sino tambien gitanos, ucranianos, Testigos de Jehova, etc? Entonces, amigo no se trta de defender a las bestias del nazismo...se trata de saber la verdad.
Bueno aqui te copio el articulo de Hildebrandt

Otra historia del Holocausto

El historiador inglés David Irving, de 68 años, ha sido puesto en libertad ayer, después de permanecer 13 meses en una cárcel vienesa. ¿Por qué estuvo preso Irving?

Porque en Austria, adonde fue a dictar un par de conferencias, es un delito que merece la cárcel el dudar del Holocausto judío, el sospechar de sus acrecentadas magnitudes de posguerra, el suponer que el drama real fue desfigurado en dimensiones apocalípticas a la hora de crear el estado de ánimo internacional que permitió la edificación del estado de Israel.

Irwing es un revisionista, para algunos. Pero para los judíos y sus adjuntos es un negacionista neonazi. Sea como fuere, ha escrito decenas de libros que tratan de formular preguntas –capciosas muchas, cínicas otras, realistas otras- en torno a cuestiones claves del llamado Holocausto, así, con las mayúsculas que el poder del sionismo demanda y consigue casi como un estatus mortuorio de país favorecido por la lástima.

Que los nazis fueron unos criminales antijudíos, de eso no hay ninguna duda razonable. Que hubo leyes asquerosamente antisemitas en el Tercer Reich, eso es algo que nadie puede cuestionar si no es desde la infamia. Que hubo persecución de cientos de miles de judíos y exterminio de un número no determinado de ellos en campos de concentración que fueron monumento a la infamia, pues eso no merece discusión alguna. Pero no son esas cosas las que Irving y los revisionistas de toda laya han puesto en cuestión.

Lo que el revisionismo-negacionismo pone a debate es, en resumen, la magnitud del evento, las características sistemáticas del mismo y la verosimilutud de muchos de los testimonios que han servido a lo largo de estos años para crear, desde la fábrica de Cecil B. de Mille y Steven Spielberg, ese siempre insuperable PBI de tragedia que Israel parece reclamar sólo para sí.

–Somos el único pueblo que ha perdido seis millones de su gente en una masacre –dice el judaismo internacional.

–Ni es la única masacre mundial de la que debamos arrepentirnos como humanos ni fueron seis millones los muertos –dicen los revisionistas no-nazis (porque hasta de izquierda hay).

Decir que no fueron seis millones es algo tan discutible como el redondeo mismo, como la fúnebre facilidad de esa cifra.

¿De dónde sale? ¿Qué censos la nutren? ¿Cómo se desagrega campo por campo? ¿Cuántos documentos alemanes “de bajas” se corresponden con un cálculo tan trágico? ¿Qué sumas y restas la facilitaron? Y lo que es más importante, ¿por qué es relevante? ¿Y por qué no habría de serlo? ¿No es la historia un relato sobrio y lo más preciso posible de lo que sucedió? ¿Por qué es importante saber con precisión aritmética a cuántos fusiló el franquismo triunfante en los tres primeros años de la posguerra española y no debe de serlo saber a cuántos judíos mató la soldadesca de Hitler?

No hay respuestas. Y en algunos países, no hay ni siquiera preguntas. Porque si usted formula esas preguntas –u otras parecidas- en España, Eslovaquia, República Checa, Lituania, Polonia, Alemania, Francia, Canadá, Austria, Bélgica, Rumanía e Israel, pues puede ir derecho a la cárcel. Como lo lee: en esos países dudar de la magnitud del Holocausto –no negarlo, dudar de su hipérbole propagandística y del uso asesino que hace de ella subyacentemente el estado de Israel- está contemplado como delito en el Código Penal.

O sea que en esos países –incluida la presuntamente liberada España- uno puede decir que los negros merecieron la esclavitud, o que los incas no fueron exterminados sino tan sólo diezmados por las epidemias, o que el separatismo kurdo se la buscó con Saddam Hussein, o que la masacre armenia a manos turcas era un asunto que Europa hizo bien en no mirar… Usted puede decir, en esos países, lo que le dé la gana, excepto poner en tela de juicio el tamaño del Holocausto. Por esa razón sí puede ir usted preso.

¿Cómo? ¿Y el artículo 19 de la Declaración 217 de la ONU, llamada la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que establece el derecho irrestricto y jamás perseguible de la opinión propia? ¿Y la libertad de expresión, implícita en cuanta ley occidental sobre derechos civiles se ha formulado?

Esos son derechos menores a los que reclama, con éxito, el lobby judío mundial: el derecho a suprimir todo debate y el de blindar una “verdad histórica” con la amenaza de la prisión.

O sea que en nombre del antinazismo, que todos podemos compartir, se ha creado un campo de concentración de las ciencias sociales donde los historiadores están prohibidos de moverse de barraca y de hacerle preguntas a sus custodios.

¿Y eso por qué no lo sabe la gente?

Porque el lobby judío peruano, por ejemplo, ha prohibido hablar inclusive de la prohibición que pesa sobre el tema.

Alguna vez el historiador Robert Faurisson fue expulsado de su cátedra por plantear cuestionamientos en torno al Holocausto. Fue un judío honesto hasta la médula, genial como Einstein y Marx, quien lo defendió en medio de la lapidación “universitaria” que se estaba produciendo. Ese judío fue Noam Chomsky, quien sostuvo que no estaba de acuerdo con Faurisson pero que menos acuerdo podía tener con quienes querían amordazarlo. Los extremistas judíos, esos que hoy se complacen con la política de exterminio del pueblo palestino, dijeron entonces –a principios de los 80- que Chomsky era un traidor. Porque para ellos la intolerancia es siempre un reducto victimista.

No se necesita ser nazi ni mucho menos para formular preguntas en torno a eso que la tele y el cine nos recuerdan cada 30 días. Por ejemplo, ¿por qué una verdad histórica puede ser tan débil o vulnerable como para impedir su debate con la amenaza de las rejas? ¿Por qué el tribunal de Nuremberg, que juzgaba los evidentes crímenes de guerra del nazismo, no realizó un peritaje aproximativo respecto del número de víctimas?

¿Por qué no se exhibieron los documentos que los escrupulosos criminales de guerra nazis escribieron –o debieron de escribir- dando cuenta de cada asesinato de judíos en los campos de concentración? ¿O es que tales documentos no existieron por temor a la derrota o a la posteridad? Y si no existieron, ¿de dónde parte la base documental para el espantoso cálculo de los seis millones?

¿Por qué el Comité Internacional de la Cruz Roja protestó, en 1944, en contra de “la guerra aérea” de los aliados, que ya había fulminado Dresden, más dos tercios de Alemania y Japón, y había matado a miles de prisioneros en campos de detención considerados como blancos colaterales inevitables, y no lo hizo en relación a lo que ya debía de ser evidente, es decir el carácter varias veces millonario de la matanza nazi de judíos?

Son preguntas legítimas que no quieren negarle nada a quienes sufrieron la persecución antisemita del nazismo. Sólo quieren una verdad menos sostenida en el chauvinismo y la venganza. Sólo aspiran a una historia de mejores perfiles académicos. Una historia que explique, por ejemplo, por qué muchos testimonios originales hablaron del gas Zyclon-B circulando por las duchas y otros posteriores describieron huecos en los techos por donde entraba el sutil vapor del ácido cianhídrico que despedían los gránulos –que no los gases estrictamente hablando- del horrendo producto fabricado por la Bayer.

Que una duda así no pueda formularse en países que se dicen civilizados –y civilizadores como en el caso de Francia- alcanza a ser una vergüenza universal.

César Hildebrandt para La Republica de España
Enlace original:

http://www.larepublica.es/spip.php?article3305

El Braca dijo...

Aunque no es el tema, agradeceria al Sr. Hildebrandt trate este asunto (que he posteado en mi blog), sobre un articulo escrito por John Simpson (BBC).
Saludos.
http://6165elbraca.blogspot.com/

víctor vergara dijo...

My buen artículo, señor Cesar. No podemos callar ante la crueldad y el dolor, (provenga de donde sea).
Yo, por mi parte, como poeta, también puse mi pequeño grano de arena (el poeta se vale de menos palabras, como usted bien sabe)
Después de leerme gran amigo poeta limeño, me condujo hasta su artículo.

Un abrazo faternal, desde España.

Anónimo dijo...

¿Qué harías tu si mañana Sendero, un grupo terrorista peruano que asesinó a miles de gentes y destruyo cientos de pueblos y que fue considerado como tal hasta por las ONU otrora, pasa a legalidad, se inscribe como partido político, postula a sus líderes para la presidencia, no la ganan, pero obtienen la mayoría del Congreso. El presidente electo llama al líder de la mayoría para conformar el nuevo gobierno y lo logra. En Puno y Tacna, que son las principales ciudades donde Sendero obtuvo la mayoría en este supuesto caso, los dirigentes se apoderan de sus respectivos pueblos, imponen sus propias leyes, desconocen al gobierno oficial y del que ellos forman parte en Lima y comienzan a tirar cohetes hacia la ciudad Chile y Bolivia. Desde esos países, los gobiernos agredidos envían aviones y cohetes para reducir los cerros y las ciudades ocupadas. Tendrían o no derecho ambos vecinos de defenderse?

Anónimo dijo...

?alguien sabe en este diàlogo qué es tratado ded Oslo?

Anónimo dijo...

Estotomado del artìculode Hildebrandt es falso:

«No hay respuestas. Y en algunos países, no hay ni siquiera preguntas. Porque si usted formula esas preguntas –u otras parecidas- en España, Eslovaquia, República Checa, Lituania, Polonia, Alemania, Francia, Canadá, Austria, Bélgica, Rumanía e Israel, pues puede ir derecho a la cárcel. Como lo lee: en esos países dudar de la magnitud del Holocausto –no negarlo, dudar de su hipérbole propagandística y del uso asesino que hace de ella subyacentemente el estado de Israel- está contemplado como delito en el Código Penal»

Anónimo dijo...

y esto:
«O sea que en esos países –incluida la presuntamente liberada España- uno puede decir que los negros merecieron la esclavitud, o que los incas no fueron exterminados sino tan sólo diezmados por las epidemias, o que el separatismo kurdo se la buscó con Saddam Hussein, o que la masacre armenia a manos turcas era un asunto que Europa hizo bien en no mirar… Usted puede decir, en esos países, lo que le dé la gana, excepto poner en tela de juicio el tamaño del Holocausto. Por esa razón sí puede ir usted preso»

Rosemberg Peru dijo...

¿Falso?
Por lo visto no has revisado este enlace a profundidad:

http://libreopinion.com/members/holocuento/victimasdesion

Ahora no se trata de agredir o no agredir. se trata de que estos ataques deben someterse a los pactos internacionales de PROPORCIONALIDAD. Si mueren cinco judios por cada 100 palestinos (incluidos niños y ancianos) eso no es proporcional.
Si crees que asi funciona la Ley del Talión que tanto parece gustarte, entonces el nazi no soy yo , sino Tu y el régimen brutal del ISRA-HEIL...

Anónimo dijo...

Buena Hildebrandt. Necesitamos mas mentes germanico-peruanas como la de Ud. para resucitar este pais y sus complejos de sudakismo sionista

Anónimo dijo...

Ya te dije que no soy ni nazi ni pro judio.Solo te digo que lo arriba mencionado es falso.Si puedes decir en cualquiera de esos paises,si te da la gana, que el Holocausto es falso. Nadie te va a meter preso por ello.Lo que si,por lo menos en Alemania, Francia, Canadá, Austria, Belgica te pueden meter preso mas bien si agredes verbalmente a una persona que conozcas o que no conozcas o que levantes testimonios sin pruebas.En cambio, eso en Perù,lamentablemente, no es posible. Porqué?, no lo sé

Anónimo dijo...

No me has contestado esto,me intersa conocer tu opiniòn (si consideràramnos vàlido este supuesto):
¿Qué harías tu si mañana Sendero, un grupo terrorista peruano que asesinó a miles de gentes y destruyo cientos de pueblos y que fue considerado como tal hasta por las ONU otrora, pasa a legalidad, se inscribe como partido político, postula a sus líderes para la presidencia, no la ganan, pero obtienen la mayoría del Congreso. El presidente electo llama al líder de la mayoría para conformar el nuevo gobierno y lo logra. En Puno y Tacna, que son las principales ciudades donde Sendero obtuvo la mayoría en este supuesto caso, los dirigentes se apoderan de sus respectivos pueblos, imponen sus propias leyes, desconocen al gobierno oficial y del que ellos forman parte en Lima y comienzan a tirar cohetes hacia la ciudad Chile y Bolivia. Desde esos países, los gobiernos agredidos envían aviones y cohetes para reducir los cerros y las ciudades ocupadas. Tendrían o no derecho ambos vecinos de defenderse?

Anti Annunakis dijo...

Boicot al ISRA-HEIL

http://it.youtube.com/watch?v=R2JLYkfsBnI&feature=channel_page

Rosemberg Peru dijo...

Y para que esta la OEA, las Naciones Unidas, los Pactos Inernacionales, y todo el etcétera sopenco???

Si tanto te gusta la ficcion porque mejor no escribes un libro o te haces guinista de Michelle Alexander

Anónimo dijo...

Por màs que te amargues,si esaficcion fuera real,pasaria lo mismo q ahora esta pasando en Gaza y tuy yo quiensabe,los primeros en reclamar por esas agreciones extranjeras,

Anónimo dijo...

agresiones quise decir

Rosemberg Peru dijo...

Mira. Sin ir a la ficcion tenemos el caso de las FARC en Ecuador. Un conflicto que se soluciono, a pesar de la injerencia del lobby yanqui por armar la guerra, como gente civilizada. Los paises de America se reunieron, hablaron de paz, se pusieron las cosas en la mesa y punto.
Lo que digo es que no se necsita matar a tantos seres humanos para luego firmar una "tregua de paz". Y si quieres saber la verdad de este conflicto pues te recomiendo leer lo que dicen algunos intelectuales europeos. Gente como Saramango que seguro saben mucho mas que tu y yo:



No es una guerra, no hay ejércitos enfrentados. Es una matanza.

No es una represalia, no son los cohetes artesanales que han vuelto a caer sobre territorio israelí sino la proximidad de la campaña electoral lo que desencadena el ataque.

No es la respuesta al fin de la tregua, porque durante el tiempo en el que la tregua estuvo vigente el ejército israelí ha endurecido aún más el bloqueo sobre Gaza y no ha cesado de llevar a cabo mortíferas operaciones con la cínica justificación de que su objetivo eran miembros de Hamas. ¿Acaso ser miembro de Hamás despoja de condición humana al cuerpo desmembrado por el impacto del misil y al supuesto asesinato selectivo de su condición de asesinato sin más?.

No es un estallido de violencia. Es una ofensiva planificada y anunciada hace tiempo por la potencia ocupante. Un paso más en la estrategia de aniquilación de la voluntad de resistencia de la población palestina sometida al infierno cotidiano de la ocupación en Cisjordania y en Gaza a un asedio por hambre cuyo último episodio es la carnicería que en estos días asoma en las pantallas de nuestros televisores en medio de amables y festivos mensajes navideños.

No es un fracaso de la diplomacia internacional. Es una prueba más de complicidad con el ocupante. Y no se trata sólo de Estados Unidos que no es referencia moral ni política sino parte, la parte israelí, en el conflicto; se trata de Europa, de la decepcionante debilidad, ambigüidad, hipocresía, de la diplomacia europea.

Lo más escandaloso de lo que está pasando en Gaza es que puede pasar sin que pase nada. La impunidad de Israel no se cuestiona. La violación continuada de la legalidad internacional, los términos de la Convención de Ginebra y las mínimas normas de humanidad, no tiene consecuencias. Más bien, al contrario, parece que se premia con acuerdos comerciales preferentes o propuestas para el ingreso de Israel en la OCSE. Y qué obscenas resultan las frases de algunos políticos repartiendo responsabilidades a partes iguales entre el ocupante y el ocupado, entre el que asedia y el asediado, entre el verdugo y la víctima. Qué indecente la pretendida equidistancia que equipara al oprimido con su opresor. El lenguaje no es inocente. Las palabras no matan pero ayudan a justificar el crimen. Y a perpetuarlo.

En Gaza se está perpetrando un crimen. Lleva tiempo perpetrándose ante los ojos del mundo. Y nadie podrá decir, como en otro tiempo se dijo en Europa, que no sabíamos.

Teresa Aranguren, Pedro Martínez Montávez, Rosa Regás, José Saramago, Pilar del Río, Cármen Ruiz Bravo, Belén Gopegui, Constantino Bértolo, Santiago Alba Rico.

Anónimo dijo...

Yo no hablo de la matanza que es real y abusiva. El plan de los judíos es acabar con el grupo radical (terrorista o como lo quieras llamar) Hamas. Por eso es que desoyen los llamados del mundo a un inmediato alto al fuego. Porque han decidido acabar con sus agresores, sea como sea y en el menor tiempo posible. Así es la desgracia de las guerras. Hablo de la secuencia lógica y de los hechos.

víctor vergara dijo...

Toda religión que no se base en el -AMOR INCONDICIONAL- a nuestros semejantes, (sino en el instinto más primario y animal de supervivencia), no es una religión, sino una PUTA MIERDA. Incluso en tal caso, seríamos superados por la nobleza del perro o los animales más bastardos de la Tierra.
Desconectándome de toda magnifica defensa que aquí se ha expuesto, ésto es sumamente vergonzoso para la raza humana. Nos conduce de una manera muy filosofada, a la mera supervivencia de la rata de cloaca, sin más.
Sguiríamos siendo ratas apestosas con un coeficiente intelectual un poquitín más elevado, pero putas ratas de cloaca de: "o tú o yo", "sálvese quien pueda", "antes mi familia que la tuya, por que para eso es la mía". Este círculo vicioso, este círculo que se muerde la cola, donde ya no se distingue qué fue primero, si el ataque o la defensa, si la defensa o el ataque, jamás se romperá así. No estan dando ejemplo del DIOS TODO BONDAD al que adoran con cientos de arcaicos y absurdos rituales. Esa es la única verdad.


Y doy mi nombre, porque simpre me he responsabiliado de mis palabras y de mis actos.

Anónimo dijo...

Mira, el pata ese que murió en el bombardeo en Ecuador, fue delatado por él mismo. Tengo entendido que todos los teléfonos satelitales que se comercializan en esos países estaban siendo rastreados por los americanos a través de unos chips electrónicos colocados de antemano. Por eso también es que pudieron inventar ese plan de traslado que salvó la vida de Ingrid Betancourt. No tenían comunicaciones y estaban aislados porque ellos mismos, cuando supieron lo del rastreo, botaron todos sus aparatos de comunicación a l rio. Esa es la versión que tengo. Pero, pasó, entraron a territorio ecuatoriano y bombardearon con éxito (hablo del hecho de matar a ese dirigente FARC que, dicen, no sé si sea cierto, era quien quería negociar la paz o la entrega de los secuestrados al gobierno) el terreno. Y toda esta desgracia promovida, por un lado, por el émulo frustrado de Bolívar y Castro, promotor ad-honoren de las FARC, el gorila y más vulgar de los presidentes latinoamericanos, Hugo Chávez y del otro, la CIA de Bush y la consentida de Uribe.
A lo que iba: ¿entraron o no el territorio enemigo y lograron o no su objetivo?

Anónimo dijo...

Quien es el acomplejado que escribió eso de las mentes germánico-peruanas, ¿que has fumado chochera?
Y la loca 666 ¡¡señor Hildebrandt haga algo!! Horrroooooooooorrr
No pueden pensar por si mismos, esta bien admirar a alguien pero no exageren!!!
Victor Vergara no tienes la única verdad, despierta hijito ya es hora de madurar.

Garfield dijo...

Leamos lo que dice Israel Shamir, un judío al que le da asco todo esto:

Por qué apoyo el retorno de los palestinos

Palestina no es un objeto muerto sino un país vivo, y los palestinos son su alma. Palestina es lo que los palestinos están recreando en tiempo real, de la misma forma que Francia es lo que crean los franceses y recrean cada día. Es una amplia confusión pretender que se puede amar a Francia y aborrecer a los franceses, y qué clase de Francia podría existir sin el alma francesa. Sólo los turistas tontos de países ricos, acosados por mendigos, prefieren permanecer recluidos en lujosos hoteles donde pueden disfrutar el paisaje sin toparse con los nativos. Es como amar a una dama hermosa odiando su carácter y su mera esencia. Amar un país y desear echar a los habitantes es un tipo de sentimentalidad que sólo puede atraer a los que sienten pasión por la necrofilia.



El pensador ruso Lev Gunilev describió lo que es un país como simbiosis de pueblo y paisaje. Palestina y los palestinos son inseparables, los campesinos, sus olivos, los manatiales, las montañas y cúpulas de los sepulcros ancestrales en lo alto de las colinas se necesitan mutuamente, y han crecido para complementarse.



Los palestinos no son un oscuro pueblo de mente atrasada. Crearon la Estrella de Ghassul, escribieron la Biblia, edificaron los templos de Jerusalén y Gazirim, los palacios de Jericó y Samaria, las iglesias del Santo Sepulcro y la Natividad, las mezquitas de Haram a-Sharif, los puertos de Cesárea y Akka, los castillos de Monfort y Belvoir. Anduvieron con Jesús, derrotaron a Napoleón y combatieron con valor en Karameh. En sus venas, la sangre de los guerreros de Aegea, Bene Israel, los héroes de David, los primeros apóstoles de Cristo y los compañeros del Profeta, los jinetes árabes, los cruzados de Norman y los jaques turcos se fundieron. La poesía de Mahmud Darwish, la lucidez de Edward Said, el perfecto aceite de oliva, el fervor de los rezos y la brava valentía de la intifada lo demuestran.



Sin los palestinos, muere Palestina. Sus ríos acarrean agua envenenada, las lomas y los valles están desfigurados, sus campos labrados por chinos importados, sus hijos aprisionados en ghetoos. La idea de un estado judío separado fracasó. Durante los últimos diez años, las políticas demenciales del gobierno israelí importaron a más de un millón trabajadores rumanos, rusos, ucranianos, tais, africanos. Algunos aseguran ser descendientes de judíos. Llegaron tribus peruanas, indios de Assam y el inagotable flujo de refugiados rusos de la Unión soviética. Ahora la Agencia judía está planeando la importación de una tribu lembda de Africa del sur, para afianzar el carácter judío del estado; paradójicamente, aquellos que todavía mantienen algunas tradiciones judías están aislados en el estado judío, como el difunto Doctor Yeshayahu Leibovich o encarcelados como el rabino marroquí Arie Der’i.



La fantasía de reunir a los judíos ha chocado con la realidad. Tenemos que acabar de desilusionarnos. Dejad a los hijos e hijas de Palestina volver y reedificar Suba y Kakun, Jaffa y Akka. En vez de consagrar la Línea verde, arrasémosla y vivamos juntos, hijos de Palestina, de los primeros pobladores, de marroquíes o rusos.



Deberíamos vivir en un mismo estado, no solamente por el fracaso rotundo de Oslo. La misma idea de partición es errónea. Podemos seguir el ejemplo de Nueva Zelandia, donde los inmigrantes europeos viven juntos con los Maori naivos, o el del África del sur de Nelson Mandela, o el de los habitantes del Caribe, donde los hijos de colonos hispánicos, de esclavos africanos y amerindios de la tierra se han confundido en la hermosa raza nueva. Rompamos nuestras declaraciones de falsa independencia y pongámonos a redactar otra, una declaración de amor y mutua dependencia.

Anónimo dijo...

Yehude Simon es el único presidente de un Consejo de Ministros de un Estado constituido como Perú, que es de padre palestino, (en todo el mundo) sin embargo, respecto de la destrucción y masacre en Gaza, ha permanecido callado en mil idiomas. Este si que es un record mundial Y donde es posible que esto suceda. Por supuesto en el Perú

Anónimo dijo...

Excelente el «Carne de Canòn» de Fernando Rospigliosi sobre este mismo tema en su Blog «Espacio Compartido», de este mismo Blogger