viernes, 24 de julio de 2009

Comandante a la deriva

El señor Ollanta Humala es tan revolucionario y tan nacionalista que busca en Madrid al novelista Mario Vargas Llosa para decirle que no, que de ninguna manera, que él (Ollanta) no es un cáncer, que no hay de qué preocuparse.
Y sale de la reunión el señor Humala convencido de que convenció al novelista y creyendo que ya no le lloverán palos por ese lado del tejado.
Lo único que le faltó a Humala fue respirar aliviado y decir a todo pulmón:
-Con la bendición de Mario Vargas Llosa me puedo considerar “parte del sistema”.
Es como si Mitterrand le hubiese pedido un visto bueno a Raymond Aron. O como si el joven Allende de los años 50 hubiera solicitado la aprobación de Gabriela Mistral. O como si Rodríguez Zapatero hubiese perseguido a Camilo José Cela para que no siguiese hablando mal del socialismo. O como si José Carlos Mariátegui le hubiera escrito cartitas demandantes a Clemente Palma.
Este columnista piensa con cada vez más intensidad que el señor Humala no es el líder de la oposición. No tiene el carácter de un líder ni la consistencia de un personaje. No lo ampara un temperamento, no lo auxilia un cuerpo de ideas, no lo corrige un programa y no lo alivia el esperpéntico cuerpo de asesores que más bien lo sabotea.
Lo peor de todo es que lo primero que hizo el señor Vargas Llosa, luego de la reunión con Humala, fue llamar a su amigo Fernando de Szyszlo y decirle que aquellas dos horas de conversación sólo habían servido para reafirmar todo lo que pensaba del ex candidato del Partido Nacionalista.
-Acepté la cita sin ninguna esperanza –le dijo Vargas Llosa a Szyszlo, según la crónica del diario “La República”.
Según Szyszlo, Vargas Llosa, a la hora de despedirse, le dijo a Humala, cortés pero claramente, que lo que pensaba de él no había cambiado un ápice.
Y a pesar de eso, Humala salió de la reunión diciendo que esperaba que Vargas Llosa ya no lo percibiera como el cáncer del dilema cáncer/sida que el novelista planteó como metáfora de una segunda vuelta entre el nacionalismo y el fujimorismo.
No contaba con que Vargas Llosa iba a llamar a Lima a darle su versión de los hechos al pintor Fernando de Szyszlo.
El ridículo, entonces, ha sido doble.
Porque Vargas Llosa es un novelista genial pero también un funcionario intelectual de la derecha con sede en Washington y Bruselas. Y Humala no ha querido tener un encuentro con el narrador sino que ha buscado la bendición civil del intelectual ultraderechista.
Que Vargas Llosa no apruebe las ideas de un progresista dice mucho y bien del progresista.
Que un progresista vaya a rogarle a Vargas Llosa que no lo siga reprobando, dice mucho y mal del progresista.
Mario Vargas Llosa, que se había burlado de algunas cachaquerías en “Pantaleón y las visitadoras”, debe estar muriéndose de risa. Ni siquiera a Vega Llona, gran amigo del novelista, se le ocurrió que un día Ollanta Humala iba ir a Madrid a pedirle que dejara de considerarlo un enemigo.
Si García Márquez inventó al coronel que no tenía quien le escriba, Humala acaba de representar al comandante más a la deriva que hayamos conocido.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

A Ollanta le dicen que no es "dialogante", pero cuando busca el diàlogo, lo friegan; le dicen anti empresa privada, pero cuando explica que no esta en contra de la empresa privada, no aceptan esta explicación, le dicen que no es democrático, pero es el ùnico que no se ha ido huyendo al exterior por la cantidad d ejuicios que tiene y adems habla de una democracia participativa
Lamentable Cesar Hildebrandt. Como diría un gran cantante: "ni chicha ni limonada". Debería ser más coherente, si es que elmente es un hombre de izquierda.

Anónimo dijo...

Ahorita sale el mounstruo de tazmania Antauro!!!!!!!!!!!

Anónimo dijo...

llamar a vargas llosa "Ultraderechista" me parece un exceso, pero llamar a ollanta "progresista"......creo que el chato se quedo en los 70, que se pensaba que ser de Izquierda era ser "progresista"
Sendero luminoso...¿era progresista?

rafael gey dijo...

a ollanta como sea hay que bajarle la llanta para el sistema y la derecha

Patricio Lynch Solo de Saldivar dijo...

Vaya...que jugadaaa---- la novia hildebrandt peleandose con su novio Humala!!!!


WWUUUAAAJAJAJAJAAAAA

PERU ES UN CIRCO CHOLO Y POBRE!!!

JAJAJAJJA QUE CIRCO PATETICO ES PERU. Y COMO SE LAS PITNAN A LOS POBRES CHOLOS INCULTOS....

martin Belaunde el mafioso socio de hildenRAT en el asqueroso diario la primera es UNO de los empleados de HUGO CHAVEZ, administro las platas narcopetrobolivares de la campaña del cholo Ollanta, la compra de relojes, casas, 4x4, carteras y sueldos de consultorias para empresas venezulanas....el CHATO ACOMPLEJADO RECIBE VOLIVARES EN SU MINDEPTITO DE LA MOLINA!!!1

este show entre colegialas lesbicas y enamoradas da nauseas...le PAGAN MUY BIEN AL CHATO AFROINDIO DE GILDERAT!!!

que asco...!!!

Cordiales saludos, asi nunca se mejoraran en Pidu!!

Patricio Lynch Solo de Saldivar dijo...

sorry fe de erratas donce dice VOLIVARES debe Decir NARCOPETROBOLIVARES.-

Sorry es que me RE ENOJA QUE ESTOS SIMIOS LOGREN ESTUPIDIZAR AL RESTO DE LOS BURROS PERUANOS....MONOS GUIANDO A BURROS ESO ES PERUKSITAN...

gracias.-

Carlos Ernesto dijo...

No veo nada malo en que Ollanta se reuna ha conversar con Vargas llosa. Vargas Llosa es un referente intelectual del Peru en el extranjero como Hildebrandt lo afirmay considero que no se debe polarizar y antagonizar las posturas politicas de la supuesta izquierda con la supuesta derecha.Sería interesante que Humala advierta que la reduccion de pobreza y los avanzes del gobierno se deben a un buen camino adoptado.Seria excelente que las fuerzas politicas concurran en un solo objetivo:justicia social

Anónimo dijo...

A muchos, incluido Hildebrandt, les hubiera encantado que Ollanta visite La Habana o Caracas y exponga así sus cartas más antidemocráticas. Señores esto es política, no se olviden, lo único que importa es llegar al poder, sea como sea. Sino que hable el tetón presidencial

Fa-bio dijo...

Obviamente concuerdo en que no se le ve a Humala, por muchos lados, el liderazgo de la oposición, y que se le llame progresista, pues sus propuestas no son más de lo mismo de el APRA o de la cachetoncita de Lourdes, o de los demás derechistas y ultraderechistas o ultracaviares como Varguitas Llosa.
No intento darle campaña pero hay que ser científicos y no tan subjetivos como se viene haciendo en la política en estos tiempos, y durante toda la historia peruana, muchos se dejan dominar por el poder mediático de la prensa, de las opiniones de famosos o renombrados, eso debe parar.
El hecho que vaya Humala a donde el laureado escritor me parece caballeresco y planeado con algunas intenciones obvias, pero no le salió bien, el conejudo de Vargas Llosa va a defender sus intereses, aunque no diría sus ideas porque no defendió las anteriores, quizá con éstas ya se quede.