jueves, 19 de marzo de 2009

¿Pizarro tiene razón?

¿Será cierto lo que dijo Pizarro respecto a la cantidad de peruanos excrementicios que habitan esta comarca?
Para decirlo con el lenguaje del realismo urbano tipo Reynoso: ¿Es cierto que muchos peruanos son una mierda?
Bueno, nadie podrá decir cuántos peruanos entran en esa categoría ni qué porcentaje de la población representan, pero lo que resulta indiscutible es que esa población mierdosa es demográficamente significativa.
¿Es que acaso no hay peruanos que arden en deseos de que la más podrida de las décadas del siglo XX regrese montada en el volquete carnal de la señora Keiko?
¿Cómo llamar a los peruanos que en cifras considerables niegan las atrocidades del fascismo fujimorista y pretenden enterrar por segunda vez a las víctimas de Camión y Martin Rivas?
Claro que hay que ser una reverenda mierda ciudadana para tomar esa actitud.
¿Y qué hay de los peruanos que darían cualquier cosa con tal de que los chilenos dominen otra vez el escenario del Perú?
El mariscal Andrés Avelino Cáceres, que sazonaba con ajos y cebollas sus decires, diría que son una mierda.
¿Y los vastos faenones que se están perpetrando en este segundo alanismo, de dónde vienen? De la misma materia nombrada por Pizarro.
¿Y los militares que se corrompieron y firmaron un contrato mafioso con el fujimorismo? Mierdas en uniforme.
¿Y los extras que llenaban las plazas del fujimontesinismo agradeciendo la posta que debieron exigir y el desagüe que no era un favor y la luz parpadeante que era un deber del Estado instalar, mientras el dictador asumía todos los poderes y anulaba el juego democrático?
Me dan risa los huachafos que han salido, bandera en mano, a hacer de Pizarro un estropajo. Muchos de ellos son los herederos mentales de quienes, viviendo en estas tierras, asistieron a los españoles en la conquista organizada por ese otro Pizarro que nos caló a primera vista, nos dividió sin dificultades y nos venció sin grandes resistencias.
Además, cuando Pablo Macera dijo que el Perú era un burdel –cosa que él demostraría más tarde con su propia actuación-, ¿no se estaba refiriendo, precisamente, al componente de bosta de cierta identidad peruana?
Y cuando Vargas Llosa consagró la frase zavalitana de cuándo se había jodido el Perú, ¿a qué cosa aludía sino a la condición de agua servida de parte del mare nostrum?
Lo que el tramposo de Pizarro ha dicho es, en esencia, verdad. Lo que no ha dicho es que, gracias a sus enjuagues financieros y encubrimientos fiscales, él aparece muy cerca de la frontera fecal que tanto le espanta.
Y lo segundo que ha querido decir es que el distintivo mayor de esa membresía pestífera, es la envidia.
Y allí sí que acierta al ciento por ciento.
El Perú ha hecho de la envidia un artículo de primera necesidad, un emblema patrio y el programa frentista que arrasaría con las elecciones.
No tenemos proyecto nacional pero tenemos una envidia que convoca a todos. Aquí la envidia no es la anomalía sino la norma.
Aquí se perdona el crimen, el abuso, el exterminio de inocentes, el latrocinio. Lo que es difícil de perdonar es el mérito.
El niño que se distingue por su talento conoce, en el Perú más temprano que en cualquier otro país, el tumulto asustado de la envidia, sus furias murmuradas.
País de múltiples abortos –abortan los proyectos y los sueños, las empresas y las metas, las vocaciones y hasta la esperanza-, el Perú nutre a multitudes de resentidos, a legiones que vienen del fracaso y van a la envidia disfrazadas con las más surtidas máscaras: la del diputadito analfabeto, la del periodista que lee el teleprónter, la del escritorzuelo que pide benevolencia a sus amigos, la del que necesita la desgracia ajena para compensar el odio que le produce su propia esterilidad.
A mí que no me vengan a negar que la envidia se convirtió en el Perú en una de las bellas artes.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Las porquerías en el fútbol peruano tienen su mito fundacional en el 6-0 que nos hizo Argentina en el mundial del 78 en ese país. Recuerdo un documental de Discovery sobre ese acontecimiento. También recuerdo que Oblitas salía hablando al respecto, diciendo que había visto a Videla en el camerín de Perú.
Se dice mucho de lo que pudo haber pasado: Que hubo un pago millonario a los dirigentes peruanos para que incitaran la derrota de su selección, el hecho fue denominado “la maleta de Fonseca”. Que fue un trato de gobierno a gobierno para utilizar el mundial (en el que campeonaría el equipo nfitrión) sirva como cortina de humo a los atropellos del gobierno militar argentino. Que luego de la goleada, el gobierno del general Morales Bermudez recibió una generosa donación en productos de pan llevar, es decir, un inmenso cargamento de trigo para colaborar en la lucha contra la desnutrición en el Perú. En fin.

Alan García, Rey Rey, Cipriani, Rómulo, Hernan Garrido, Raffo. Keiko,etc dijo...

Somos unas reverendas mierdas, hemos saqueado las arcas PUBLICAS,hemos hecho uso indebido de las influencias del estado, hemos estudiado con plata cutreada, hemos lamido el trasero del dictador japonés, etc.

Garganta de Lata dijo...

Comprobado martincito vargas es peruano, por que tambien es una reverenda mierda.

Anónimo dijo...

Dices: "Aquí se perdona el crimen, el abuso, el exterminio de inocentes, el latrocinio. Lo que es difícil de perdonar es el MERITO".

Luego dices:

"¿Y los extras que llenaban las plazas del fujimontesinismo agradeciendo la posta que debieron exigir y el desagüe que no era un favor y la luz parpadeante que era un DEBER del Estado instalar.."

Es facil criticar a otros y no ver lo que uno mismo hace.

Pero eres exactamente igual q los q criticas. Solo "Miras la paja en el ojo ajeno pero no ves la VIGA en el tuyo".

Al menos reconoceles los MERITOS de haber cumplido su DEBER cosa muy venida a menos en este pais de maravillas.

Anónimo dijo...

Por lo visto se ve que Usted es uno de esos resentidos, tanto temor tiene a Fujimori que le aterra tanto la idea de que salgue en Libertad, xi existira JUSTICA en el Perú, eso sucederia, PERO, como detras de todo ese "juicio" estan ONG´s PRO TERRUCOS, que se aluscinan que las lacras esas no mas tienen Derechso Humanos, y se olvidan de los miles asesinados ijustamente por culpa de ese grupete de retardados mentales, ¿Al guna vez vivo en al sierra en los tiempos del terrorismo? ¿Alguna ocación despertó a media noche luego de que esas basofias detonaran una bomba? Quizas para usted eso es solo cuentos, Sabe ¿Quién nos libero de ese escremento? ¿Fue García? ¿Fue Toledo?, Creo que la respuesta es mas que Obvia ¿no lo cree?

Ah y con lo que dijo Pizarro da igual, uno se compara de acuerdo a su conciencia

Patricio Lynch Solo de Saldivar dijo...

Pobre Hildebrandt, no puede escribir nada sin que se le salga sus odios y complejos contra de los Chilenos... Pobre señor...!!!!

El próximo 29 de marzo, Chile Jugara como siempre el Lima con la confianza de que la Historia, futbolística en este caso, también nos favorece ampliamente...

En Lima Chile siempre tiene algo de local...unos años es mas local que otros... este año Lima es bastante Chilena...

Es penoso ver como los peruanos antichilenso profesionales y los “tontus útiles”... tienen que hablar de CHile siempre para explicar sus problemas...si hildebrandt fuese al psiquiatra, imagino comenzaría a contar su historia de sus problemas personales se remontan a La Escuadra Libertadora de Peru, que partió desde Valparaíso, Chile....!!

LA Historia Nos favorece... Chile Ganra en Lima, asi como tambien el la Haya... donde el show circense
montado por lso Peruanos, no tiene cabia..

Chile tranquilo...130 años de paz!!

Anónimo dijo...

Cuando conviene, grandilocuente y reforzándose con el dedo índice, los llama "ámplio sector de la prensa". Otras veces, cuando la ñoña la tiene encima, les cae con el rayo y acusa la repugnancia de estos en todos los menesteres.

Esta vez, por tratarse de una lluvia de millones de dólares, sus idems no han encontrado mejor método para sacar manteca, que treparse a la cúspide de las motorizadas caravanas alegóricas de repudio que ellos mismos han montado.

Es una comparsa biliosa que pretende llevar al futbolista a pedrada limpia hasta la pared de los tormentos. Para allí, con sangre, han prometido lavar los intereses de la Patria mancillada.

Se trata del maldito pecado del triunfo. Porque Pizarro, denuncian sus críticos, no se corre por las puntas como Sotil; es decir, no se dice nada.

Tampoco se aparece por casa de ningún bandolero llevando un cajón de cerveza.

En pocas palabras, no colabora, no se deja ayudar, no responde.

El triunfo de Claudio Pizarro, por igual enroncha a los acomplejados que anidan y destilan mezquindad en las redacciones de diarios y revistas, como también lo hace en estaciones de radio y televisión; no podría ser de otra manera en 'ingenuos' programas "cómicos".

¿Qué buscan los ayayeros de la sunat..?

Dar rienda suelta a su pequeñez y mezquindad porque Claudio es "sobrado", "panudo", "creido", pituco", "nos desprecia", etc, etc...

Estamos frente al típico síndrome del cangrejo.

Son los crustáceos que por nada del mundo dejan escapar a uno de los suyos de la olla hirviente de la parihuela.

Ese es el pecado de Claudio, haberse escapado de la mediocridad.

Un buen abogado, unos sanguchitos monstruos a tal redacción, un par de llamadas telefónicas, y de la ira y el odio que estos días vemos, va florecer el entendimiento, la razón y cabellerosidad, todo, en benficio de lo que realmente es lo mejor para el futbol peruano y este entuerto se va a solucionar.

Coincido con Claudio, la cantidad de gente de mierda que hay en los medios de comunicación es escalofriante; son docenas de arrastrados, envidiosos, acomplejados, fracasados, minusválidos mentales, ignorantes, etc, etc...

Quedó evidenciado que la señora Fiorella Faré es una escuálida ambiciosa que se casó por dinero, sólo por interés. Luego de "soportar" varios años de matrimonio viviendo la gran vida, viajando y hospedándose en los mejores hoteles alrededor del mundo, no fue capaz de darle un hijo a Carlos Delgado. Dijo Fiorella que se le antojó que no.

En un descuido del esposo, Fiorella Faré pensó sorprenderlo. Con el divorcio automáticamente se convertiría en "millonaria".

A partir de ahí, juró, viviría a lo grande. Como siempre soñó, con mucho dinero fácilmente 'adquirido' y sin tener que trabajar.

Pero el tiro le salió por la cula y el gallo con los huevos de oro, se le escabulló.

Fiorella Faré entonces no tuvo otra alternativa que buscar a los envidiosos y arratrados que en las calles de nuestra ciudad abundan a cada paso.

Formó un ejército de fracasados, reunió minusválidos mentales y morales de la prensa; se acolleró con abogados sin criterio jurídico, pero excelentes haciendo el ridículo frente a las cámaras de televisión. En otras palabras, se atrincheró con la chusma en la tribuna norte y ahora, cuenta, le cogió miedo a la pobreza y a tener que trabajar.

CMN

Anónimo dijo...

Cuando se quite los disfraces que ocultan sus racismos y sus odios hacia el indio, cuando le dé la mano y le haga parte del mundo que otrora le fue hurtado y que hoy y siempre le pertenece, cuando el llamado «blanquito» que domina la trama, la política y los negocios conceda educación, vivienda, agua y comida a los pobres que rodean las grandes conglomeraciones, Lima, la más representativa, y cuando los niños del color de la tierra, aquellos que rondan desparramados por las calles y veredas de esta Lima fracasada y sumisa a sus ambiciones y desgracias, y las tantas otras del Norte, Centro, Sur y Oriente que se dicen herederas de la España que alguna vez fue Imperial, dejen de luchar emular a la burguesa Virreina, siguiendo tributos y consignas que solo a ellos los «limeñitos» pertenece, esas otras arrastradas por la codicia, la indiferencia y el olvido como su madre la capitalina, hijas de ese Pizarro ignorante y protector de puercos, arrasador de un mundo milenario y supremo, con el poder de sus modernas armas, su codicia y ambición desmedidas, plagadas de mentiras y traiciones de uno y otro lado del enemigo, como la de aquellos otros insumisos al poder del Cuzco Inca, cabeza del Imperio y centro político de aquellos años tan lejanos como nuestro olvido, desbaratándose por fin de ese mundo que los convirtió en nada, cuando eso suceda, cuando esos niños comiencen a sonreír y a engordar y a soñar y a ser felices porque ven un futuro seguro para ellos y para sus familias, ese día, este país dejará de ser esa tan parecida a la otra mierda de la que habla Pizarro el futbolista peruano.

Anónimo dijo...

¿Pizarro tiene razón? Síiiiii...
¿César Hildebrandt, tiene razón con esta publicación? Síiiiiiii.. lacras fujimontesinistas come mierda, que apoyan al japonés corrupto y ladrón, están montados por Fujimori y su cerda hija, fujimontecinistas inmorales, degenerados, dan asco, SON UNA MIERDA.