domingo, 1 de junio de 2008

Volando alto

Como estamos saliendo de la pobreza con la bota de siete suelas que Nicolás de Bari Hermoza Ríos le prestó al almirante Giampietri, y como vamos al galope hacia el primer mundo, y dado que las olimpiadas del 2020 no se nos escapan, entonces la oficial Agencia Andina de Noticias nos anunció el día de ayer que los peruanos ya pueden visitar el espacio por el módico precio de 580 mil soles por asiento (unos doscientos mil dólares).
La primicia fue dada originalmente en un programa noticioso de Canal 7, la televisión estatal, de modo que a este columnista no le cabe duda de que el doctor Alan García ha intervenido directamente en el asunto de su difusión. Así de ecuménico y optimista anda el grande y querido líder de esta Corea neocon que es el Perú.
De hecho, la directora de la agencia de viajes que vende esos cosmoboletos, la señorita Rosario Flórez, dijo que este tipo de turismo estaba sólo reservado para la gente rica del primer mundo pero que ahora servicio tan exquisito puede aterrizar en el Perú “porque somos vistos con muy buenos ojos por la comunidad internacional gracias a nuestro crecimiento sostenido”.
Gracias al liderazgo precisamente estelar del doctor García y al rumbo de ese copiloto de la NASA que se hace llamar Luis Carranza, decolamos de la pista de algún cono y nos dirigimos en rumbo turbo al limbo donde todos comen con corbata y nacen herederos y mueren asistidos. O sea, el primer mundo. Es cierto que en el camino tenemos que solucionar algunos problemas menores –detalles, se diría– pero el rumbo fijado es el correcto y eso está probado porque lo dice Bush, que tanto ha hecho por la economía de su país (me refiero a Irak), y lo dice PPK, que tanto ha hecho por la economía de su país (es decir, Estados Unidos), y lo confirma la UPC, la IPC, la RPP y hasta la Unifé.
¿Quiénes están en contra de esta navegación? ¿Acaso que más del 65% de peruanos desapruebe al gobierno significa algo? ¿Qué pasaría si hiciéramos de la democracia un régimen en el que las mayorías prevalecieran?
A la primera pregunta es muy fácil responder: están en contra de la capitanía colombina del doctor García sólo los desadaptados y los deprimidos, los locutores de Radio San Borja de las 9 de la mañana y los aguafiestas que no tienen ni el TV a colores.
¿Que el 65% de peruanos se opone? ¿Pero no es cierto que esa misma mayoría de peruanos rechazó a Bolívar hace dos siglos y a Billinghurst hace casi uno? Y entonces vamos a la tercera interrogante: si las mayorías prevalecieran, ¿acaso no habría ganado Haya de la Torre las elecciones de 1962, las que, en efecto, ganó y que por eso mismo tuvieron que ser abolidas y repetidas bajo control un año más tarde? Si la democracia fuese el gobierno de las mayorías, Ollanta Humala sería ahora presidente de la República. Y esa tragedia cívico-patriótica, ¿adónde nos habría conducido? ¡Al golpe de Estado de la Confiep y la inversión chilena! Es decir, si hubiésemos respetado la democracia como sistema de mayorías, ya no tendríamos democracia. Como no hicimos eso, podemos conservar la democracia que jamás podremos tolerar a plenitud. Si la democracia fuese el engendro populista que el centro-izquierda imagina, ¿la televisión podría estar en manos de Baruch Ivcher, la radio en las zarpas del fascista Zavala, la gran prensa en poder de quienes compraron Canal 4 con un préstamo avalado por Alan García? ¿Es que no lo entienden, papanatas?
Pero volviendo a lo nuestro, que es un tema tan dominical. Si usted es uno de esos millones de peruanos que aparecen con cara de orgasmo en el programa de la Chichi y tiene un sencillo de doscientos mil dólares que le sobren, no se compre un Audi con vibradores ni un vibrador con GPS. Cómprese un boleto donde Rosario Flórez, que tiene la franquicia de “Virgin Galactic”. Al final de los breves trámites, que incluyen un examen médico, se sentará en uno de los seis asientos del transbordador civil “White Knight 2”, cuyas ventanas panorámicas le permitirán una vista astronáutica del planeta Tierra. El vuelo durará dos horas pero la experiencia será para toda la vida. Y desde el espacio extremo quizás vea a la poderosa “Enterprise” del doctor García batiendo marcas de velocidad. El señor Spock está a su lado. Las Olimpiadas 2020 son nuestras.

4 comentarios:

richardqt dijo...

Después de leer los comentarios del Presidente constitucional del Perú, Alan García, sobre la candidatura del país para ser sede de las olimpiadas del año 2020 no me queda más que señalar que estamos gobernados por un idiota. Un idiota apoyado por los empresarios y los medios de comunicación como el diario El Comercio. Un idiota que responde a la política estilo Supermercado y Mall que las élites brutas del país han impuesto. Lo peor de todo es que el populismo extravagante del mandatario en mención es compartido por un segmento ciego de la población que piensa que el Perú está de la pitri mitri, de la conchesu... que no hay niños mendigos en las calles, que no hay plomo en los pulmones de los habitantes de La Oroya, que los niños de Huancavelica gozan de una buena nutrición y que en los hospitales de la selva ya se pueden realizar cirugías complejas. Los grandes logros que nos permitirían ser sede de la cita deportiva más importante del mundo son en sus propias palabras: el crecimiento económico sostenido, la disminución de los índices de pobreza, y las altas tasas de inversión extranjera. Es decir no habló de lo que realmente se necesita para organizar una cita de tal magnitud: infraestructura y un presupuesto incalculable que permita transformar por completo la ciudad en diez años. Realmente se tendría que derribar Lima y construirla de nuevo, como lo ha hecho China con grandes sectores de Beijing, Y eso en términos de la realidad que manejamos en Perú es imposible de lograr por una serie de factores como el pensamiento criollo o el populismo que nos gobierna. Cuando Fujimori quiso hacerlo con su meta de un colegio por semana, no pasaría mucho tiempo para que muchos de ellos se empezaran a venir abajo. Sería necesario renovar por completo el parque automotor y contar con un sistema de transporte masivo de primer nivel, llámese metro, que permita movilizar a la gran cantidad de turistas que llegarían para tal evento o este imbécil piensa que puede cerrar completamente la ciudad de Lima durante un mes como lo hizo por tres días con su cumbre de mandatarios. Se tendría que ampliar cinco veces la capacidad del Aeropuerto Jorge Chávez. Además de expropiar grandes extensiones de la ciudad para construir la villa olímpica, el estadio olímpico o el centro de deportes acuáticos, etc, etc. es decir se armaría un caos de la conchesu... Si este miserable que nos gobierna no pudo acabar ni siquiera su estafa del ‘tren eléctrico’ que recorre actualmente cuatro kilómetros como piensa que se va a completar algo de mayor envergadura. La verdadera meta de una nación no es precisamente ser sede de un evento deportivo de gran magnitud (Argentina celebró el Mundial de 1978 mientras desaparecía a sus ciudadanos) sino trabajar conjuntamente con la población para que la mayoría goce de una educación, alimentación y vivienda de primer nivel en todo el Perú y no solamente en Lima. En quinto año de secundaria tuve un profesor que nos decía que en nuestro país lo más importante era hablar aunque no se te entienda nada porque quedarse callado era mal visto. El leer las declaraciones de García me confirma las afirmaciones de ese obeso e ignorante profesor que una vez me enseñó.

Pero si pedimos unas Olimpiadas porque no mejor ponernos como meta el año 2020 y bautizarlo como el año del despegue, el año en que mandamos al primer peruano al espacio, total si seguiremos teniendo un crecimiento económico sostenido, habremos eliminado la pobreza y a los pobres literalmente, y las altas tasas de inversión extranjera seguirán rebosantes.

Anónimo dijo...

Porque no se van
(Los Prisioneros)

Si sueñas con Nueva York y con Europa.
Te quejas de nuestra gente y de su ropa.
Vives amando el cine arte del Normandie.
Si eres artista y los indios no te entienden,
si tu vanguardia aquí no se vende.
Si quieres ser occidental de segunda mano.
¿Por qué no te vas?...
CORO: ¡¿Por que no se van?! No se van del país?.
¡¿Por qué no se van?! No se van del país?.

Si viajas todos los años a Italia,
si la cultura es tan rica en Alemania
¿Por qué el proximo año no te quedas allá?
Si aquí no tienes los medios que reclamas,
si aquí tu genio y talento no da fama,
si tu apellido no es Gonzales ni Tapia;
¿Por qué no te vas?...
CORO: ¡¿Por que no se van?! No se van del país?.
¡¿Por qué no se van?! No se van del país?.

Fracisco Pizarro dijo...

somos primer mundo, que bueno suena seguramente en un par de años la nasa ponga una sucursal aca, Alan Gracias por engordar mas y hacer menos

Fracisco Pizarro dijo...

ahora quiere volver el Mar azul y tropical para que pueda ser comparado al copa cabana de brasil y Niza de Francia. claro esta hay que pensar en grande.