martes, 29 de abril de 2008

Un solo mundo

En Lima, el doctor ­Alan García cambia una ley para permitirse decidir cuándo las tropas del ejército pueden actuar en zonas no declaradas en emergencia. ¡Todo el poder para él!
En Roma, el ex neofascista Gianni Alemanno –preso en 1982 por haber pretendido incendiar la embajada soviética en Italia– gana las elecciones por la alcaldía de Roma. Su lema es este: “Volvamos a ser los dueños de casa”. Su propósito: lanzarse en contra de la inmigración.
“No me equivoqué en la política de lucha contra Sendero y el MRTA”, dice Alberto Fujimori en la sala del tribunal que lo juzga. “Y jamás ordené ejecuciones extrajudiciales”, añadió. Nunca se le había visto más satisfecho. La campaña contra Aprodeh y adjuntos parecía haberlo tonificado.
En la franja de Gaza, los israelíes lanzan un misil sobre una casa palestina. Mueren ­una madre y cuatro de sus hijos. La madre se llamaba Miyasar, esposa de Abu Mateg. Este llega después de la explosión y encuentra trozos de carne humana por todas partes. Los pequeños fueron Rudina (5 años), Hana (3), Saleh (4) y Musab (15 meses). El ejército israelí dice que disparó contra milicianos radicales. “Nadie ha visto milicianos por aquí”, dijo uno de los tíos de los niños. Cuando dice “aquí” se refiere a Beit Hanun, un miserable campo de refugiados al norte de Gaza.
Wálter Menchola, el congresista que fuera sancionado por tener una relación particular con la compacta estudiante universitaria Karen Kú, preside ahora la Comisión Investigadora de las Casas del Alba. ­Acaba de anunciar que una de sus prioridades será “investigar posibles nexos de ­esas instituciones con el MRTA”. El congresista ha tomado muy en serio su papel.
En Washington, los 41 senadores republicanos –con el candidato presidencial John McCain a la cabeza– logran vetar una ley que hubiese anulado un fallo de la Corte Suprema de los Estados ­Unidos que consagra, en la práctica, la diferencia salarial por motivos de género. La demanda que originó la sentencia fue presentada por Lilly Ledbetter, una empleada de Good Year que hacía lo mismo que sus colegas hombres y que, sin embargo, recibía un salario 40 por ciento menor. Los republicanos celebraron su triunfo pro corporativo con harto júbilo.
La agencia de noticias France Presse da cuenta, en un despacho desde Lima, de la intensificación de la campaña gubernamental contra grupos defensores de los derechos humanos. Del Consejo Nacional de los Derechos Humanos han sido retiradas 64 de esas organizaciones, aparte de los obispos de la Conferencia Episcopal Peruana.
En Colombia, gemelo del Perú, se va más allá en la misma ruta: el grupo Águilas Negras, remanente de las Autodefensas Unidas de Colombia, es acusado de amenazar a defensores de los derechos humanos que participaron en una marcha, el 6 de marzo, cuyo propósito era protestar por la indefensión de las ONG colombianas ante el ataque del ejército y sus diversos sicarios. En lo que va del año, unos 22 sindicalistas han sido asesinados en Colombia. El último fue José Molina, líder campesino de Huila, abatido por tropas regulares en un retén. El ejército dijo que Molina “pertenecía a las FARC”. Campesinos a quienes Molina servía señalaron que era sólo “un activo líder comunitario”.
En Lima, César Nakazaki, abogado de Alberto Fujimori, condenó a Aprodeh y dijo que lamentaba que grupos como el mencionado “piensen más en hacerle daño al país con la única idea de combatir a Fujimori”.
A veces, el Perú y el mundo encajan noticiosamente a la perfección. Un país que el Apra quiere ver aglomerado por el susto y, al frente, un mundo donde el terror y el dinero han emprendido la aventura conjunta más exitosa de la historia. García no está solo en su empeño por hacer del Perú un país con los valores de Fujimori: el mundo parece asentir y aplaudir en simultáneos escenarios. Fujimori parece haber estado ayer en la franja de Gaza, en el capitolio de Washington, en un retén de Huila, votando en Roma por el orden. Pero no, no es sólo Fujimori. Es Bush y su pezuña universal. Es García y el sobaco viajero del nuevo mundo global. Global también en infamia y abolición de valores. Son Bush, las Águilas Negras, García, John McCain, Ehud Olmert, Fujimori y Uribe, todos repetidos mil veces, licuados por la misma mano y mezclados en una sola plaga langostinera que tapa el sol y derriba los aires respirables. Es el mundo: lo que quedó de él cuando la sala se mudó a la cloaca.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Ya que habla de cloacas...

...hablemos de Magaly.

Efraín Aguilar y Gisela son dos de los personajes de la tele (de entre otros muchos) que a Magaly la traen con el cerebro achicharrado. La sola mención de sus nombres le produce una comezón en el ojal más chico, de lo más irritante.

A Efraín, la autodenominada "perra", lo desprecia por ser un cómico de orígenes modestos que un buen día se convirtió en un productor exitoso, con series como "Así es la vida" y otras similares.

La Medina no podía soportar, por nada del mundo, que "un tipo como ese" le ganara en rating, así que se ensañó con él y, por extensión, con todos los que tenían, o tienen, alguna relación con él.

Y lo que más le rompe los calzones a la Medina es que "un tipo como ese" sea Regidor de Cultura de la Municipalidad de Lima. Magaly ignora lo que Efraín hace allí. Y lo ignora como quien ignora lo que haga cualquier nadie. Y para ella, Efraín es nadie. Sólo el prejuicio insano de la Medina le pinta en su cabeza que "un tipo como ese" no debe estar haciendo nada ni de bueno ni de útil.

Y la cereza en esta torta (revulsiva, para ella) está dada por el juicio que por difamación le tiene clavado Efraín, juicio que, si aún Efraín no lo tiene ganado, le está ocasionando a la Medina, a lo menos, un gran dolor de cabeza (que tome Panadol, pues) y muchas noches de insomnio (que tome Supradyn, que no servirá para dormir pero al menos se entrentendrá bebiendo algo).

Por otro lado, con Gisela, la cosa ha tomado un giro ya más abusivo. La tirria que antes le producía Gisela se ha convertido en un "mejor nos reímos de ella" antes que hacer bilis por ella. Así que, cosa que Gisela hace, cosa que es motivo de su burla malalechosa.

Y entre los apodos más benévolos que le ha endilgado la Medina a la Valcárcel está el de "Cantinflas". O sea, se burla --con ese gusto sádico de quien mete el dedo en la llaga-- de su manera de expresarse.

Le parece a Magaly que la manera que tiene Gisela de decir sus cosas es propio de un cerebro de bataclana metida a filósofa. Y eso, es inaceptable para la Medina. "No puede ser, me aloco", dice y añade "hay que burlarse y burlarse y burlarse". Total, desde su balcón, esta palomilla llena de complejos, lanza insulto tras insulto escudándose no sólo en su bunker televisivo sino en su sana y sagrada "libertad de expresión" y que como eres persona pública, pues jódete, que para eso eres pública. "Esa es mi opinión", reafirma, impone, decreta. Y cualquier otra opinión que ose contraponérsele, sencillamente, es una pobre opinión de mierda al lado de la suya.

Esta es pues la madama que se alucina la madre de la verdad. Y dice que, efectivamente, es dueña de la verdad porque su rating (espejito, espejito, dime quién es la más vista de la TV nacional) así se lo confirma. Habría que decirle a esta ilusa e ignorante pobre mujer que el "rating" significa mayoría, y que la mayoría es también ignorante, analfabeta, y, si no indigente, pobre en extremo.

Esta mayoría es en la que se afinca la Medina para soltar las estupideces cotidianas con que infecta las ondas televisivas. Así la veas o no la veas. El virus de su maledicencia y sus gesticulaciones asqueantes, cual escoria lumpenesca, permea toda la sociedad, desde el kiosko de la esquina hasta las suites del Marriot. Así estamos.

Y esa descomposición, a la Medina no le interesa. ¡Qué le va a interesar! Ella no vive aquí. Hace dinero aquí, sí, pero no vive aquí. Ella vive en Miami, su madre patria. Por esa razón, tiempo libre o feriado largo que tiene, inmediatamente, se larga a otros aires más puros (canjeando pasajes por favores deshonestos) dejándo tras de sí el aire empedorreado que sus programas producen.

¿No es eso acaso un doble caso flagrante de traición a la patria, primero, por corromperla y segundo por abandonarla? ¿Y qué se les hace a los traidores a la patria? Pues, de frente al paredón. O que la avienten, con bloques de cemento amarrados a los pies, a la cloaca pestífera en que ha convertido las salas de sus amados televidentes.

muttley dijo...

Noticias de es Mundo loco
Empecemos por el sexo, o por el amor. Ahora es cuando hacéis oooh. Más de 7000 personas se besan a la vez en Madrid. Ni que decir que todos tenían unos labios de tres kilómetros para que cada persona estuviera tocando los labios de otras 6999 personas a la vez. Ojo, que es tarea complicada. Algunos que no sabían nadar quedaron ahogados por culpa de los regueros de babas que cayeron de aquellos que no sabían besar sin tragar saliva. Días después hubo un brote de mononucleosis y nadie sabe por qué. "Bueno, estaba jodido en casa con fiebres y demás y me dije, ves allí a besar a gente y así se solidarizarán contigo". Declaró el bromista.


Adeptos de una secta apalizan a su gurú después de esperar cinco meses el Apocalipsis. Apocalipsis, el primo de Piotr Kuznetsov, líder de la secta, era conocido por su falta de puntualidad para traer sus dosis de anfetamina. Los colgad... Perdón, los adeptos, entre ellos un niño de veinte meses, estaban con el mono y la emprendieron a golpes contra su jefe. Amedio, líder de la revuelta, salió de la cueva y a grito de Iihh, iihh, uuuh, uuhh reclamó su liderazgo en la secta de la auténtica iglesia ortodoxa rusa. Huelga decir que lo consiguió.


Discuten por el tráfico y le arranca un dedo a mordiscos. ¿Quién no ha tenido esa tentación cuando le hacen el gesto del Fuckyou desde el coche contiguo a la vez que con la otra mano aprietan el claxon? Pues un hombre lo hizo en Palma. Eso sí, prefirió el meñique que era más cortito y más fino ya que acababa de cenar y tenía miedo de empacharse. El agresor es de nacionalidad británica y se llama Timothi P. Quién lo iba a decir de alguien con nombre de champú.


Las clarisas de Murcia dejarán de rezar para que no llueva. Resulta que había unas monjas en Murcia que rezaban para que no lloviese el día de la boda de la gente. ¡A ver si tienen huevos de hacer lo mismo en Galicia! El caso es que visto el éxito de sus plegarias y de que en Murcia no llueve ni lanzando escupitajos al aire van a dejar de rezar. Una de las monjas declaró: "La Diócesis está rogando para que llueva en Murcia y nosotras pues a quien nos pide que no llueva le decimos que si lo hace será lluvia de bendiciones y que la novia mojada también debe estar alegre y ser feliz en su vida". Claro que sí, una novia mojada es una novia feliz. Que se lo digan al novio.


Para acabar, una noticia turbadora: Detienen a un hombre porque fue pillado fornicando con su mesa de picnic. Yo entiendo que la gente le coja cariño a sus objetos personales, pero de ahí a follárselos hay un paso. Al parecer un vecino lo grabó, no tienen otra cosa que hacer los vecinos, lo denunció a la policía y lo detuvieron. ¿Cómo es que no detuvieron también al perturbado que grabó impasible el polvo entero? Los vecinos y amigos no pudieron evitar su preocupación después de haber asistido a varias barbacoas organizadas por el follamesas. "Recuerdo un día que le dije, oye Joe, tu mesa está llena de manchas de mayonesa; nunca creí que pudiera... Oh, Dios, dejadme una taza de water".
Muttley.

Matarazzo dijo...

Abanderados de la moral: si no les gusta Magaly no la miren

Anónimo dijo...

Estimado Matarazzo, aquí va tu respuesta:

Cuestión de injusticia: La Jibaja y la Medina

A la Jibaja se le ha condenado por los vídeos que la Medina pasó sobre ella. Y no por otra cosa. No uno, ni dos. Muchos. Todos ellos dando cuenta, en exclusiva, de sus arrebatos y desafueros. El último vídeo, "cortesía", cuándo no, de la Medina --ese de la cocaleca--, le terminó de embarrar su ya deteriorada mediática reputación.

Si bien es cierto que lo visto sucedió en algún momento, es mucho más lo que no se ha visto; y de ese mucho, no todo es salvaje ni malogrado. Mucho de eso-bueno, se hablaría también hoy, de haberse documentado las buenas acciones de la Jibaja. Lamentablemente, lo bueno no es noticia. No vende. Al diablo con esas cojudeces.

Ahora, la tremenda jueza, basada en ese historial mediático, mediático, muy versado en lo más negro de Angie, pero a la vez muy ignorante, por desidia, de su blancura, ha determinado que dos años de carcelería efectiva, por lesiones leves y desacato a la justicia, es poco para este elemento "peligrosísimo" tanto para la sociedad como para ella misma; pero lamentablemente, diría la jueza, no se le puede dar más de lo que dicta el código penal. Qué pena.

¿A cómo el kilo de juez?

Jueza, en este caso, ¿a cómo el kilo de juez? pregunta, recurrentemente, Hildebrandt. Pues, depende. A esta jueza --por inepta, por no hacer su tarea y por prejuiciosa-- el precio de su carne debe estar más barata que la de caballo viejo. Carne barata, nomás, por ser carne de desperdicio. Esa justicia, que asquea de tanta corrupción que se la carcome viva, es la que ahora dice se hace respetar porque una niña, malcriada, rebelde y apologista de la coca, no la respeta. A la vereda tropical con ese parecer. Esa justicia, que apesta para la mayoría --pues la minoría con billete sí puede comprarla, por kilos, aunque apeste-- comprable al mejor postor, ahora quiere dar clases de probidad y severidad, cuando por otro lado, por casos muchísimo peores, deja libre a verdaderos malditos delincuentes.

Pruebas al canto. Ayer, nomás, Beto mostraba la tragedia de la que fue víctima un homosexual en Trujillo, por parte, nada menos, que de la misma policía. Y, Alva Castro, el ministro mascota de Alan, le dice a un reportero sin mucha experiencia, quien le hace una sugerencia que se cae de madura de lo elemental que es (esto es: que sean otros policías, diferentes a los amigos de estos desgraciados, que investiguen a esos malditos, perpetradores de crímenes de odio, gratuitos), le dice, que “qué buen idea, voy a proponérsela al jefe de la policía”. Tremendo tarado este Alva Castro.

Y mientras tanto, estos policías hijos del carajo se salen con la suya; y con la cómplice anuencia de la justicia, ahora se encuentran lejos de ese su legendario brazo largo, que siempre resulta siendo corto para los más débiles.

¿Y ese otro caso? ¿Ese de atropello con muertes incluídas? ¿Dónde está el borracho criminal del volante? No se sabe. El juez lo soltó, mientras los deudos enterraban a sus muertos. Muertos.

Hay muchos más y peores casos; los menciondos son sólo un botón. Uno, fresquecito, y el otro, de nunca acabar.

El caso de la Medina

La Medina, al enterarse del encarcelamiento de la Jibaja, pontificó como buena sobre la mala vida de la Jibaja y, cómo, la falta de control del temperamento agresivo de Angie la habían hecho terminar, miren, en la cárcel. La Medina solita se distanciaba por kilómetros de "gente como la Jibaja". Claro, la empírica periodista no lleva esa clase de vida; su vida es metódica, de su casa al trabajo y del trabajo a su casa; nada de juergas, ni de caerle a puños a nadie, ni de excesos alcohólicos ni de otras sustancias; por lo menos, en público.

Sin embargo, si bien en Angie se le condena por su agresión física, la Medina se caracteriza por su permanente e institucionalizada viperina agresión. Insultos por toneladas, difamación más que agravada, denigración de toda mujer cuyo destino la hizo meterse a vedette. Y todas estas fechorías alumbradas por la generosa, sorda, ciega y muda, luz verde del ANDA.

¿Por qué, entonces, pregunto, no se le hace un reportaje a Magaly y se le condensa, en treinta minutos, todo el salvajismo que su boca es capaz de proferir? Así, la jueza que ahora la procesa por el asunto "Paolo Guerrero", tendrá también valiosos elementos de juicio para "sacar sus propias conclusiones", pues “las imágenes no mienten” (pero callan lo que no muestran). La vara que se le aplica a la Jibaja, que se la apliquen también a la Medina. Lo que es igual no es trampa. Y la jueza podría hasta mandar encanar a la Medina también a sus dos añitos de cárcel efectiva, efectiva, por la alta peligrosidad de su dañina lengua para la sociedad.

Pero, para mala suerte de Angie, ella no tiene como abogado a alguien del estudio Nakazaki-Souza-Fujimori, que se pudre en plata, para defenderla como se debe. Ni tiene tampoco guardaespaldas de terno y corbata y con caras de perro que tiren golpe por ella. Es por esa razón, y no por otra, que la Jibaja está ahora donde está: Por su precariedad, por su orfandad, por su impotencia; y no por su mal llamada conducta descarriada ni por ser una cuestión de justicia. Todo lo contrario. está donde está, más bien por una cuestión de infamante injusticia.

el de siempre dijo...

falto poner a la iglesia y al deporte o el futbol.

solo queda leer y reirse de cada estupidez de tantos idiotas que usted ya menciono y así distraerse dìa a dìa .....