jueves, 24 de julio de 2008

De Leysi Suárez a Lady Godiva

Lo que no se ha entendido en todo esto de una modelo sentándose calata sobre la bandera peruana es eso de la globalización.
O sea que sí nos debe ofender que la tal Leysi Suárez ponga el trasero sobre la bandera de la que es súbdita, pero no nos debe ni siquiera mover un pelo que toda la economía se haya vuelto extranjera, en general, y chilena, en particular.
Un poco de coherencia, please.
¿No es que ya no hay fronteras –como dice Vargas Llosa-, ni nacionalismos?
¿No es que hemos dejado de ser tribus endogámicas y apostamos ahora al comercio mundial, con la OMC (Organización Mundial de Comercio) de Basílica?
Pues bien, si ya no hay países sino telecés, ¿por qué debería haber banderas sagradas, símbolos patrios, marcas antiguas de los estados-nación en trance de desaparecer?
Es curioso que una tal Leysi Suárez, que parece una modelo para el “antes” de un método de adelgazamiento, haya puesto en ridículo la tesis del ultraliberalismo sin patria ni bandera.
¿O sea que sí hay patria y sí bandera, doctor Flores Aráoz?
Y entonces, ¿por qué arriamos la bandera de las empresas que otros sí reservan para sus estados (el cobre de CODELCO, el petróleo de ENAP, la capacidad exploratoria de PETROBRAS)? ¿Y por qué ni el aeropuerto llamado graciosamente Jorge Chávez es peruano sino que está en manos de un consorcio internacional tramposo?
Y ya que estamos en esto, ¿serán peruanos los que celebraron el cierre de “la línea de bandera”, paso previo al dominio chileno del cielo comercial del Perú? Y ya dispuestos a provocar, ¿no nos da vergüenza decir que son peruanísimos los Carlos Torres Caro y los Gustavo Espinoza?
Lo que la editora de la revista que publicó las fotos de Leysi Suárez debería explicar es si su crítica a la globalización va a quedar allí o si estamos asistiendo al nacimiento de un nuevo partido, decididamente venido de la farándula.
Porque aun cuando la señorita Daisy Ontaneda –la editora en cuestión- no lo haya querido, es inevitable comparar a Leysi Suárez con Lady Godiva.
Como todos sabemos, Lady Godiva también se montó desnuda sobre un caballo. No lo hizo, claro, para una sesión fotográfica de horrendo gusto sino porque así pudo convencer a su marido, Sir Leofric, señor de Coventry y conde de Chester, a que rebajara los impuestos.
Por eso es que detrás de la imagen pintada por el inglés John Collier en 1898 –una Lady Godiva adorable, desnuda y con la cabeza gacha, montada sobre un caballo blanco- hay siempre un mensaje de rebeldía y de triunfo popular. Y lo cierto es que esta mujer del siglo XI logró pasear desnuda sin ser vista, dado que el pueblo de Coventry, avisado, cerró puertas y ventanas para que nadie se asomara a verla. Y el señor de Coventry tuvo que rebajar las tasas y las exacciones.
Por lo tanto, es lícito preguntarnos si esta señorita Leysi Suárez, cuyo nombre real es Lacey Zamudio, ha querido poner la pica en Flandes con un desnudo mensaje dirigido al ministro de Economía. Porque eso de que los símbolos patrios han sido vejados –como sostiene el ministro de Defensa que representa a un ejército en ruinas que no podría defender ninguna soberanía- suena peor y más cínico que cualquier frase de Alberto Fujimori, ese japonés que nos gobernó a patadas con el aplauso de millones de “perguanos”.
El problema no es que alguien se siente sobre la bandera. El problema es en qué trapo escenográfico han convertido los que nos gobiernan la bandera que alguna vez inspirara tanto respeto.

4 comentarios:

aldito m. dijo...

He leído y escuchado todo tipo de comentarios por la forma en que la bailarina Lacey Zamudio Juarez, más conocida como Leysi Suárez, utilizó como montura para caballo el sagrado pabellón nacional, en la sesión de fotos que le realizó desnuda una revista recientemente lanzada al mercado.

Los ministros de Defensa y Justicia, Antero Flores-Araoz y Rosario Fernández, respectivamente, han considerado como un vejamen a nuestra bandera su actitud y señalado que el artículo 344 del Código Penal establece que cualquier ultraje a los símbolos patrios puede ser sancionado hasta con cuatro años de prisión. A esta posición se han sumado no pocos respetables colegas.

Pero también han existido otros connotados periodistas y analistas que han afirmado que se está ‘exagerando la nota’ con este tema y que sólo se está promoviendo gratuitamente la imagen de Suárez y de la publicación donde aparecieron sus polémicas fotos. Y, cómo no, hay quienes dicen que algunas reacciones oficialistas sólo formarían parte de una ‘cortina de humo’.

Todas las posiciones tienen un grado de validez considerable y, por ello, lo más importante es valorar cuál es más irrefutable que las demás. Es innegable que Leysi Suárez y la debutante revista buscaban un nivel de polémica que les permitiera estar en boca de todos, con los beneficios económicos que eso implicaba.

Basta enumerar los casos de personajes que despiertan pasiones y el éxito que han alcanzado, para darse cuenta de lo provechoso de la estrategia. Jaime Bayly, Laura Bozzo y Magaly Medina son algunos ejemplos de personas polémicas o, mejor dicho, de figuras faranduleras que han catapultado a su favor aspectos cuestionables de su personalidad o de diferentes actores de la sociedad peruana.



En el caso de la actitud de algunos ministros de Estado es claro que se busca distraer la atención pública, que cada vez descalifica más la gestión del presidente Alan García -con mucha injusticia para ser francos-, mientras que algunos congresistas quieren salir del anonimato con apasionadas denuncias.

¿Era dificíl para Flores-Araoz y Fernández no hacer tanta bulla y dejar que algún funcionario de menor rango presentara una denuncia contra la integrante del grupo musical Alma Bella? Hay que reconocer que la sugerencia no se aplica a nuestros queridos ‘otorongos’, pues si no era un desconocido, seguramente uno que ya ha convertido el ‘robar pantalla’ en una forma de vida hubiese hecho suya la acusación para no perder la costumbre.

Con todo esto no sostengo que Leysi Suárez no merezca una reprimenda parecida a la de Angie Jibaja -pese a mantener mi escepticismo sobre si la modelo aprendió la lección luego de salir de Santa Mónica-, pero comportamientos políticos como los vistos estos días sólo desnaturalizan la función que realmente deben cumplir nuestras autoridades. El patriotismo de Fiestas Patrias no puede ser la excusa para esta omisión.

Anónimo dijo...

¿Cual es la ofensa..?

¿Qué una chica hermosa se siente en la bandera nacional tendida sobre el lomo de un caballo es una ofensa..?

¿Y si en vez de caballo era un búfalo, también era una "ofensa"..?

¿O la silueta femenina es la ofensa..?

Si ponemos a un niño desnudo sobre la misma bandera ¿también es ofensa..?

Para el tránsfuga del PPC, ahora obediente compañero, ¿no constituye ofensa mayor que frente a todos los emblemas y símbolos de la Nación, frente a millones de ciudadanos peruanos que van decidir sobre el futuro de ellos y su familia, se haga compromisos de campaña para ser electo y luego en el poder olímpicamente se burle dichos acuerdos..?

Si para Antero Flores Aráoz la burla, la trampa, la mentira, el cinismo político no constituye ofensa, para millones de peruanos, la mentira es una ofensa espantosa.

¿No es ofensa que un grupo de congresista en representación de la Nación viajen a otro país y terminen completamente alcoholizados sentados en poses indecorosa, nada varonil, apachurrado en las faldas de un mulato semental en un centro nocturno de baja reputación..?

¿Qué acciones entonces tomaron los “alharacosos” que hoy para "ganarse alguito" en el mar revuelto que ellos mismo generan, se rasgan las vestiduras y aparecen engolados haciendo el ridículo..?

Por qué este curioso comprador de "botellas, ropa usada compro...." no denuncia al ex presidente Francisco Morales Bermúdez por "arreglar" con el dictador Rafael Videla, la humillante goleada, 6 - 0 de la selección argentina a nuestra representación en Buenos Aires, para favorecer a los gorilas rioplatenses que andaban de capa caída con su población..?

Y que también denuncie a "Pancho" Morales Bermúdez por violar la Constitución y faltar a los reglamentos militares al permitir el ingreso de ejércitos extranjeros a cometer actos criminales, secuestro y asesinato, en nuestro territorio como lo está ventilando las cortes italianas de justicia.

¿Y qué sanción va proponer este obeso personaje contra sus correligionarios del PPC, con la doctora Lourdes Flores Nano a la cabeza, que por unos febles intis y publicidad en los medios, avalaron, "legalizaron" con su participación, el golpe de estado de abril del 92 en el espúreo CCD del dictador nipón, Kenya Fujimori..?

¿Que dice este político tradicional cuando los futbolistas vistiendo los colores patrios dan verguenza por todo el mundo..?

En esas múltiples ocasiones, ¿hizo algo don Antero Flores Aráoz, o simplemente se metió la lengua al bolsillo..?

Si entonces calló, que sea coherente y que ahora haga lo mismo.

Y si dijo algo que muestre las pruebas.

Don Antero que mantenga en mente que mas fallan los políticos que juran honor y lealtad a la bandera, a la patria y a los peruanos, y luego traicionan a sus partidarios, a sus seguidores, y a los electores, y por ende a la Patria...

Lo que realmente molesta a las cucufatas y a los impotentes... es que la hermosa chica esté desnuda.

- Agggsss fo, qué asco..!

Porque para muchos renacuajos un cuerpo desnudo es pecado..!

El sexo, aunque por ningún lado de la fotografía aparezca, ni tampoco se insinúe, es el problema.

Para los Torquemada modernos, el sexo, la carne humana, es "pecado", les produce repugnancia, les da ganas de vomitar… claro, de dientes para afuera…. Por eso a lo largo de la Historia han quemado en la pira a miles y miles de víctimas inocentes, por lo general, mujeres.

Esta hermosa chica ha hecho algo que los políticos mediocres son incapaces de conseguir: El mejor tributo que se le puede rendir a la bandera es no olvidarla. Siempre tenerla en mente. Ningún padre de la patria, ni ministro alguno, ha sido capaz que buena parte del país recuerde que su bandera existe. Una fotografía de una chica hermosa, genuinamente peruana, ha generado una polémica que nos tiene hablando de nuestro pabellón nacional.

Bravo Leysi Suárez.

NO CONFUNDIR:

Lo que hay que explicarle a los renacuajos es que el SEXO no es pecado..! Y si la excesiva curiosidad los lleva a meter la nariz donde nadie los ha llamado, cierto que huele un poquito a pescado, pero como nadie los invitó, se lo ganaron: Eso es todo.

¿Y los tránsfugas Antero...?

¿Qué ñoña hacemos con los políticos que juran lealtad a un partido y a la primera oportunidad, al mejor estilo de felino callejero, entre gallos y media noche, con su inmensa protuberancia, se escabullen por los techos para zamparse a otras tiendas políticas sucumbidos por la tentación del famoso plato de lentejas..?

¿Y los que hasta ayer con la mano puesta sobre la Biblia juraron en misa ser socialcristianos, y a los dos minutos los vemos en la procesión dando viva al hortelano..?

Le recomiendo al ministro Antero Flores Aráoz visitar la dirección siguiente:

http://www.quechuahostal.com/fotos/leizy_sin_ropa_bandera_peru.jpg

Constantino

Anónimo dijo...

como puedo hacer para conseguir unos datos importantes

Marianito Mores Serra dijo...

Media Huevada la de leysi.... yo con ese trapo sucio que es la bandera peruana me limpio el culo todos los dias despeus de cagar ...