viernes, 23 de octubre de 2009

Encuesta ocultada

Como ningún periódico lo ha reseñado, pues aquí va el resultado de la encuesta que acaba de hacer la Universidad de Lima en relación a esa ceremonia depravada que algunos llaman “fiesta taurina”.
Resulta que el 73 por ciento de los encuestados en la ciudad de Lima rechaza esa barbarie y sólo el 27 por ciento la aprueba.
O sea que la aprobación a “los toros” está en el mismo nivel que la popularidad del presidente de la República.
Además, como lloriqueaba un cable, un 67 por ciento señaló que aquella infamia no puede ser considerada “una fiesta nacional”.
Qué decepción para los cuchilleros vestidos de bermellón y oro.
¿Y ahora qué hacemos?
¿Qué le decimos a alias El Juli y a alias El Cid?
Por lo pronto, como dicen que vivimos en democracia, el alcalde del Rímac debería cuadruplicar los impuestos al uso del camal de Acho y quintuplicar el porcentaje ridículo que hoy cobra por cada entrada. ¿O es que recibe algún estipendio subrepticio?
Porque ese 73 por ciento de asco y condena debería ser tomado en cuenta.
¿O es que las mayorías no significan nada?
Mi insistencia en el tema viene de lejos y se emparenta, de algún modo, con aquellas creencias orientales sobre la transmigración de las almas.
Vishnú, uno de los dioses del hinduismo, fue primero un pez, después una tortuga, más tarde un jabalí y, por último, un león con melena y todo.
Pero este amor por los animales también procede de San Francisco, quizá el mayor personaje del cristianismo después de Cristo. Porque “el mínimo y dulce” Francisco de Asís –los adjetivos son de Rubén Darío- estaba convencido de que los animales eran hermanos del hombre y hablaba de la hermana paloma y del hermano lobo.
Lo que muchos cristianos no saben es que el cristianismo es zoofilo y que esa doctrina fue expresada por Cristo el llamado Jueves Santo, cuando ordenó a su grey la fraternidad humana en la divinidad y la supresión de los sacrificios cruentos de animales.
No hace falta recordar que el Papa San Pio V promulgó en 1567 una bula anunciando la excomunión de los príncipes cristianos y jerarcas eclesiásticos que toleraran “estos torpes y cruentos espectáculos
más de demonios que de hombres...”
Es cierto también que la España negra presionó, con el infame Felipe II a la cabeza, y que, al final, el Papa Clemente VIII levantó la prohibición sin dejar de condenar el espectáculo.
En España, sin embargo, para honra de los llamados grandes, fue el conde de Bailén quien en 1960 fundó la Asociación contra la Crueldad de los Espectáculos.
Bailén recordaba que fue San Prudencio, Obispo de Calahorra, quien convenció al emperador Honorio, en el año 404 de nuestra era, para que aboliera la salvaje lucha de los gladiadores. Y se preguntaba si algún obispo podía hacer algo respecto de los toros.
En este rechazo visceral a la crueldad que quiere ser arte y al salvajismo que aspira a ceremonia han estado españoles como Ramón y Cajal, Manuel Machado, Gregorio Marañón o Jacinto Benavente.
Ni ibérica resulta ser del todo esta bestialidad. En Creta, hace 3,000 años, a algunos hirsutos se les ocurrió que los bueyes podían ser meneados y aporreados.
El famoso antitaurino Santiago Esteras Gil, de cuya pluma procede buena parte de la información de esta columna, cita esta frase de Virgilio: “Hay que respetar el dolor que no tiene palabras, el derecho que no tiene defensa”.
Y cuando Lawrence Grobel le preguntó a Marlon Brando, en una legendaria entrevista, qué era lo que más le repugnaba, el gran actor respondió sin miramientos ni modales:
“Las corridas de toros. Me gustaría ser el toro, pero con mi propio cerebro. Primero, me concentraría en el picador. Luego perseguiría al matador. No, me le acercaría hasta que se ensuciase el calzón de miedo. Y le metería un cuerno en el culo y lo haría desfilar alrededor de la plaza...”

10 comentarios:

Humano 666 dijo...

Sería interesante que se le ponga al toro unas bolas de caucho en los cuernos para evitar la muerte del torero, y para el toro nada de banderillas, lanzas o picas, así los dos estarán a la par con todo el arte y fuerza.

Yo tampoco se porque se trata de esa manera al pobre toro, tan bello animal, no es necesario matarlo de a pocos para encontrar belleza en su potente andar, danza y reto es lo que propongo.

Con esas bolas de caucho en los cachos también se podrían hacer retos antiguos como el salto con garrocha, que se ve en algunos grabados de Goya, o "el golpe a la fila" en el que el último sale disparado como escupida de músico.

Para los crueles que les quede el consuelo que el torero puede ser pisoteado y el toro muerto de infarto.

Abrazos desde Arequipa

cecilia dijo...

Que de barbaros cuando dicen , es una pelea en la que cualquiera de los dos ,el torero o el toro, puede morir!!!

Patricio Lynch Solo de Saldivar dijo...

Toros, Peleas de Gallos, polladas, abortos, bozzo bayly, hidelbrandt, humala, sulca, cholo juanito....corrupcion producorres de coca, ovoides, terrorismo, delincuencia, incultura, colera, desnutricion.... no seria nada que existiran pero que nunca salgan de peru para que no contaminen...

peor 3 millones de degraddos peruanos repartiendo su degradada moral.... es demasiado...debemos asistirlos para liograr una SOlucuion Final al problema Peruano... por el bien de la especie humana...

Edgar dijo...

Me parece o Hildebrandt últimamente se va por las ramas. Hay temas más importantes, ejemplo la carrera electoral que se aproxima.

Rolando dijo...

La "fiesta taurina" es una fiesta a la muerte. Estamos tan involucrados en nuestro país en un ambiente de violencia y muerte, que a muchos esta llamada "fiesta taurina" les parece un arte. Este ambiente de violencia lo podemos constatar en cualquier momento, con solo salir a la calle, por ejemplo, fijandonos en el trafico, podemos ver a las combis como ejercen la violencia con los pasajeros, y como ponen en peligro de muerte a los mismos con sus maniobras temerarias, esto se ha hecho tan normal que la mayoría ya no se admira de esto y lo toma como normal. Tambien sin ir muy lejos en la calle tambien podemos observar y vivir la violencia y respirar un aire de muerte, cuando escuchamos en alguna casa vecina como pelean dos hermanos, o el padre golpeando al hijo, o borrachos trompeandose en la esquina, o pandilleros enfrentandose entre si con piedras, botellas y cuchillos. O al encender el televisor podemos ver los populares noticieros en horas punta mostrandonos los secuestros al paso, asaltos a entidades bancarias, robos, asesinatos, a la policia antimotines reprimiendo una marcha, etc. ni que decir de diarios y pasquines. Es importante estar enterados de lo que se nos oculta, como es el caso de esta encuesta. El Sr. Hildebrant es un especialista en descubrir informacion que los gobiernos tienden a ocultar. Esta información nos permite poner una pieza más en el rompecabezas de nuestro pais, y nos da una muestra clara de como el gobierno maneja la información, aunque estas no parezcan muy importantes. Una muestra de que un país esta mejorando, prosperando, evolucionando, es cuando va dejando o suprimiendo "tradiciones salvajes" que lo único que hacen es aportar o alentar costumbres negativas en la sociedad. El Peru es un país que parece haber encontrado el camino del desarrollo y la prosperidad, recien estamos empezando, y tenemos que ir cambiando y mejorando algunas cosas para ser mejores y prosperos. Hay que dejar atrás todo lo que no contribuya a nuestro crecimiento como nación, a nuestro mejoramiento como personas y como pueblo que busca la paz y la armonia. Aunque lo que tengamos que dejar atrás sea una tradición admirada por nuestros padres. Ellos tenian otra forma de pensar producto de su tiempo. Ahora nosotros vivimos otros tiempos y tenemos que tener una manera de pensar acorde con lo que queremos que sea nuestro amado país, PERU.

Anónimo dijo...

¡¡¡Es increííííblebleble!!!. Hildebrandt que te pasa, te procupas por la vida de los toros bravos, sin embargo, estás de acuerdo con el
¡¡¡AAAABBBBOOORRRTTTTO!!! osea para tí ¿¡la vida humana no vale nada!? y ¿¡la vida animal SÍ!?.

Anónimo dijo...

Los rotos, roterías y otros conceptos aledaños de estos chilenos:

- El roto pichichi = rotos choros
raza araucana.
- roteque: = roto sin apellido, un
bandido, roto patipelao.
- roto con plata: = metido a gente???

Chile se pobló de puros POBLETES, SEGUNDONES, SIN ACCESO A TIERRAS, FUGITIVOS DE LA SANTA INQUISICIÓN, FUNCIONARIOS DE TERCERA CATEGORÍA, MILITARES SIN FORTUNA EN BUSCA DE OPORTUNIDADES PARA HACERLA, COMERCIANTES RASCAS, PIRATAS DISFRAZADOS, ETC., ETC.,

La "presunta nobleza", la "aristocracia chilena" es una casta descendiente de mercachifles afortunados,
agiotistas y especuladores, huaqueros de metales preciosos, descendientes de soldados y oficiales de "mala muerte" que se "hicieron" de tierras entre los XVI y XVII y en esa condición se convirtieron en terratenientes y amasaron FÁCILES FORTUNAS.

Anónimo dijo...

el mejor ejemplo de lo anterior...el rosquete linch

Anónimo dijo...

El Lynch, que condena el sacrificio de los toros como la ultima lacra social. Nos habla de la solucion final al problema peruano.
Este señor esta jodiendo no? Usa esos terminos aproposito citando a Hitler refiriendose a los judios. O el señor Lynch no tiene otra intencion que agitar los animos insultando o realmente es una persona con un coeficiente intelenctual de 3 o 4 masomenos. Osea intelenctualmente desafiado por el mundo.

Annariel dijo...

Ojla que las corridas se acaben pronto, ya es hora de que esas mentes evolucionen dejando atras el maltrato animal.
El aborto deberia ser legal ya que estas botando una masa informe de celulas, asi como cuando te suenas la nariz.