domingo, 7 de diciembre de 2008

El caballo y el general

Había una vez un general que era un bravo cuando hablaba en privado, un pobre diablo cuando pedía disculpas en público y un chalán lloroso cuando se despedía.
Todo eso y mucho más era este general. Fue el único al que se le ocurrió que los desfiles marciales podían ser a paso ligero y con bastones de waripolera.
Fue también el único que contaba chistes que no hacían reír y lanzaba amenazas que sí hacían reír y decía, en broma, que buscaba a sus oficiales en las discotecas de ambiente.
Fue el único general que podía jactarse de tener galones de alto octanaje y el que se negó siete veces (siete) a acudir a la cita de la señorita Marlene Berrú, que no era un plan sino la fiscal anticorrupción que investiga cómo hicieron en la Región Sur para desaparacer 80,000 galones de combustible sin dejar ni siquiera una manguera de rastro.
En el ejército era conocido como “el loco” y en el Larco Herrera lo llamaban “el general”.
La verdad es que el personaje era una clara demostración de que en las Fuerzas Armadas peruanas hace tiempo que la calificación y los ascensos no pasan por el despistaje psiquiátrico, la sonda probatoria y la tomografía axial del cráneo.
En su defensa, algunos han dicho que más que loco parecía un lelo con mucho de angelical (a pesar de la inmodestia terrenal que exhibía), pero es comprensible que esa defensa, digna de escuderos desentrenados, haya sido rechazada por el general en cuestión.
El asunto es que el día de su despedida, que él imaginó apoteósica, estuvo precedido por los malos presagios y las entrañas leídas con aire sombrío.
En el cuartel Hoyos Rubio, del Rímac, luego de pronunciados los discursos, corridas las lágrimas y estallados los aplausos, estalló un viejo tanque T-55 que terminó matando a un tanquista.
Y no, no fue el homenaje inmolatorio que el general quizá pudo imaginar: fue la batería recalentada de un armatoste que hacía tiempo no salía de su cobertizo y que sólo salió para desfilar en honor del que se estaba yendo.
Así, en ese estado de precariedad explosiva, están los tanques rusos que garantizan, al contrario de lo que dijo el general, que ningún invasor saldrá en cajón o en bolsa. Si invasores hubiese, todos saldrían, más bien, en estatuto de impunidad. El Perú es el único país que ha decretado un desarme unilateral de cara al vecino más armado de América. ¡Somos Costa Rica por razones de presupuesto!
No hubo hazañas militares en la vida del general. Hubo, eso sí, una hazaña de Records World Guinness: haber producido, a nombre del ejército peruano y en compañía de la universidad Alas Peruanas, esa película titulada “Vidas paralelas”, considerada, junto a “La muerte llega en el segundo show” (guión de Mario Castro Arenas), la peor película peruana (lo que es mucho decir).
Alguien que vio “Vidas paralelas” me comentó que era tan maniquea e inverosímil, tan groseramente institucional y propagandística, que las verdaderas vidas paralelas debían ser las de la directora (Rocío Lladó) y el ciempiés en uniforme que le escribió el guión. Me dijo también que si Ed Wood hubiese visto “Vidas paralelas” habría sentido una devoradora envidia.
La verdad es que este columnista simpatizó con el general cuando su comandante en jefe, o sea el doctor García, se puso la mayordomía a cuestas y llamó a la señora Bachelet para pedirle disculpas por unas palabras sacadas de contexto y dichas en clave de humor negro y patriotismo inercial.
Y seguiría simpatizando con el general si no hubiese visto parte de su caballuna despedida. Ya es mucho escuchar a un general lloriquear. Pero escuchar a un general gimotear, es algo intolerable. Y ver a un general haciendo pucheros, es algo de salir despavorido. Y tener que oír la apología que hizo de sí mismo, es toda una lección. El general demostró tener el ego de un mamut montado sobre la calavera emocional del cuy mágico.
Eso no fue lo peor, sin embargo. Lo peor fue ese desfile duplicado, esa ronda del general montado en un caballo de paso amaneradísimo -porque el caballo de paso es, legítimamente, el gay de los equinos-, ese número de circo que quedará para la historia del ridículo.
Hubo un momento de confusión y relincho y aplausos de caballería en el que era imposible saber si la segunda pasada ante el respetable la había decidido el general que coqueteaba con la posteridad o el coqueto caballo que lo zarandeaba de modo tan profesional.
No era el caballo alado que fue hijo de Medusa y ayudó a liberar a Andrómeda y a matar la Quimera. No era Pegaso. Era una bestia ambigua de amblar torcido llevando a un general ambiguo al que la política espera con los brazos abiertos.

17 comentarios:

Anónimo dijo...

El general Edwin Donayre Gotzch nació en 1952 en Huamanga (Ayacucho). Sus padres fueron don Luis Donayre y doña Flora Gotzch. Su esposa se llama Marlene y tiene 4 hijos: Christian, Gabriel, Priscila y Erick.

Siguió la carrera militar, en el arma de ingeniería, ingresando a la Escuela Militar de Chorrillos (Lima), graduándose como Espada de Honor de su promoción en 1975. Fue becado y continuó sus estudios en Argentina.

En diciembre del 2006 llegó al cargo de Comandante General del Ejército del Perú enfocando su gestión a la recuperación de la capacidad operativa de sus tropas y a levantar la moral de los soldados.

De carácter bromista, franco y bonachón, este general goza de mucha popularidad en las tropas peruanas, especialmente en Ayacucho. Sin embargo también tiene muchos detractores que critican su peculiar estilo. En la televisión peruana el humorista Carlos Álvarez le hace una divertida imitación en el programa sabatino "El Especial del Humor".

Recientemente viene siendo investigado por supuestas irregularidades en el uso de combustibles cuando comandaba la región militar de Arequipa. También tuvo que pedir disculpas a su par chileno por algunas expresiones ofensivas que mencionó en tono de broma en el 2006.

El general Edwin Donayre pasará al retiro el 5 de diciembre del 2008 y en algunos medios se vocea su posible incursión en la política peruana.

Anónimo dijo...

Este general es sólo un ejemplo más de lo desastrozo de la oficialidad de la fuerza armada (y ni nos imaginemos a los suboficiales), un hombre que no podría pasar la más elemental prueba psicotécnica en cualquier entrevista de trabajo llega a tener a su cargo todo el ejército del Perú (bueno tampoco es gran cosa con sus balas de goma, sus helicópteros que no vuelan, sus tanques que explotan solos y su gasolina que se volatiliza).
Realmente es inverosimil que se pueda llegar a ser cabeza de un instituto armado a estas alturas sin instrucción profesional (gritar arengas, correr, hacer planchas, hacer una rondita con su cartucho de dinamita y luego arrojarse al suelo no es formación profesional). Se llega a general (son un montón en Perú)sin maestrías, y ni soñar con doctorados, por lo menos deben tener un diplomadito en su Universidad Alas Peruanas.
Sigamos teniendo tan buena formación en la EMCH y pronto habrán muchos Donayres dando vueltas en los cuarteles

J. Gallardo dijo...

Se fue uno de los payasos con más rango pero se queda el dueño del circo. Donayre quizó hacer de la fuerza armada un cabaret de putas armadas e infieles que cobran muy caro por sus servicios. Ni una puta guerra pero si abundantes palabras ofendiendo a los chilenos en donde seguramentos sus avergonzados hijos que deben estar realmente jodidos por tener un padre que se dedicó a cagarse de risa en el ejército y a la floritura cómica más que a su propia familia, compran en Ripley o Saga Falabella y tienen un crédito de la puta madre. Pero el payaso no tiene la culpa de haber llegado a ser el abanderado chaplin del ejército peruano que parece una caballeriza sin jinetes pero con muchos alazanes. Quienes fueron los que permitieron que la mayoría de peruanos se ofendieran ante tamaña pelotudez y no le pusieron freno o un bosal a este representante de Groucho Marx y Buster Keaton. Quizás ahora que no porte el uniforme de plástico verde se le acerquen algunos transeúntes y lo revienten por huevón y por ser tan indigno para un pueblo que quiere y necesita gente seria que los lidere y no a un cómoco humorístico que imita a Resortes y a Clavillazo.

HUMANO 666 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
HUMANO 666 dijo...

Si no se hubiese escuchado la palabra política, el General Donayre no tendría que recibir estos duros golpes. Si es que pretende hacer carrera política tendrá que aceptar el hecho de cambiar las balas por palabras, y créame Señor Donayre, que las palabras duelen más, mejor no se meta en la política, es una jungla de ambiciones, traiciones y rendiciones ante el poder del dinero.
Ahora eso de que el caballo de paso es el caballo "gay" no es justo para esa clase de equinos, es una animal hermoso y físicamente resistente para largos trotes, sobre todo en la arena.
Que culpa tiene el caballo Señor Hildebrandt, fuera de eso, el homosexualismo en los animales leales al hombre, el que destaca es el perro, el caballo no entra en esas cosas de la mariconada y el besito volado. La única variable sexual que tienen es que aveces a la yegua se le da por complacer al burro.

Anónimo dijo...

Creo que el gay no era el caballo. Que podría serlo con todo derecho. Creo que el gay era y es el generalote. El sí no tiene derecho. Pensar que fue el Comandante General del Ejercito del Perú.
Ud. no vale un chancay de a 20 céntimos.
Aguanta Perú Aguanta.

Doctor G. dijo...

Los caballos son animales muy sensibles y por ello siempre se dice que el mejor caballo merece el mejor jinete. En este caso el jinete no estuvo a la altura del cuadrúpedo.

VENTANA DE ANDREI dijo...

Pero Si el General no es mas que parte del horizonte y paisaje peruano por donde se mire ¿acaso la televisión no esta llena de simios dignos de circo perejilero, la calle llena de barras bravas de los ampays Chusmo-culturales; la presidencia dependiente de Litio exógeno; el parlamento semilleno de limítrofes corticales, coimeros, aceitables, aceitadores, fotografos caros con vocacion de chacal, una roncadora racista y angurrienta del puto verde, un panda urologo de un cobarde nipon, etc? y que decir del Huicho que le da lustre al parlamento con su ausencia forzada de 4 meses y su irrefrenable pasion por el escándalo barato acorde a su emética pobreza de intelecto lindante a lo pirañesco y responsable de este escándalo al publicar el dichoso videito; Y después nos quejamos porque el vecino nos trata como las vecinas de Ate al aguerrido cachito.

Lucianita_alegre dijo...

Vaya parece que no fui la única indignada con semejante payaso de ex-general.

Carlo Magno dijo...

Estimados Peruanos en busca de dignidad!

Me quedo con la Magistral frase de Mr. Andrei, " Pero Si el General no es mas que parte del horizonte y paisaje peruano por donde se mire"

Lo curioso que Mr. Hildebrantd, "de reciente desembarco a esta secta" ya que ahora se declara tambien ex-acolito de DonNadye, (Bueno también declarado, EX: Fuchimonista, Choledista, Garcicholista, Chollantista, etc) continuara con sus eternos y sediciosos oficios, desde su paraguas ""Nihilista y asistémico""

Les Pregunto; es creíble este cambio de colores tan camaleónico y persistente en todos los señoritos de Lima, nadie toma conciencia adonde se dirigen todas estas mutaciones acomodaticias sin fin?

Que manera de socavar un país!

Para su interes Mr Hildebrantd, le recuerdo que Donayre e$ uno de lo$ tre$ po$ible$ candidato$ a la pre$idencia de Perú, Ud$ $abe lo que $ignifica e$o, Le $ugiero, tener ya li$ta ....si no la tiene, $$u apología a $$u po$ible futuro candidato.


En algún momento, habrá algunos Líderes que No tendrán tanta paciencia y aplicaran la Solución Definitiva.

Tardiamente y en pleno siglo XXI y tenemos mas que probada la excepción a Darwin.

En fin, nos gustaría conocer como se abultan las cuentas bancarias de los que apoyan, desde cada posición al patán de turno en el desprestigiado sillón presidencial en Perú, conocer como se reparten las comisiones entre tanto vivo o tonto útil a la miseria de esa "nación".-

Para eso en esta etapa, Perú cuenta con Alan Garcia en versión optimizada, repontenciado, recordemos que trato de pasar de vivo y apropiarse de todas las comisiones de compra de armamento. Sin repartir como es el USO nacional entre los señoritos de Lima, esto le costo lo sabido.

En este nuevo “magisterio presidencial” Garcia viene preparado, no incurrirá en default y pagara lo que corresponde a cada uno.

En fin, claramente continúan avanzando las hordas al saqueo interminable.

Veremos en los próximas semanas y meses, como logran consolidan este camino tantas veces recorrido, en la misera historia de Perú (Historia escrita por Peruanos), ojo con esto, ojo!.

los dineros grandes no estan en los robos dia a dia en los saqueos ministeriales o arcas provinciales, estan las grandes platas de los negocios de compra de armanento, (Consultar a Alan) Perú es larga y conocidamente el pais mas armado de la región y a su vez el pais mas degradado moralmente.

Atentos saludos y ojala, abran los ojos y se mejoren alguna vez.

MV

Anónimo dijo...

Este es el blog de César Hildebrandt, el César de verdad? Si los post aquí son las columnas que publica en La Primera,cómo saber si es el verdadero?

Anónimo dijo...

Señor César Hildebrandt:

Buenas tardes ante todo señor, mi nombre y apellido es Mario Salazar Lafosse, soy licenciado en Ciencias de la Comunicación en la especialidad de periodismo. Terminé mi bachillerato en 4 1/2 y con promedio de 15, bajo situaciones de especial esfuerzo.

Llevo en la sangre el periodismo, porque admiro la ética, la verdad y la voluntad de servir a mi país sin falsas oratorias sino con mi capacidad e inteligencia la que he podido cultivar a través de la lectura, el estudio universitario, la introspección, la observación y la perseverancia. Y la que ansía aprender y evolucionar en ésta digna carrera hoy tan venida a menos, y me interesa porque considero que es una de las vías para que el Perú cambie y superemos el subdesarrollado opresivo, corrupto y cínico, y que ha construido a través del tiempo que más de la mitad de la población se encuentre en estado precario.

He enviado mi currículum vitae al diario La Primera, lastimosamente
-y es culpa mía- no tengo muchas prácticas periodísticas, habiendo pasado brevemente por Radio Libertad, La Razón y Canal N.

Anhelo una oportunidad para poder ejercer esa carrera que Dios -el mismo de los musulmánes, de los cristianos, de los judíos, etc- siento me ha encomedado en la vida de la mano por supuesto de la racionalidad y evolución humana, para servir a mi amado país, amado no por su corruptela ni por sus defectos ni por su cara mal lavada sino porque he nacido aquí, y soy peruano e intrínsecamente soy eso.

Es parte de mí como no son elegibles los padres, a los que se les ama así rabiemos de ciertas de sus actitudes, así quiero a mi país, y quiero lo mejor para él desde mi pequeña humildad, ese grano de arena que soy en medio de la playa.

Quiero aprender, quiero ejercer, quiero la oportunidad de servir a éste país que amo aunque reniego de muchas de sus cosas. Quiero que alquien crea en mí, y apueste por lo que el currículum no refleja, todo lo que soy y puedo brindar, igual a como es la vida donde las apariencias engañan, donde el buen ser humano muchas veces parece malo y el malo parece bueno.

¡No a la corrupción!¡Sí al progreso de nuestro país!¡Sí a la verdad!.

Perdone que haya escrito demasiado, y lo canse, no son simples palabras, pero es todo lo que tengo para expresarme. Y que esperan que usted me de la mano, y me haga realidad mi máxima aspiración: Ser Periodista. Con toda la responsabilidad que conlleva esa palabra, para poder levantar la frente en alto.

PD: Brindo total transparencia en todas mis referencias personales.

Dios lo bendiga, y me dé una oportunidad o me ayude con ella.

Mario Salazar Lafosse
40297511

PD: Mi mensaje es personal, pero le dejo a usted el derecho de publicar mi mensaje. Gracias.

Byron Mamamani dijo...

Como Van las cosas, pronto veremos a Bayly sentado en el caballo de Donayre, a lo Lady Godiva, ciñiendose la banda presidencial a lo Leysi Suarez.!!!

Veremos Alan y Ollanta abanicandole la retaguardia. con plumas enviadas desde Venezuela....

Anónimo dijo...

Fue una ofensa al Caballo De Paso Peruano que ese payaso se haya lucido sobre sus lomos. Esperamos que nunca màs se asome otro pobre diablo de la jefatura del ejercito peruano y menos que se monte sobre uno de nuestros hermosos No vaya a ser que a partir de ahora los chilenos esten moviendo sus fichas para patentar esa raza de caballos peruanos.

Anónimo dijo...

Fue una ofensa al Caballo De Paso Peruano que ese payaso se haya lucido sobre sus lomos. Esperamos que nunca màs se asome otro pobre diablo de alguna la jefatura del ejercito y menos que se monte sobre otro de nuestros hermosos caballos de paso peruanos. No vaya a ser que a partir de ahora los chilenos esten moviendo sus fichas para patentar esa grandiosa especie de caballos

Diego dijo...

Anonimo

Lo que si no cabe duda.... es que Los burros son originarios de Perú!

Salud por el Pisco Chileno!

Anónimo dijo...

Señor

César Hildebrandt

Que lejano está usted de la persona que imaginamos. Porque su estilo inquisidor, frontal y temerario con el que ha establecido una marca en la conciencia de los peruanos, se reduce a un estilete vulgar y desdichado cuando atropella e insulta.

Me refiero específicamente a su artículo “El general y el caballo” en donde se refiere a mi persona, autor del guión de la película Vidas Paralelas (no menciona mi nombre) como un “ciempiés”.

Debo entender su epíteto como un “arrastrado”, “sobón”, “servil” o cualquier cosa que se le parezca.

Sus diferencias con las instituciones del país o sus puntos de vista, que supongo que deben ser muy respetados, no le dan derecho al insulto, señor. Si no está de acuerdo con lo expuesto en la película, no está obligado a colgarle un rosario de elogios. De gustos y colores no han escrito los autores. Pero tanto usted como yo sabemos, que de allí al insulto existen varios kilómetros de distancia.

¿Qué pasaría si yo lo insultara? En este país, donde la sorna es un bien de uso público, no sería muy difícil encontrar una millonada de adjetivos para calificarlo, pero en el Ejército he aprendido lo que es la caballerosidad; un valor del que usted parece adolecer.

Cuando fui convocado para este proyecto, no me puse a disposición por ser un “ciempiés”, sino por una orden. Pero como ya soy capitán y tengo el discernimiento suficiente para darme cuenta de lo bueno y lo malo, lo hice con mucho gusto, por mis compañeros y por mi propio Instituto, que me alberga mal que bien desde que era un adolescente.

No le voy a pedir una disculpa, porque tomo las cosas como de quien vienen. Tampoco voy a hacer juicios sobre la prensa, porque no me compete. Una prima mía me contaba que era amiga de su hijo César, describiéndolo “como todo un caballerito”. Me parece que no se parece en absoluto a usted ni a su verborrea.

Tumbes, 31 de diciembre de 2008

Carlos Enrique Freyre

DNI 07631848