miércoles, 8 de julio de 2009

Caviares en su salsa

La caviarada de la Católica rinde un homenaje a Fernando de Trazegnies, el fujimorista desvergonzado que fue lavavajillas, mayordomo y, en sus ratos libres, dizque canciller de la Manchuria andina que era el Perú de Fujimori.
Me encantan los caviares. Me fascina su hipocresía, sus idas a la embajada de los Estados Unidos cada 4 de julio (a ver qué ayuda pescan, a quiénes saludan, ante quiénes se lucen), su banquete de palabras vacías, sus ocurrencias suicidas (como esa de inventar, a través de un cálculo aleatorio, el número de víctimas del fascismo en la época del contraterror), sus tarjetas de platino, sus discursos de tungsteno.
Pero lo que más me gusta de los caviares, más allá de algunas de sus mujeres y muchas de sus corbatas Oscar de la Renta, son sus homenajes.
Ellos sí que saben apapacharse, cubrirse de auxilios mutuos. Y, en ese aspecto, la Católica es antro consumado de homenajes a gente que no vale la pena, a farsantes que pretenden olvidar y a abogados a tanto la hora que quieren pasar por académicos del derecho.
Esto de Fernando de Trazegnies, con libro y todo, es patético.
¿A quién le rinde tributo la Católica?
¿Al Trazegnies que ahora se dice apolítico y casi neutral o al sirviente del fujimorismo que en diciembre de 1998 decía, a voz en cuello, que los derechos humanos eran “un producto del Occidente liberal” y que, por tanto, no podían imponerse a todas las culturas?
En el blog “Desde el tercer piso” se acaba de recordar algunas de sus intervenciones más rastreras:
-En junio del 2000 le decía a “La Prensa”, de Managua, que el tercer fujimorismo iba a ser “un salto hacia adelante en el fortalecimiento de las instituciones democráticas”.
-El 11 de noviembre del 2000 declaraba ante “El País”, de Madrid, que Fujimori lideraba “una transición seria, ordenada y transparente, porque si él dejara de serlo Perú podría convertirse en un caos”. Ocho días después, como lo recuerda el citado blog, Fujimori pasaba de Brunei a Tokio, desde donde enviaba, por fax, su “viril” renuncia a la presidencia de la República.
-En esa misma entrevista a “El País”, De Trazegnies se refirió así al ladrón y asesino serial que decía ser asesor presidencial y solía llamarse Vladimiro Montesinos Torres: “Montesinos ayudó mucho en la lucha contra el terrorismo, que tuvo sus excesos y errores pero que no supuso una violación de derechos...”
O sea que Martha Chávez era Evita y De Trazegnies Adán en el paraíso taboádico del fujimorismo. Y a este señor, que merecería ser entrevistado por el falso marqués Valero de Palma, es a quien la Católica, esa cuna del humanismo liberal, va a subir al podio de los ciudadanos ejemplares. Como si en la trayectoria de un catedrático y de un intelectual no pesaran sus miserias morales. Como si fuera lo mismo ser un Chocano leguiista que un Vallejo en París con aguacero. Como si la biografía de De Trazegnies se hubiese grabado sobre teflón.
Por eso es que los caviares son humoristas involuntarios de tanto éxito.

-------------------------------------------------------------------

Posdata:
qué prensa tan aldeana la que tenemos. “El Comercio”, nuestro diario de exportación, no trajo ayer ni una sola línea (repito: ni una sola) sobre la muerte de Robert McNamara. “Correo” le dedicó una piltrafa interior, pero cumplió con dar la noticia. El único que dedicó un espacio razonable a tamaña desaparición fue “La República”. Todos los demás –qué pena: todos- siguieron ofreciendo el menú con hándicap de cada día. “Leches aguadas, cajamarcas crueles...”, que decía Juan Gonzalo Rose. Pobre prensa peruana. Terminará como parte de comisaría o panfleto ideológico. O monólogo interior de Magaly Medina.

6 comentarios:

Patricio Lynch Solo de Saldivar dijo...

Y hildebrandt quien es solo un afroindio empleado de chavez, hugo

La Poyito Feliz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
La Poyito Feliz dijo...

cada vez q entro tengo q ver cómo Pato (ya saben de q nombre) está cada vez más patético ¬¬...

Martin V dijo...

A ver si alguien me avisa en que horario va el programa de hildebrandt, habia escuchado que comenzaba el dia 6 todos los dias a las 11 pm. Pero nada.

PERUANO CON HUEVOS dijo...

ese Fernando de Trazegnies, que mierda hace en el Perú, que no tenia nacionalidad Belga, ese hijo de puta fujimorista, puto de la política solo merece ser premiada por esas universidades que solo representan la calidad moral de su pais el estado fallido que se apesta, perdon, se apresta acumplir un añito mas.

gerardo cailloma dijo...

La entrevista que le hizo Jaime de Althaus en Canal N fue bastante servil y no hubo preguntas indiscretas para este tipo, suerte de Machiavello moderno. E, incluso, la posible pregunta incómoda (sobre su participación en el gobierno de Fujimori y su accionar durante el conflicto con Ecuador) fue una forma de hacer un bello maquillaje a su imagen. Palabras huecas y demagógicas.