miércoles, 2 de septiembre de 2009

Hitler hoy

El siglo XX empezó con una gran guerra, siguió con una peste, continuó con una segunda gran guerra y terminó con un imperio jugando solitario con el mundo.
No fue un gran siglo el XX. Fue una matanza sucesiva, un frenesí de la abyección.
Ayer recordamos el comienzo de la aventura de uno de los criminales más claros de la historia: Adolfo Hitler. Pero hablando de él se ocultan muchas cosas.
Lo que no dice “El Comercio”, por citar un ejemplo doméstico, es que algunos de sus columnistas y directivos –empezando por don Carlos Miró Quesada Laos- simpatizaron con el fascismo italiano, con el falangismo hispano y con el nazismo alemán. Es que eran universales los muchachos.
Y lo que nadie dice, empezando por la señora Ángela Merkel, es que a Hitler lo apoyaron desde la Bayer, en Munich, hasta la IBM, en Armonk, pasando por toda la aristocracia industrial europea y todos los conservadores del mundo.
Gracias a que Hitler fue, además de asesino, una perfecta mula en términos estratégicos es que no tuvimos un mundo a su medida: una Europa nazi y un Japón imperial dominando la mitad del mundo y una América adecuada siguiéndoles el compás.
Ahora la Europa que autoriza bombardeos en masa y el secuestro de países enteros (Irak, Afganistán), mientras silba mirando el techo cuando de Gaza se trata, pretende distanciarse de Hitler todo lo que puede.
Puede poco. Para recordarnos que hay un Hitler latente detrás de muchos europeos están la derecha austriaca, el franquismo intacto del PP español, la Liga del Norte en aquel Milán que vio nacer a Mussolini. Y ya van a ver ustedes: apenas aprieten las cosas y apenas quemen las papas las “soluciones radicales” se vomitarán en las plazas donde hoy se habla de la democracia como de un valor eterno.
Salimos de la segunda guerra mundial como los mamíferos territoriales que nos gusta ser: sin aprender nada.
No habían terminado de recogerse los escombros en aquel Berlín hecho pedazos cuando estadounidenses y soviéticos estuvieron a punto de empezar la tercera gran guerra.
Y así vivimos, en la cornisa del terror, hasta que el muro de Berlín fue derribado.
Estados Unidos no entendió el mensaje. Que cayera el muro no significaba que se le diera un cheque en blanco.
Pero Estados Unidos actuaba como si se le diera un cheque en blanco. Y en el Medio Oriente armó, avaló y compartió una política israelí que sólo podía convocar a la venganza más extrema.
Y la venganza más extrema y repugnante produjo el triunfo del conservadurismo más hirsuto. Y ya no fueron la cara de Lincoln o de Jefferson las que se asomaron sino la de Dick Cheney y Bush junior. Un canalla y un idiota eran el emblema del país que nos había salvado de Hitler y sus hordas.
¿Nos había salvado?
¿No hubiera Hitler avalado el exterminio de ciudades y civiles?
¿No habría Hitler admirado la mentira de las armas de destrucción que no existían, el rapto y asesinato de sospechosos encerrados en cárceles clandestinas, el campo de concentración de Guantánamo, la alianza del Estado y el capital ante la crisis del sistema?
¿Qué es Hitler hoy? ¿Una pesadilla o un tácito secuaz?

8 comentarios:

Liliana Castro Manarelli dijo...

No hemos aprendido de la historia y seguimos rindiendo culto en los tiempos modernos a sinverguenzas y estiércol humano como Pinochet, Fujimori, Chávez, etc. Reapasar la historia con criterio es productiva para esquivar la reiterada estupidez humana.

ALDO MARIATEGUI dijo...

YO SI ESTOY DE ACUERDO CON HITLER QUE DEBERIAMOS ELIMINAR AL RESTO DE RAZAS PORQUE SOY BLANQUITO DESDE MI POTO IGUAL QUE EL AMANTE DE MI MADRE (Y CREO QUE HASTA ES MI PADRE) BEDOYA UGARTECHE ME REVIENTA VER INDIOS EN EL CONGRESO QUE SEAN MAS IMPORTANTES QUE YO , LOS NEGROS SOLO DEBERIAN EXISTIR COMO SEMENTALES DE LAS VIEJAS PITUCAS COMO MI VIEJA.
NO SE OLVIDEN DE COMPRAR "CORREO" AUNQUE SEA PARA PAPEL HIGIENICO Y LEAN A MI API BEDOYA UGARTECHE.
Y NOS E OLVIDEN DE VERME EN LAS MAÑANAS CON MONICA DELTA LA BLANQUITA QUE SE QUEDABA CALLADA EN EL FUJIMORISMO, SOMOS LA PANDILLA BASURA DE LA TELEVISION.
UN SALUDO A MIS COLEGAS RACISTAS: RAFAEL REY, MARTHA HILDEBRANDT, LUCIANITA LEON, ETC..

Anónimo dijo...

Hitler vive en muchos políticos de M.. No hay democracia, el Perú sigue siendo un burdel.

Anarki dijo...

La guerra de la Alemania Nazi en la segunda guerra mundial era ampliamente apoyada por 2 organizaciones una de las cuales era Interessen-Gemeinschaft Farbenindustrie AG (I.G. Farben), esta produjo el 80% de los explosivos alemanes para la guerra e incluso el gas Zycklon B usado en los campos de exterminio Nazi.

En el año 1941, una investigación expuso un cartel entre la Standard Oíl Co., con base en los Estados Unidos y de propiedad del magnate J.D. Rockefeller, y la I.G. Farben.

De hecho era tanta la cohesión entre estas 2 empresas que la fuerza aérea alemana no podía operar sin un aditivo especial creado por Standard Oíl Co. Como ejemplo el bombardeo en Londres por parte de Alemania, fue posible por una venta de 20 millones de dólares de este producto por parte de la empresa de Rockefeller.

Otro de los socios silentes de Alemania en la segunda guerra mundial fue la Union Banking Corp. la cual fue castigada bajo el Acta de comercio con el Enemigo, durante la Segunda Guerra Mundial en Octubre de 1942. La corporación (en la cual Prescott Bush, sirvió como Director y Vice Presidente), estaba controlada primariamente por la familia Harriman y fue considerada como una organización Nazi. Financistas de Adolf Hitler, la familia Harriman, formó el UBC para manejar las inversiones Nazis en Estados Unidos de América. El reporte congresista describió al Union Bank como una "Compañía interconectada" con el Trust Alemán del Acero. (Wikipedia)

Como vemos EEUU, sus representantes asi como sus grandes hombres de negocios no tienen reparo en comprometerse con cualquier causa siempre y cuando esta les genere utilidades.

El que gusta puede visitar mi blog, donde trataré estos temas y demas, recien estoy iniciandolo pero quisiera compartirlo con ustedes:
http://larevolucionradical.blogspot.com/

MARTHA HILDEBRANDT dijo...

YO AMO A JITLER ES MI IDOLO

cecilia dijo...

Es que mientras sigan los mismos en el poder solo se abra cambiado de la dictadura y sus medios directos de violencia y etc. a la hipocrecia que encierra actuar bajo las mismas consignas productos de sus prejuicios o sus valores que ellos creen son superiores y promoviendolos pero ya institucionalizadas por lo tanto educandonos bajo una dictadura disfrazada.Y lo peor es que como tontos muchos les siguen el juego y se arrastran a sus pies.
No ha cambiado mas que el "plan" y todavia tienen justificacion pues los culpables dicen son los que lo aceptan.
Es que hay sociedades que ya no ya ya estan re-enfermas.....en su inconciente colectivo realmente lo que hay es el sucicidio...
A los que nos gusta la vida debemos dar alternativas, claro y bien hechas y dichas.
saludos.

keiko fujimori dijo...

Admiro al Hitler por que es igual a mi "papi".

cesarea dijo...

VIVAA EL FUHRER,..!!! VIVA EL REDENTOR,..!!..JAJA,...ASI SERA ,.POR MAS QUE A LOS DEMAGOGOS LES DUELAA,.!!;.