domingo, 22 de marzo de 2009

Gracias a Spencer

Entro al blog La habitación de Henry Spencer, uno de los santuarios limeños de la nueva comunicación.
Hago clic y llego hasta el video de Henry Spencer entrevistando a Adriana Cebrián, una muchacha que es música, ex integrante de una banda, solista ahora.
Spencer la presenta como Adriana Vainilla, que debe de ser su nombre artístico, y le pide probar una raspadilla gigante que le ha invitado.
Spencer bebe algo misterioso de una jarra con asa y exclama: “¡Hace un calor de la puta madre!”
La muchacha ha tomado el recipiente con la raspadilla blanquigranate y se le han acaramelado los dedos. Se frota las manos mientras sigue de frente a la cámara, en la misma postura que su interlocutor.
-“¿De qué quieres hablar?” –pregunta Spencer.
Pero antes de que la muchacha pueda contestar, Spencer se interrumpe y dice:
“Quiero anunciar algo. He quemado mi teléfono, este teléfono que me costó tres noventa y nueve, usado... Y se fue a la mierda y espero que el electricista me lo pueda arreglar...”
La muchacha lo sigue con la mirada mientras Spencer añade:
-Pero fuera de ese incidente (se refiere al teléfono), estamos de la puta madre porque tú viniste hace un año con la banda y quedamos en que ibas a regresar sola...
Spencer se pone a mirar la pantalla de su laptop, que está frente a él, y dice que el fondo de violín que se escucha se lo debe al vecino (“que es profesor de violín”).
En seguida lee un correo que acaba de llegar (la entrevista se transmitió en vivo, permitiendo la plena interacción entre bloguividentes y protagonistas) y que dice a la letra:
“A Adriana le falta playa...”
En efecto, a la muchacha, que es muy dulce, parece cubrirla una palidez cuidadosamente buscada. Spencer dice:
-Puta madre, a mí también (le falta la playa)... ¿A ti te gusta la playa?
-Me gusta el mar y no la arena –dice la muchacha.
Spencer farfulla algo que no capto bien y agrega la segunda pregunta real de la entrevista:
-¿Usas bikini o ropa de baño?
Cuando Adriana parece que va a responder, Spencer se interrumpe a sí mismo otra vez y suma un detalle importante:
-Yo te he visto en una foto con un bikini muy sexy. Fue en tu facebook. Era una foto muy sexy, como todas las que tienes en tu facebook...
De inmediato Spencer le pregunta -mirando la pantalla de la laptop- si el facebook tiene esa aplicación que permite saber quién entra a mirar las fotos de cada quien. Ella dice que no. Él le dice que ella no sabrá nunca cuántas veces ha entrado a mirar sus fotos.
Spencer se acerca a la pantalla y lee la pregunta que acaba de llegar y que es enviada por una tal Ariana:
-“Hola”, esa es su pregunta –dice Spencer-. ¿Qué quieres responder a ese “hola” de Ariana?
-Hola, Ariana –dice la muchacha.
Spencer lee otra participación internáutica y se entusiasma y aplaude:
-¡Bien! ¡Se puso mini! Uuuuuyyyy –.
Mira a la muchacha, que está efectivamente en mini, y le pregunta:
-¿Es un problema para sentarse?
-No –responde ella-. Ya tengo experiencia. Siempre me han gustado las faldas y los vestidos. Desde chiquita...
A estas alturas van 3 minutos y cinco segundos de entrevista.
Ya tengo suficiente. He recibido mi dosis de periodismo nuevo, de bloguismo ombliguista, de posmodernidad. Debo tener en este momento la edad de Matusalén, la nariz pútrida de Tutankamon. Un fardo de la cultura Paracas me sofoca.
O sea, de la playstation al putamadrismo. De la pantalla del nintendo a la pantalla líquida. La entrevista sin preguntas. El neorrealismo catatónico. Saussure asesinado. Todos los evangelios por el suelo. Una auténtica revolución de la comunicación. La naturalidad agradable que ya no busca nada (ni siquiera la decepción). La masacre de las utopías. ¡Puta madre!
Y yo, que he alquilado “Z” para volver a verla creo que 40 años después. “Z” de Costa Gavras. Una historia de compromiso y asesinato durante el gobierno de los coroneles griegos.
El mundo se nos había muerto y no lo sabíamos. Gracias Spencer por la lección. Henry, muchas gracias. Los que ya hemos muerto te saludamos.

19 comentarios:

Anónimo dijo...

Es triste que un periodista de su trayectoria apoye a la ARGOLLA BLOGUERA.

CHOLOPITUCO dijo...

A ese tal spencer, el utero y tantos otros que he escucho hablar, no los leería ni en mis momentos mas aburridos, por higiene mental, y por que me parecen por sus contenidos, intrascendentes y muy ligeros, muestra de esa blogósfera descerebrada, tarada, tercermundista y peruana, sobre todo.

Anónimo dijo...

En la década de los 60, en Estados Unidos, tuvo lugar un fenómeno que revolucionó el mundo periodístico de la época, a la vez que asustó e hizo sacar las uñas a más de un afamado literato norteamericano. Los historiadores coinciden en apuntar que el desencadenante de dicho fenómeno, denominado “el nuevo periodismo”, fue la publicación del libro “A sangre fría” de Truman Capote, se trataba de una investigación periodística narrada a modo de novela y que llegó a constituirse como la primera en el género de no-ficción.

De algún modo supuso un cambio en la realización del trabajo periodístico llevado a cabo hasta entonces en los rotativos principales de los USA. Los periodistas, cronistas y reporteros de la época encontraron un nuevo modo de llegar al público, que hasta la fecha, recibía las noticias como si se tratasen de poco más que de puras transcripciones de los teletipos. Con el nuevo periodismo, el reportero se convertía definitivamente en escritor, y sin perder de vista la objetividad le transmitía al lector una “verdadera esencia literaria” con cada una de sus crónicas.

Ni que decir tiene que la comunidad literaria norteamericana tardó en aceptar el fenómeno, ya que hasta entonces, las verdaderas plumas eran aquellas que escribían novelas y que tenían derecho de acceso a los premios literarios. Para ellos, para los ilustrados literatos, los periodistas no eran más que meros “informadores” de la actualidad social o política, pero ajenos a los laureles y al reconocimiento del que debía gozar un “escritor”. Un periodista era simplemente un joven que accedía a la facultad de periodismo con la intención de ganarse la vida informando y con el deseo/ilusión de que, quizá un día ..., se alejaría por un tiempo a una casa en las montañas, cerca de un lago y escribiría “su novela”, tecleando inspiradamente su Underwood, envuelto en el humo del tabaco y dulcemente embriagado por un suave bourbon. Pero claro... eso era sólo un sueño, la realidad era que el periodista informaba en los diarios y era el “escritor” quien invariablemente se ocupaba de las novelas.

Afortunadamente, y gracias al talento de tipos como: Truman Capote, Tom Wolf, Hunter S. Thomson, Rex Reed, Norman Mailer o Nicolas Tomalin, entre muchos otros, a los “escritores” no les quedó más remedio que admitir que no estaban solos, tuvieron que claudicar ante el buen hacer de esos chupatintas hasta entonces calificados de escritores menores, e incluso hacer un hueco en sus estanterías para tener a mano sus obras.

La prensa de la segunda mitad del siglo pasado, y con ella, el cambio que supuso el nuevo periodismo, lanzó el talento de algunos de esos periodistas al nivel que, sin duda, les pertenecía por derecho.

No cabe duda de que la historia es cíclica y que tiene sus particulares repeticiones a través del tiempo. Prueba de ello es que en la actualidad, en este siglo... ¡ahora!, se está dando un fenómeno similar al del nuevo periodismo norteamericano. Hoy en día uno puede encontrar calidad y leer a gusto una novela, o en la prensa escrita por aquellos que hacen algo más que “informar”, pero por fortuna... Internet nos ha dado la oportunidad de leer Blogs en los que personas anónimas que tienen algo que contar lo hacen con muy buen gusto y con una prosa excelente; desde la información, desde la formación, desde la gracia y el humor, desde el sentimiento, o simplemente... desde y como les da la gana, muchos auténticos escritores desparraman su arte por multitud de blogs que lejos de ser anónimos, van ganando día a día más y más lectores. Así pues... que se preparen los literatos... los antiguos y los nuevos. En su día fue la prensa la que hizo despuntar a escritores que venían con sus plumas afiladas y con ganas de guerra... hoy, un nuevo fenómeno al que no se si es necesario ponerle ningún nombre, pero que como soporte tiene un blog digital, nos está mostrando cómo una nueva generación de “contadores de historias” viene para quedarse, con sus teclados y con esa gran arma globalizadora y democratizante como es Internet.

Anónimo dijo...

Spencer es un Nerd peruano que vive gracias a que su abuela de Miami (que trabaja de sirvienta para que el Baby chatee!!) le envia dinero para gastar en sus vicios!!

Spencer su verdadero apellido es Burneo Condori Quispe Mamamani; Como buen Nerd peruanao, es gay, friki y ceboso!!!

Gusta de teñirse el pelo, para parcer mas blanco!!! en fin es el tipico cholito que las chicas lindas nunca siquiera le dirigieron la palabra en el colegio...en eso se parece a Hildenrat..

ver su pagina aburre, es solo la pobre historia de un mantenido de su abuela, que sin nada que hacer holgazanea como buen haragan...

En que se parece Spencer a Ollanta..en que ambos son MANTENUTTOS!!!

enrique león dijo...

Hay blogs y blogs, así como hay periodistas y periodistas. Lo bueno de todo es que podemos ejercer la libertad de ver o leer a quien nos da la gana. Con el tiempo los buenos quedarán como los buenos y los malos como tales. Y está bien. Necesitamos de ambos para poder elegir. Pero también necesitamos ser lo suficientemente inteligentes para no consumir estupideces, sea en la TV, en Internet, la radio, en algún periódico o a nuestro alrededor.

AdriVainilla dijo...

Ay gracias!

PERUANOENAMORADO dijo...

Para AdriVainilla:
Eres un apresiosura, has llenado de ternura este blog, por favor puedes dejar tu telefono, por fa.
besos diooosaaa

Anónimo dijo...

Concuerto con Enrique León..
Y lástima que en periodismo la televisión limeña este reventando de mierda, es decir, ahí se debe elegir con papel higiénico en la mano algo bueno..
Saludos.

El Braca dijo...

Me alegra ver que este blog esta recuperando el dialogo alturado, independientemente de la diferencia de opinion.

Juan Alberto dijo...

Spencer es el Magaly de la Blogosfera, así que tomarlo como referencia es como descalificar al periodismo sólo porque la Urraca dice serlo. Lo cierto es que como en la tele, muchos blogovidentes son de risa fácil y les gusta lo absurdo, sin embargo hay algunos bloggers que tratan de preservar ciertos criterios periodísticos en sus entrevistas o artículos. Le invitó a seguir visitando más bloggers y tomarse algunas sopresas.

Anónimo dijo...

En el blog de henry spencer SIEMPRE es lo mismo, las notas no dejan de ser increiblemente vanales y superficiales. Le da cabida en su webada a comentarios absurdos y parece como si solo qusiiera entrevistar chicas, porque cuando sale a hablar con una NO DEJA de hablar de lo linda que es, lo chiquita de su minifalda, etc

ángela dijo...

tienes razón César, y lo peor es que entré a ver la página de Luis Carlos Burneo y, al leer algunos comentarios, me doy con la sorpresa de que muchos piensan que es el "representante de la nueva generación de periodistas"!!!

me sentí indignada! y que tanto tiempo y esfuerzo en la universidad se fueron al tacho por "la tendencia del nuevo periodismo que tiene a Burneo como representante de los nuevos periodistas"!!

Me niego, él no me representa en nada, quizá a su universidad de LIma, no lo sé ni interesa, pero que quede claro, que NO.

Me siento ofendida, jaja.

Anónimo dijo...

No César, eso no es periodismo!

Anónimo dijo...

Luis Carlos burneo es un pobre payaso que sólo le hace la patería a sus amigos, así no tengan nada que decir, como la tal Adriana (personaje inventado por ella misma y sólo se creen ella y Burneo, ambos unineuronales).

Cualquier reclamo o deseo de entrevista estúpida, Burneo vive en Calle Sor Tita 301 depto. 201 Surco.

Patricio Lynch Solo de Saldivar dijo...

Sin duda Spencer es "el primer Nerd peruano" es parte de la Fauna Bizarra de peru o la riqueza multicultural precolombina, segun el cristal que se quiera mirar.

Saludos,

PD: hay otro nerd compañerito de Hildebrandt en el diario de Garcia Belaunde(el profugo) y Ollanta Chavez.- que tiene su blog irrespirable llamado malaspabras... uf.-

Micky Bane dijo...

Opinión sobre Henry Spencer.



http://micky-bane.blogspot.com/2009/04/sobre-un-periodista.html

Elder Rodaval dijo...

spencer eres un sperpento...gracias a ti cualquier idiota con una personalidad desequilibrada va a cubrir "noticia" en frecuencia latina..se me cayó ese canal..

Anónimo dijo...

es triste como algunos pierden su tiempo insultando a gente, solo porque tienen una forma diferente de hacer las cosas, como dice Cesar Hildebrandt, este es el nuevo periodismo, yo saludo a Henry Spencer

Affliction dijo...

WTF