lunes, 14 de abril de 2008

Un apestoso asunto

Como el ducto que arroja la mierda de Lima al mar de mierda que vamos espesando colapsó en San Miguel (luego de poner en peligro los taludes cercanos a la Costanera), los expertos en la materia (literal) trataron de que Ventanilla recibiese el encargo. Y como el alcalde de Ventanilla armó un escándalo y amenazó con contratar a los colinas de los Barracones para impedirlo, los doctos en ductos le han enchufado la descarga al distrito de La Perla.
Entonces va a La Perla el ministro de Vivienda -¡cómo se robaba en los tiempos del Instituto de Comercio Exterior!- y dice dos puntos:
“Los vecinos de La Perla pueden estar tranquilos. Nada de esto afectará su salud”.
Pero antes de esa declaración que lleva implícita la idea de la inocuidad y de la benevolencia aséptica de la mierda, los vecinos de La Perla han recibido a los empadronadores del gobierno regional del Callao, quienes les han ofrecido dinero como indemnización por aceptar que el interceptor norte sea un vecino más de sus acantilados.
Los vecinos reflexionan: “Si nada nos va a pasar, ¿por qué nos quieren indemnizar”?
Y claro que les va a pasar. Toneladas de heces náufragas desembocarán en las orillas de La Perla, creando un sedimento de inmundicia que el tiempo engrosará y elevará hasta ser como un subacuático macizo cordillerano de mierda, la cordillera negra de la mierda debajo del colegio militar Leoncio Prado, una muchedumbre de excrecencias surtidas que amansarán la mar brava, teñirán los roqueríos y se elevarán en forma de vapores hasta las narices de los vecinos. Y es que una cosa es que ese cargamento desembocara a más de cien metros de la orilla, como sucedía en San Miguel, y otra mucho peor es que lo que Lima entrega a sus retretes se mezcle con la espuma de las mareas altas.
Así que Cornejo -¡cómo se robaba en tiempos del ICE!- quiere imponerle a La Perla la obligación de ser -ya que no la Costa Verde- la Costa Amarillenta de nuestro litoral urbano. Y tiene la desfachatez este sujeto de decirle a la vecindad que “los técnicos han encontrado la solución”. Sí, son los mismos técnicos sedapalinos que siguen pensando que el mar es vertedero y que Lima debe seguir defecando en mancha en sus oleajes.
Seguro que Cornejo -¡cómo se robaba…etcétera!- no vive en La Perla. Seguro que no tiene a ningún pariente cercano que viva en La Perla. Seguro que esa Venecia de aguas mayores que piensa instalar en La Perla jamás se le ocurri-ría ponerla en las inmediaciones del Regatas, el nuevo club del señor Presidente.
“Se está desarrollando el concurso para la construcción de la planta de tratamiento de Taboada”, ha dicho el ministro de Vivienda tratando de hacerles creer a los modestos pobladores de La Perla que su enmierdamiento inminente y marinero será cuestión de semanas nomás.
¿Desarrollando? ¿El concurso? ¿La planta de tratamiento? Hace décadas que Sedapal, esa entidad que le da razón a los privatistas, habla de lo mismo. Y aquí, con tanto Cornejo, lo provisorio siempre aspira a la posteridad.
¿No hay acaso una tierra de nadie, un segmento de playa lejano de cualquier población donde “imponer” esta “solución de emergencia”? Claro que hay. Lo que no hay es planificación ni responsabilidad.
Yo propongo que si el cloacal señor Cornejo quiere que La Perla acepte los desperdicios ciudadanos, se vaya a vivir allí.
Roland Barthes nos recordó alguna vez que la única mierda que no huele es la escrita. Pues la que propone el señor Cornejo para La Perla no tiene nada de prosaica. Es el mismo abono humano que el higienista francés H. Du Roselle calculó, en 1867, en unos 750 gramos per cápita cada día, es decir 275 kilos anuales por individuo, o sea mil y quinientos kilos anuales para una familia de cinco miembros. ¡Y cómo se robaba en los tiempos del ICE!

--------------------

Posdata: El viernes pasado, sin que yo lo pidiera o lo insinuara por supuesto -no ando pregonando virtudes imaginarias cada tanto-, los pobladores del cerro El Pino, en La Victoria, bautizaron una de sus muy desheredadas calles con mi nombre. Sentí que ya me había muerto cuando me enteré. Y sentí que me reencontraba con la vida en su versión más dura subiendo esos escalones y llegando hasta la cinta que me dieron para cortar. El alcalde de La Victoria, el arquitecto Alberto Sánchez Aizcorbe, me acompañó. Desde luego que ignoro por qué una asamblea decidió que mi nombre, peligrosamente pendiente de lo que me queda por vivir, debía de estar en una de sus calles. Si cuento esto es sólo para agradecerles a esos valientes pobres que me han homenajeado sin razón alguna y al alcalde Sánchez Aizcorbe que está empeñado en hacer de La Victoria un distrito mejor.

5 comentarios:

richardqt dijo...

Nadie se sabe cómo solucionar el problema de las aguas servidas de Lima, un problema que antes enojaba a sanmiguelinos, y ahora a los chalacos. Ni el ministro de Vivienda, Enrique Cornejo, ni el presidente de la región Callao, Alexander Kouri, ni los alcaldes de Ventanilla y La Perla se ponen de acuerdo sobre qué hacer con las aguas servidas que se vierten en el mar del Callao. Lo único en lo que todos si estan de acuerdo es que nadie quiere que se contamine su mar, asi que le tiran la pelota al de al costado, pues tienen miedo de que sus vecinos los linchen politicamente. Pero para que se les eligio entonces como "autoridades" sino es para tomar decisiones dificiles e impopulares, solo faltaria que propongan que cada distrito de Lima se construya su propio conductor de desechos y se busque una playa lejana y deshabitada por donde tenga salida al mar. Como ningun gobierno tomo la decision de.construir la planta de tratamiento en La Taboada que podría tratar las aguas y desechos orgánicos de todos los distritos de Lima, ahora se tiene que obligar abusivamente a La Perla o Ventanilla a que la descarga se haga por sus costas, afectanado la salud de miles de pobladores y contaminando el mar del Callao, aproximadamente dos millas a la redonda. SEDAPAL afirma que la construccion de la planta de tratamiento de La Taboada demoraria hasta el 2011,si es que comienzan este año, lo que es muy dificil de creer. Por eso ahora el gobierno ha tenido la gran idea de indemnizar a los habitantes con mil soles por familia, ¿para que? pues para que se vayan comprando ventiladores y mascaras antigas que les permita atenuar el mal olor con el que tendran que malvivr estos años. Esta es otra muestra de la falta de planificacion de nuestros gobernantes pues han esperado que los colectores de la ciudad colapsen una a uno para recien tomar medidas. Justo en este año de las grandes cumbres que tendremos en casa a ilustres invitados, se nos olvido reparar la tuberia del water. El proximo articulo de Alan sera:"Como eliminar al perro cagon que no deja cagar".
P.D. Sobre la calle que ahora lleva su nombre en el cerro El Pino, sabe usted de otro periodista vivo que tambien tenga ese honor?

Galileo dijo...

Acaba de salir un nuevo blog: Vade Retro.

Este nuevo blog, Vade Retro, busca ser un espacio de memoria y política terrenal y celestial. Algo así como un espacio para recordar y discutir sobre el pasado, el presente y el futuro haciéndoles la guerra (con ellos no hay amor) a los fachos, neoliberales, neocons y neoconchesus.

Visítanos en http://vaderetro666.blogspot.com/

Anónimo dijo...

El ministro de vivienda, el presidente de la region callao y la gente de sedapal, tratan de hallar la solucion para ver "por cual de los colectores debe salir las aguas servidas, e ir al mar directamente.debemos ser la unica ciudad en el mundo que bota todas sus aguas servidas de frente al mar!eso no se puede hacer hoy en dia!!en que siglo estan viviendo!!??las aguas deben ser TRATADAS primero, es increible que en pleno siglo 21 haya una ciudad que bota su mierda directamente al mar y solo basta ver desde cualqueir punto de algun malecon de sna miguel o el callao, toda esa agua verdey asquerosa que se va extendiendo poco a poco. increible..

Maria Vallejos dijo...

“me parece interesante lo expresado por el Sr. Kouri respecto al la construcción de la planta de residuales Taboada...
Estuve leyendo sus declaraciones en un medio local y comparto su preocupación de que la empresa ganadora de la licitación nos explique qué tipo de tratamiento se le dará a estas aguas y el tema de la reutilización de las mismas...La pelota está en la cancha de los postores!!!”

Fermando dijo...

Porfavor, este problema de las aguas servidas no viene desde ahorita, viene desde periodos pasados, desde gobiernos pasados y porque no decir desde gobiernos regionales pasados tambien, ahora que ya casi tienen una solucion, en vez de apoyar seguimos con trabas y mas trabas, desde este rincon felicito al señor Alex Kouri, por que leyendo un periodico del medio local para ser mas especifico el Ojo, ya puso su voz de protesta y practicamente a puesto a conocimiento de la empresa que gano la licitacion de la Taboada, que diga de una vez por todas o que defina como trataran dichas aguas y finalmente el tipo de uso le darán, este señor Kouri es de poco hablar, creo que asi deberian ser las personas hablar poco y ser efectivas!