domingo, 5 de julio de 2009

Michael Jackson

Nunca se sabrá qué personaje fue el que será enterrado la semana que viene en el cementerio Forest Lawn Hollywood Hills de Los Angeles.
Ese ilustre cadáver tenía la identidad de quien había nacido en Indiana como Michael Joseph Jackson pero se parecía sólo de un modo remotísimo a quien todos habían admirado en los años 80.
Empecemos por el comienzo. Cuando la muy pobre familia Jackson apostó por la música como atajo al ascenso, Michael sólo tenía cuatro años. Era, sin embargo, tan maravillosamente precoz que un año después ya era el vocalista de The Jackson Five.
Como la infancia le fue arrebatada, Jackson (Michael) hizo lo que muchísimos niños secuestrados por la fama llegan a hacer para vengarse: decidió congelarse emocionalmente en una edad que lo exonerara de las miserias de ser adulto.
Genial y desquiciado, no sólo se pasmó en ese estado de gracia sino que empezó a jugar con su identidad y su género. No sería negro como el papá abusivo que manejaba una grúa y siempre estaba escaso de dinero ni sería del todo el hombre de la casa que sus padres habían ideado -parásitos de su talento- desde las primeras grabaciones en el sello Motown.
De modo que se puso a trabajar en ello y los resultados asombraron al mundo. Ese negro original, apuesto y bien plantado, se fue suicidando hasta llegar a ser un monstruo de luz de neón, un blanco a punta de descamados sucesivos, una pesadilla de nariz respingada.
O sea que del Michael Jackson nacido en agosto de 1958 en Gary, un pobre pueblo de Indiana, sólo quedó el armazón. Todo lo que cubría aquel esqueleto prodigiosamente ágil y dúctil para el baile fue cubierto por una piel falaz, unos labios que dejaron de ser belfos a cuchilladas, un mentón de niñita y una peluca androide terminada en un lacio robacorazones.
Claro que le quedaba la agilidad, el talento y la voz y con todo ello pudo seguir haciendo música y dinero, pero lo que Jackson no supo es cuánto lo odiaron los negros de todo el mundo que no se avergonzaban de serlo, los que en su país habían sobrevivido a siglos de desprecio y a la triple K del sur infame, aquellos por cuya liberación Abraham Lincoln había librado una guerra espantosa, aquellos que, a pesar de su liberación, siguieron siendo, hasta 1965, los apestados de Alabama.
Jackson no sólo desacreditó al gremio de los cirujanos plásticos sino que deshonró las luchas de Stokely Carmichael, la música de Miriam Makeba y los discursos que construyeron la autoestima negra de Martin Luther King. Fue, en suma, alguien que se hizo ex negro en el quirófano.
Por eso el entierro de la próxima semana tendrá una cierta atmósfera de redundancia.

7 comentarios:

Humano 666 dijo...

pobre Michael Jakson, tanta cosa por vivir más, y el que cría toros al lado de mi casa hace rato que pasó los 50 años, saludos desde Arequipa señor Hildebrandt

Anónimo dijo...

HOY COMIENZA "A LAS 10 CON HILDEBRANDT", POR CANAL 11, DE LUNES A VIERNES!

PASEN LA VOZ!

Devis dijo...

Lo peor de todo es que se llevó a la tumba el secreto para blanquear el dinero negro.....

alba dijo...

ES INCREIBLE SU PESADILLA DE QUERER SER BLANCO, SI ASI NEGRITO ERA MUY HERMOSO Y TALENTOSO.
NO PUEDES CAMBIAR LA NATURALEZA.

Peter dijo...

Debrias de ocuparte de otras cosas mas importantes que de escribir de Michael Jackson. Mejor porque no investigas algo sobre el operador politico de Hugo Chavez en Latinoamerica, que seguro algo tiene que ver en toda la ola de manifestaciones que se nos vienen en estos dias. Aqui te dejo un link para que leas algo sobre eso

http://combifantasma.blogspot.com/2009/07/fernando-bossi-rojas-el-chavista-detras.html

Anónimo dijo...

...Pero ¿cómo que "decidió congelarse emocionalmente"? ¿Eso se "decide"? ¿Dónde quedó lo de 'genial y desquiciado'? Michael Jackson fue un genio hasta el final pero antes fue un niño prodigio que vivió una infancia durísima, atormentado por un padre que vió en su talento la manera de escapar de todas sus miserias... y lo que son las cosas, otro padre indigno de ese nombre, el de Jordan Chandler, fue quien terminó de arruinarle la vida, extorsionándole, obligando a su hijo a acusar falsamente a Jacko de violación
(http://www.eluniversal.com/2009/06/30/mj_ava_jordan-chandler-nieg_30A2439005.shtml)

... por eso a pesar de todos sus dramas, o quizás por eso mismo, la gente, su gente, gente de todas las razas y colores lo comprendió y lo quiso y lo quiere y está acompañando masivamente su funeral... ¡Larga vida al rey del Pop!

Aquí un videito para recordarlo:
http://www.youtube.com/watch?v=kBos1XjcDg0

cecilia dijo...

¡Que viva la inmadures!.
Si todos jugaran a ser ninos el mundo seria mejor.
Sobre el exactamente creo nadie sabe quien era en realidad,pero inspirador si que ha sido, y motivador, osea que aporto aporto claro que si.
No me creo nada lo malo que dicen de el,y al fiunal hizo lo qu le da la gana pero solo con su cuerpo.
saludos.