jueves, 14 de enero de 2010

Haití y la hipocresía

Todo el mundo habla ahora de Haití.
Claro, su terremoto llama la atención. Sus casas destruidas son fotogénicas, su palacio presidencial en escombros es espectacular, sus negros quejumbrosos tienen buena voz.
Y, además, están los aviones y las tropas de Obama, aviones y tropas que Haití conoce muy bien en otras circunstancias nada telúricas.
Y los socorristas de todos los países, que llegan de todas partes con su humanitarismo en ristre y sus perros especialistas en distinguir a vivos de muertos. Con eso y los ayes de los sobrevivientes se harán los noticieros de los próximos días.
Porque Haití puede haber sido semidestruido, pero con sus ruinas se harán periódicos y televisiones. Siempre hay un lado bueno en las desgracias.
Porque Haití ahora sí que es noticia.
Gracias a lo que el periodismo de entrecasa llama “las fuerzas de la naturaleza”, Haití es hoy noticia.
Ha necesitado un terremotazo de grado 7 y con epicentro a 15 kilómetros de Puerto Príncipe para volver a ser noticia.
Digamos que Haití ha pagado el peaje tarifario para ser noticia: miles de muertos, miles de viviendas y edificios en el suelo, gente aturdida por doquier, réplicas que no parecen acabar, una polvareda humeante que amenaza su cielo siempre azul.
Pero este país espectral que ahora se luce en las pantallas de cristal líquido es el mismo de siempre: 400 dólares de ingreso anual per cápita, más de nueve millones de habitantes sobre una superficie de apenas 27,000 kilómetros cuadrados, 50 por ciento de analfabetismo, una derecha presocrática empeñada en brutalizar a quien se atreva a intentar cambiar las cosas.
Hundido en la pobreza extrema y crónica, demostración plena de que hay países inviables, Haití es, más allá de males propios, el producto degenerado de años de intervencionismo militar estadounidense.
Estados Unidos lo tuvo bajo la bota de su imperio desde 1915 hasta 1934. No parecía ese un destino muy justo para un país que Francia había inventado como fábrica de esclavos desde el año 1697, tras arrebatarle a España parte del territorio colonial de la isla La Española, y que en una gesta sin precedentes, había sido liberado gracias a una guerra liderada por dos esclavos que terminaron derrotando a los franceses el 1 de enero de 1804, el año de su precoz independencia.
Esos dos Espartacos exitosos, esos dos gigantes de la epopeya anticolonial en el Caribe se llamaron Toussaint-Louverture –que moriría en Francia vejado y torturado- y su discípulo Jean Jacques Dessalines, que aplastó a las tropas imperiales francesas en la decisiva batalla de Vertierres.
Quizá los problemas de Haití empezaron cuando Dessalines, el primer guerrillero heroico de América Latina, se proclamó, para sorpresa de muchos, emperador. La trayectoria circular pudo empezar en ese momento.
Papá Doc, esa bestia sanguinaria y rapaz que se proclamó “Presidente Vitalicio” a partir de su elección en 1957, fue un ahijado de Washington. Y lo fue también su hijito y sucesor Jean Claude, el llamado Baby Doc.
Cuando eso ya no pudo sostenerse, entonces vinieron las elecciones supervisadas internacionalmente.
Y cuando las elecciones encumbraron a Jean Bertrand Aristide, un curita respondón y de izquierdas, entonces Washington frunció el ceño.
Pero Aristide no hizo mucho por justificar su fama de cura salesiano expulsado de la Orden por subversivo. De modo que Washington lo toleró.
Lo toleró tanto que hasta ayudó a reponerlo en la silla presidencial tras haber sido depuesto por el golpe del general Raoul Cédras.
Fue en el segundo mandato constitucional de Aristide cuando las cosas se pusieron feas.
Aristide restableció relaciones con Cuba, se acercó a la Venezuela de Chávez y propuso algunas tímidas reformas.
Estados Unidos respondió como siempre, aunque esta vez el golpe de Estado fue encubierto y tuvo una pincelada de sofisticación: en febrero del 2004 Aristide se vio obligado “a renunciar a su cargo” y fue embarcado en un avión bajo la vigilancia de una misión multinacional. Se exilió en la República Centroafricana y, más tarde, en Sudáfrica.
Ayer Aristide, lamentando la tragedia de su país por lo del terremoto, reiteró lo que todos sabíamos: que Estados Unidos estuvo detrás de su derrocamiento y que aquella “renuncia” fue una farsa.
Pero ese es el Haití que no es noticia.
Porque ni la violencia imperial ni el hambre ni la miseria como norma ni la corrupción como endemia ni el dolor silencioso de los miserables son noticia.
¿Haití ha sido destruido por un terremoto?
No lo creo.
Haití vive en estado de cataclismo institucional y nadie dice nada.

9 comentarios:

El Braca dijo...

Asi es, nadie dice nada...ni Ud. tampoco hasta antes del terremoto. A proposito, los peruanos ya hicimos alguna 'hipocrita' donacion?

Anónimo dijo...

PARA EL BRACA
-------------
EL PARTIDO APRISTA(TU PARTIDO)SI
HIZO UNA DONACION,ENVIO UNA SARTA
DE PULGOSOS POLITICOS APRISTAS,DESEMBARCANDO DEL AVION
A LOS BOMBEROS PERUANOS.¿QUE VAN A HACER ESOS MISERABLES COMECHADOS
EN HAITI? LOS BOMBEROS TENIAN QUE
IR CON URGENCIA,PORQUE CADA MINUTO
CUENTA. NO ES POSIBLE QUE LA ESTU
PIDEZ Y LO INHUMANO PRIME,EN ESTOS MOMENTOS. HAY QUE SER MUY HIJO DE... PARA VIAJAR SABIENDO,QUE OTROS VAN A SALVAR VIDAS."ESTO ES
EL APRA QUE LES PARECE".
POR OTRO LADO EL PANZON GARCIA,DILA
PIDANDO EL DINERO,HACIENDO LIBROS
PARA LOS ESTUDIANTES CON SU FOTO
GRAFIA QUE PARECE UN IDI AMIN,POR
LO MUCHO QUE TRAGA,Y QUE PARECE
QUE VA A REVENTAR.SIEMPRE EL PAN
ZON HABLANDO COJ......COMO CORTINAS
DE HUMO PARA TAPAR FAENONES,INDUL
TOS,VENTAS DE TERRENOS,CONDUCTA IN
MORAL(ESPOSA DE VICTOR RAUL SOTELO,
AVENTURAS CON LA CHESSMAN,ETC ETC,)
EL PERU ES UN PAIS SUBDESARROLLADO
PORQUE EN UN PAIS CULTO,EL PANZON
ALAN GARSUA NO DURABA UN MES EN EL
CARGO,A LO MUCHO QUE HUBIERA ASPI
RADO ERA A PRESIDENTE DE UN CLUB
DE TERCERA DIV. DE FUTBOL,O A POR
TERO DE DISCOTECA.
¿Y LOS APRISTONES QUE DICEN? NADA
APLAUDEN AL MOZO E CHIFA DEL PAN
ZON,YA ES HORA QUE SE DEJEN DE TON
TERIAS Y TENGAN LOS HUEVOS SUFICIEN
TES,PARA DECIRLE A ESE MANCEBO DE
HAYA DE LA TORRE QUE SIGA ENSUCIAN
DO EL SILLON PRESIDENCIAL(SI ES QUE
CABE) Y SE PORTE COMO UN SEÑOR QUE
LE SERA MUY DIFICIL, PERO QUE HAGA
EL INTENTO.

El Braca dijo...

Oye Anonimo, ademas de decir verdades, medias verdades y algunas mentiras contra Garcia y el Apra, porque no aportas algo?. Es que cada vez ue haya un suceso o tragedia como el terremoto de Haiti, tambien nos vas a hablar de Garsua? como tu le dices. Las donaciones no solo tienen que ser del estado, la gente tambien se une y aporta. Guarda ese rencor para cuando estes a solas con tu amigo Paricio o espera un aticulo sobre Garcia y su Gobierno para que hagas todas las denuncias que creas conveniente.

Anónimo dijo...

PARA EL BRACA
--------------
HABLO DEL PANZON GARCIA PORQUE ES
EL AMO Y SEÑOR DEL APRA,NADIE MUE
VE UN DEDO SIN CONSULTARLE PORQUE
LE TIENEN MIEDO¿TU CREES QUE ALAN
NO SABIA QUIEN VIAJA EN SU AVION?
POR FAVOR NO SEAMOS TAN INGENUOS.
DIGAME BRACA¿CUALES SON LAS MENTI
RAS? SI ME DEMUESTRA QUE ESTOY MIN
TIENDO,YO ME RETRACTO Y PIDO DIS
CULPAS,PORQUE CUANDO UNO METE LA
PATA ES DE CABALLEROS RECONOCER.

Anónimo dijo...

Su articulo me crea ciertas dudas. Efectivamente el hambre la pobreza y las injusticias que provocan los poderosos, nunca son noticia de más de un día o una pagina. Pero SI los acontecimientos internacionales; políticos, artísticos, deportivos o sociales. Otra cosa es el tratamiento mediático de un cataclismo o desastres naturales, que causan miles de victimas y si además van acompañados de visitas "turísticas" de mandatarios y famosos, pues mejor para crear y vender noticias, sin coste alguno.

Pero los medios de comunicación son así, publican lo que "vende" y dan dividendos económicos o ideológicos, incluso difamando a contrarios o justificando guerras, golpes de estado y genocidios contra los pueblos y la humanidad. Lo que denuncian hoy, lo critican mañana, según convenga a sus intereses.

No se si este articulo sobre Haití es procedente. Ayuda a conocer la historia de Haití, pero ante una catástrofe humanitaria, que es lo que hay que hacer ¿Pedir cuentas antes de actuar?.

Miguel Castro (Sevilla, España).

cecilia dijo...

Creo que Cesar Hildebrant es consecuente en sus criticas en este post con sus denuncias diarias ,puesto que no es necesario ir a analizar pais por pais , ni caso por caso y etc.para saber que el en sus analisis sobre las contradicciones del sistema ,y puesto que suele nombrar las injusticias y etc. ya lleva includio el tema de las desigualdades en Haiti, y por las desigualdades existe un pais como ese, y solo es un ejmplo.Manana aparecera otro suceso , con nombre propio, y desde este blog , antes de que suceda, yo considero que se toma en cuenta , creo que de eso set trata este blog.
saludos.

Anónimo dijo...

En caso de catástrofe natural, ¿es más coherente, o menos “hipócrita”, demostrar interés por un país que ocupa con regularidad las páginas de los periódicos? ¿Qué quiere, que porque Haití haya sido ignorado hasta este momento nos quedemos impasibles ante las consecuencias del terremoto? Y si mañana hay una catástrofe en Tayikistán, que tampoco le importa a nadie, ¿vamos a negarle toda ayuda para ser “consecuentes” con nuestra indiferencia? ¿Se imagina la situación?

Estoy de acuerdo con usted, y me parecen muy denunciables las injusticias que se han cometido en Haití. Me temo también que en cuanto termine la ola mediática que ha producido el terremoto el país va a dejar una vez más de importarle al mundo. Sin embargo, otra cuestión muy diferente son las medidas, las ayudas, las campañas y todas las actuaciones, y no sólo de gobiernos, dirigidas a colaborar con la parte castigada y que se hacen realmente indispensables. Y me fastidia decir esto, porque me parece que la prensa está cada día más vendida, pero incluso ella desempeña un papel importante de difusión, a pesar de que luego trate de hacer leña del árbol caído.

Siempre hay un lado bueno en las desgracias, dice usted; al fin y al cabo, si no llega a ser por ésta, usted tampoco se habría sentido movido a reflexionar al respecto, y no me parece hipócrita, me parece natural.

Un saludo.
Pablo Moreno González (Madrid)

gajup765 dijo...

se necesita q haiti sea un pais asi desordenado y caotico para q se pueda usar como se usa en la ruta del narcotrafico a mi me parece no se increible lo q paso en puerto principe y al otro lado de la isla en la republica dominicana ni se despeinaron eso si q es ser salados por lo menos ahora los dominicanos ya no quieren matar a machetazos a sus vecinos haitianos como antes en fin haiti es una afrenta para la hermandad americana pèro sabemos q los culpables del estado calamitoso de este pais no es solo un terremoto si no la politica norteamericana de bloqueo y chantaje hacia el pais mas pobre del continente

Anónimo dijo...

no se si pensar en lo que dices compañero hildebrant en cuando afirmas en otro de tus articulos cuando la mierda tenga valor los pobres naceran sin culo o creer que hasta Dios se olvido de los pobres, o no se o esque quizo tomar examen a los poderosos a ver si tenian la capacidad de solidaridad, si examen de solidaridad y NO tienen LA CAPACIDAD DE responder correctamente y responden con piedad que es denigrante a la dignidad y a la condicion humana si los amos del mundo no hbieran destruido antes hayti. ellos facil que se levantaban solos sin tanto figurete y super man,
muchos humanos no fustigamos a los culpables, no hacemos nada por castigar a los verdaderos culpables pero somos valientes castigando a los inocentes los mas grandes asesinos y criminales los terroristas de estado como bush,con la maldita guerra que desencadeno en el oriente, alan con tanta muerte y asesinato gobierna, estos viven tranquilos pelando las muelas super optimistas ellos dicen que viven en el mundo de las maravillas hablan bonito de crecimiento de disminucion de pobreza, democracia pero cuando menos resultan apuñalando al pueblo por el culo los putos medios de comunicacion nos adormecen y nos hacen dia a dia mas insensibles que ya nada nos conmociona vemos sangre violencia es el enriquesimiento a los noticieros el terremoto en hayti fue la gota que derramo el vaso hayti estaba en ruinas antes de esta tragedia o que es igual a que "hayti lo habian llevado a la ruina antes del terremoto los paises civilizadasos que nos gobiernan"